Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Ecuador emite licencia obligatoria para droga contra VIH

[QUITO] Ecuador promulgó una licencia obligatoria para uso público no comercial del medicamento Kivexa, contra el VIH/SIDA, con lo que espera dar mayor cobertura y a menor costo a la población afectada por esta enfermedad, la que tiene acceso universal y gratuito a terapia.

La licencia anunciada en noviembre pasado para Kivexa —una combinación de los fármacos Abacavir y Lamivudina, patentada por la farmacéutica GlaxoSmithKline— es la primera que autoriza la producción de un genérico a un laboratorio ecuatoriano y la segunda que emite el Instituto Ecuatoriano de la Propiedad Intelectual (IEPI), luego de que en 2009 lo hiciera con Kaletra (Ritonavir/Lopinavir), de Abbott.

DE UN VISTAZO

  • Ecuador promulgó su segunda licencia obligatoria para producir la versión genérica de un antirretroviral (Kivexa)
  • El Estado espera ahorrar hasta 75% del costo que actualmente paga al laboratorio dueño de la patente
  • Este es el segundo país latinoamericano después de Brasil que emite licencias obligatorias

Las licencias obligatorias son permisos que da un gobierno para producir un producto patentado sin el consentimiento del titular de la patente.

En el caso de Ecuador, el otorgamiento se ampara en un decreto ejecutivo que garantiza “la disponibilidad y acceso a medicamentos de calidad, seguros y eficaces”, y que dispone que “prevalecerán los intereses de la Salud Pública sobre los económicos y comerciales”.

Ecuador es el segundo país latinoamericano después de Brasil que emite licencias obligatorias para fármacos contra el VIH/SIDA, política que contempla además a las enfermedades oncológicas.

El permiso para producir un genérico de Kivexa fue otorgado por el IEPI al laboratorio ecuatoriano Acromax, el que se compromete a fabricarlo con la misma calidad y a menor costo que el original, en un plazo aún no definido.

Hasta ahora, Ecuador ha pagado a GlaxoSmithKline alrededor de US$6,43 por comprimido de Abacavir/Lamivudina. Si bien no se ha establecido el precio final del genérico, en un comunicado el IEPI estima que la reducción será del 75 por ciento del valor del original.

El menor costo podría permitir que el fármaco amplíe su cobertura, reemplazando a otros de primera y segunda línea, que causan más efectos colaterales.

El director del IEPI, Andrés Ycaza, explica a SciDev.Net que al emitir la licencia se notifica a la farmacéutica dueña de la patente, a la cual se le reconoce una regalía mínima calculada de acuerdo al Producto Interno Bruto.

Fausto Vargas, coordinador nacional de la Coalición Ecuatoriana de Personas que Viven con VIH/Sida (CEPVVS), dice a SciDev.Net que “la emisión de esta licencia no es una novedad”, pues forma parte de las garantías de salud que el Estado da a sus ciudadanos.

Pese a ello, destaca que “favorecer el acceso a los medicamentos es un paso importante, pero el gran objetivo es mejorar la calidad de vida de quienes vivimos con VIH y eso implica un trabajo integral, que incluye condiciones sociales, laborales, culturales… equitativas”.

En Ecuador hay 22.177 personas viviendo con VIH, 9.911 que han desarrollado SIDA y 7.031 han fallecido por esta causa entre 1984 y 2011.

SciDev.Net quiso obtener la opinión de GlaxoSmithKline, pero no hubo respuesta.