Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Autopistas, barreras artificiales para el dengue

Shares

[BOGOTÁ] Un factor que explicaría las diferencias geógraficas en la distribución de casos de dengue es la proximidad de los habitantes de una misma región a autopistas o a carreteras menores. Así lo determinó una investigación realizada en Trinidad y Tobago y publicada en la revista Acta Tropica (17 de mayo).

Los investigadores, de Estados Unidos y Trinidad y Tobago, combinaron información sobre los casos de dengue hemorrágico registrados durante 1998 con ubicación de la red de vías de la isla caribeña, así como datos de cobertura boscosa.

Tras aplicar un análisis estadístico a estas capas de información, concluyeron que el nivel de circulación de las carreteras que bordean una población influye en el número de casos de dengue.

Cerca de las carreteras de categoría 1 (autopistas con la mayor movilidad) no se presentaron casos de dengue hemorrágico; alrededor de las carreteras clase 2 la frecuencia fue del siete por ciento; en las carreteras clase 3 se elevó a 32 por ciento y a 57 por ciento para las de clase 4. En el caso de los caminos menores y poco transitados (clase 5), la frecuencia fue solo cuatro por ciento.

La distancia de zonas forestales también marcaba un patrón. La mayoría de los casos de dengue hemorrágico se observaron lejos de estas áreas.

Estudios previos en Australia, India, Puerto Rico y Trinidad y Tobago habían sugerido que tanto los corredores de deforestación como las carreteras incidían en la distribución del Aedes Aegypti, vector del dengue, pero hasta ahora no se había evaluado el papel de estos mismos factores en la dinámica de la enfermedad.

“Los resultados indican que las poblaciones de Aedes Aegypti están limitadas por autopistas y áreas forestales”, apuntaron los autores. Una conclusión que sumada a las estimaciones que apuntan un rango de vuelo del mosquito de solo 300 metros, abre nuevas perspectivas para su control.

La evidencia permitiría desarrollar mapas de riesgo y dirigir esfuerzos a las zonas más críticas y menos protegidas, explicó a SciDev.Net Dave Chadee, investigador de la Universidad de West Indies, Trinidad, y coautor del trabajo.

Solo en el Caribe cada año se registran más de 900.000 nuevos casos de dengue. “Como estas epidemias usualmente son estacionales, se podrían establecer programas de monitoreo del mosquito en ciertas áreas clave”, añadió Chadee.

Elsa Rojas, infectóloga del Centro de Investigaciones Epidemiólogicas de la Universidad Industrial de Santander, Colombia, comentó a SciDev.Net que “el estudio corrobora, con una metodología muy interesante, que la circulación del virus del dengue es principalmente peridomiciliaria, a la vez que resalta la existencia de barreras artificiales como las carreteras, que podrían eventualmente contribuir a diseñar nuevas estrategias para el control de brotes”.

Enlace al resumen del estudio

Referencias

http://dx.doi.org/10.1016/j.actatropica.2012.05.001

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.