Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Daños congénitos por zika atacan todo el sistema nervioso
  • Daños congénitos por zika atacan todo el sistema nervioso

Crédito de la imagen: Saúde Bahia / Flickr

De un vistazo

  • Estudio sobre daños por zika confirma en humanos lo hallado en animales y modelos tridimensionales

  • Según los expertos, los daños congénitos afectan todo el sistema nervioso

  • La caracterización de las lesiones puede ayudar en el diagnóstico precoz de enfermedades

Shares
[SÃO PAULO] Investigadores brasileños presentaron nuevas evidencias de que la infección por el virus zika puede desencadenar una serie de lesiones en todo el sistema nervioso de los niños, corroborando por la primera vez en humanos lo que había sido verificado solo en estructuras tridimensionales del cerebro y modelos animales.
 
En un estudio publicado en la revista Acta Neuropathologica (22 de marzo), los expertos analizaron las estructuras del sistema nervioso de diez recién nacidos infectados por zika que murieron después del parto entre febrero y noviembre de 2016 en el Rio de Janeiro.
 
Las evaluaciones se llevaron a cabo por medio de la autopsia de los infantes y análisis microscópicos y químicos, capaces de identificar la presencia del material genético del virus en el organismo humano.
 
Los investigadores verificaron daños diversos en el sistema nervioso de los niños —todos asociados al zika— y hallaron que la gravedad de las lesiones variaba según el período en que habían sido infectados.
 
Las lesiones más graves fueron registradas en los infantes cuyas madres habían sido infectadas en el primer trimestre de gestación, posiblemente porque la placenta en este período es más vulnerable al patógeno.
 
Lo mismo había sido observado en modelos animales. Un estudio publicado en febrero en PloS Neglected Tropical Diseases constató que la infección por el virus produjo anormalidades congénitas graves en crías de ratones cuyas madres habían sido expuestas al patógeno entre el día 5 y 12 después de la fecundación.
 
En el estudio publicado en Acta Neuropathologica los investigadores también constataron que mitad de los bebés no desarrollaron microcefalia, si no hidrocefalia, condición en que el niño tiene la cabeza aumentada debido a la acumulación irregular de líquido cefalorraquídeo en las cavidades del cerebro.
 
Los daños causados por el virus también se extendieron a la medula espinal. Algunos de los niños nacieron con artrogrifosis, un tipo de contracción congénita de las articulaciones que lleva a la formación de manos e pies torcidos o curvados.
“Los resultados confirman la relación del virus con los daños en el sistema nervioso y amplían las perspectivas de investigaciones relacionadas con las lesiones causadas por el zika”, dice a SciDev.Net la neuropatóloga Leila Chimelli, del Instituto Estadual del Cerebro de la Universidad Federal del Rio de Janeiro (UFRJ), Brasil, y autora principal del estudio.
 
Para Jean Pierre Peron, del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Sao Paulo (ICB-USP), Brasil, la caracterización de esas lesiones puede auxiliar a los médicos en el diagnostico precoz de enfermedades congénitas asociadas a la infección por el virus.
 
Enlace al estudio completo en Acta Neuropathologica 
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.