Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Agua con arsénico elevaría resistencia a la leishmaniasis
  • Agua con arsénico elevaría resistencia a la leishmaniasis

Crédito de la imagen: Chris Stowers, Panos

De un vistazo

  • El consumo de agua naturalmente contaminada con arsénico puede causar resistencia a las actuales terapias contra leishmaniasis

  • El arsénico es un metaloide químicamente similar al antimonio, que se emplea en las drogas contra leishmaniasis visceral, lo que inmunizaría al parásito que la causa

  • El estudio puede tener implicancias para zonas de Argentina y otros países donde hay leishmaniasis y altas cantidades de arsénico en el agua

Shares
[BUENOS AIRES] Consumir agua naturalmente contaminada con arsénico en zonas endémicas de leishmaniasis podría causar resistencia a los tratamientos a base de antimonio, advierte un estudio.

Más de 12 millones de personas en el mundo tienen leishmaniasis, infección que puede afectar la piel, mucosas y órganos como el hígado o el bazo. Esta última, conocida como leishmaniasis visceral (LV), afecta anualmente a 4.000 personas en Latinoamérica, el 98 por ciento de ellas en Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Venezuela, además de casos esporádicos en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua [1].   

“Mientras no haya una vacuna, resulta clave lograr un adecuado manejo y control de las fuentes de agua”.

Silvia Farías

Si bien los compuestos a base de antimonio se emplean para combatir la LV desde hace más de un siglo, en lugares como Bihar, India, la tasa de curación con estas drogas pasó de 85 por ciento a menos de 50 por ciento en los últimos 30 años.

Se ha culpado al uso prolongado, incorrecto y extendido de esos antimicrobianos de generar resistencia en vastas poblaciones afectadas por la enfermedad.

Pero un estudio en cultivos celulares y ratones realizado por las universidades de Dundee y Aberdeen, Reino Unido y publicado en PNAS (28 de octubre), reveló que la causa estaría en el arsénico del agua de red proveniente de napas subterráneas.

Y es que tanto el arsénico como el antimonio son metaloides con propiedades químicas similares. Así, la exposición crónica al arsénico inmunizaría en cierta medida al L. donovani, parásito causante de la LV, frente a la acción de los antimoniales.

Meghan Perry, autora del estudio, señala en un comunicado de prensa que “el arsénico puede conducir a un sinnúmero de problemas de salud y nuestra investigación suma [otro] a esa larga lista. Se necesita desesperadamente educar en tal sentido a la comunidad y contar con fuentes alternativas de agua.

Para Silvia Farías, investigadora de la División Desarrollos Analíticos de la Comisión Nacional de Energía Atómica, en Buenos Aires, el estudio constituye un importante antecedente acerca de la influencia de los factores ambientales sobre las enfermedades endémicas, en particular para Argentina, donde “muchas de las áreas impactadas por leishmaniasis presentan niveles de arsénico en el agua semejantes o superiores a la India, como sucede en zonas del Chaco Salteño, o del noreste de Chaco”, dice a SciDev.Net.

“Mientras no haya una vacuna, resulta clave lograr un adecuado manejo y control de las fuentes de agua, evitar la proliferación de insectos vectores de la enfermedad, hacer detección precoz de casos y control de mascotas (perros), agentes naturales de difusión de estos parásitos”, agrega.
En un comentario en PNAS (13 de noviembre) [2], Malcom McConville, de la Universidad de Melbourne, Australia, enfatiza la necesidad de conocer anticipadamente las similitudes químicas entre compuestos presentes en el ambiente y los empleados en nuevas formulaciones, para evitar inducir resistencia antes de realizar los ensayos clínicos.

Enlace al resumen del estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences de Estados Unidos


Referencias

Ref: Published online before print October 28, 2013, doi:10.1073/pnas.1311535110 PNAS October 28, 2013

[1] Leishmaniasis en las Américas: Situación actual y desafíos para el control
Programa Regional de Leishmaniasis, Organización Panamericana de la Salud/OMS, Octubre 2011
 
[2] Chronic arsenic exposure and microbial drug resistance PNAS 2013 110 (49) 19666-19667; published ahead of print November 13, 2013,doi:10.1073/pnas.1319659110
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.