Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Chile: programa escolar previene obesidad infantil

[SANTIAGO] Una experiencia piloto para combatir la obesidad infantil resultó tan exitosa que el modelo está siendo aplicado en mil escuelas públicas en Chile, donde la ocurrencia de la enfermedad es de 19 por ciento, una de las más altas en América Latina. Además, el problema se tornó más grave en los últimos años: en 1987, el valor era sólo el siete por ciento.

Los resultados de la investigación acaban de ser publicados en el número de diciembre de 2008 de Public Health Nutrition.

El estudio incluyó 1.750 niños y niñas de los primeros ocho años de tres escuelas públicas en Casablanca, una ciudad cercana a Santiago.

Durante dos años (2003 y 2004), las escuelas participaron en un programa que incluía, principalmente, educación en alimentación y nutrición, además de 90 minutos adicionales a la semana de clases de educación física del currículo escolar.

Al final del estudio, la ocurrencia de la obesidad declinó significativamente, de un 19 por ciento de los niños a un 12.3 por ciento y en un 14.1 a un 10.3 por ciento de las niñas.

El índice de masa corporal (IMC) —el peso dividido por altura al cuadrado— fue reducido de 0.62 a 0.53 en niños y 0.64 a 0.58 en niñas. No existe un IMC standard para niños, pero para adultos un valor entre 1 y 2 es sobrepeso; un IMC cero es considerado normal.

El estudio fue realizado por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA) en colaboración con Chiledeportes, los Ministerios de Educación y Salud y la empresa Tres Montes Luchetti para controlar la obesidad infantil.

"Para que un programa escolar de prevención de obesidad se sostenga en el largo plazo hay que destinar recursos humanos para implementarlo. Además, la educación sobre alimentación saludable debe ser incorporada al currículo de la escuela y los padres deben comprometerse a proporcionar una dieta saludable," dijo a SciDev.net Juliana Kain, una de las investigadoras del estudio.

El éxito del modelo de intervención en combate de obesidad aplicado en el estudio llevó a que 13 empresas formaran la alianza Nutrirse para hacer proyectos de combate de obesidad y promoción de vida saludable.

Además, el equipo del INTA está en conversaciones con el Ministerio de Salud para se transforme en una política nacional.