Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • ¿Qué ha aportado la ciencia a los ODM?

Shares

Mientras la ONU examina los Objetivos de Desarrollo del Milenio, SciDev.Net indaga cuál ha sido la contribución de la ciencia para lograrlos.

Cuando las Naciones Unidas publicaron los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en 2000, con aspiraciones que incluían el fin de la pobreza y el hambre, la promoción de la igualdad de género y la reducción en la mortalidad infantil, muy poco se habló de ciencia. Sin embargo, la mayoría de las personas involucradas en el trabajo a favor de los objetivos reconoció que lograrlos dependería de la aplicación exitosa de la ciencia. 

Ahora, cinco años antes del plazo para cumplir las metas, y en vísperas de una reunión en Nueva York para discutir los progresos, SciDev.Net habló con ocho líderes en sus áreas sobre lo que la ciencia ha hecho, lo que ha dejado de hacer y lo que podría haber hecho para ayudar. 

Saleemul Huq: los científicos del cambio climático han hecho una enorme contribución

Saleemul Huq

Saleemul Huq, miembro del Grupo de Cambio Climático del Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo en el Reino Unido, fue autor principal del capítulo de adaptación y desarrollo sustentable en el Tercer Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) y autor principal del capítulo sobre adaptación y mitigación del último informe de evaluación del IPCC. 

La ciencia ha jugado un rol extremadamente importante debido al impacto del cambio climático sobre las posibilidades de cumplir con los ODM, partiendo del Tercer Informe de Evaluación del IPCC, difundido en 2001, el cual destaca que el cambio climático inevitablemente ocurrirá y tendrá efectos sobre los países pobres y sobre los pobres. Los científicos han dicho que las aspiraciones al desarrollo, particularmente las de los ODM, serán adversamente afectadas por los efectos del cambio climático. 

Sobre el aspecto de mitigación en esta ecuación [tratar de reducir el cambio climático] se ha investigado principalmente en los países desarrollados. El rol de los países en desarrollo ha sido el de absorber, aceptar y diseminar. 

Pero cuando se trata de la ciencia de la adaptación, creo que los roles se han revertido. Los países en desarrollo están en primera línea, no sólo en las tecnologías duras, sino porque cuentan con las instituciones correctas, enfrentan los problemas y crean capacidades de adaptación: el conocimiento social ‘blando’ de la adaptación. 

Akin Adesina: muchos avances, pero éstos deben llegar a los campesinos

Flickr/agrforum

Akin Adesina, vicepresidente de la Alianza por una Revolución Verde en África, fue elegido en junio por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en el Grupo de Defensa de los ODM, cuya meta es movilizar a las personas para alcanzar los ODM. 

Sabemos que la desnutrición es un gran problema. Al tratar de enfrentarlo, no sólo es importante aumentar la productividad para la seguridad alimentaria: también se debe tener seguridad nutricional. Una de las formas en que la ciencia está ayudando a hacerlo es a través del desarrollo de la biofortificación [cruce de cultivos para aumentar su valor nutricional]. En África acabamos de desarrollar la batata de pulpa anaranjada, rica en betacaroteno y, por lo tanto, importante para la nutrición. 

Tenemos el desarrollo mundial del arroz dorado [arroz genéticamente modificado rico en betacaroteno]. Hemos desarrollado, a través de la ciencia, nuevas variedades de arroz de alto rendimiento que son tolerantes a las sequías severas (en África) y a las inundaciones severas (en Asia). 

La ciencia también nos está ayudando a avanzar en todo lo relacionado con almacenamiento. África, por ejemplo, pierde entre 45 y 55 por ciento de lo que produce entre el campesino y el consumidor. Y se está haciendo mucho usando ciencia para el control biológico de las poblaciones de pestes actualmente en África.
Más que cualquier otra cosa, tenemos que llegar a los campesinos. No tiene sentido desarrollar nuevas tecnologías que no están en las manos de los campesinos. 

Gebisa Ejeta: los ODM hicieron que los líderes le prestaran atención a la ciencia

Flickr/ILRI

Gebisa Ejeta, destacado profesor de Cultivo de Plantas y Genética, y de Agricultura Internacional en el Departamento de Agronomía de la Universidad de Purdue y galardonado con el Premio Mundial de la Alimentación 2009, fue parte del grupo que lanzó la Alianza por una Revolución Verde en África. 

La sociedad africana no ha estado lo suficientemente expuesta a las contribuciones de la ciencia. La cultura no se ha desarrollado y los campesinos africanos, las comunidades africanas no se han volcado hacia la ciencia para solucionar sus problemas. 

Pero los ODM tenían metas asociadas con salud, mortalidad infantil, educación, agricultura, entre otras, y algunas de las contribuciones hacia estas metas han surgido como resultado de la ciencia. 

Por primera vez en mucho tiempo los líderes africanos han comenzado a invertir en ciencia y la están usando como un vehículo para el desarrollo. 

De manera que realmente creo que los ODM han proporcionado un mecanismo a través del cual los líderes han comenzado a prestar atención al valor de la ciencia como una solución a varios de los problemas del continente. 

Si realmente consideramos en serio el hacer sustentables estos ODM, los resultados sólo pueden permanecer si el nivel de competencia de la sociedad es suficientemente alto como para retenerlos. 

Una vez que esa competencia se construya, la sociedad local estará lista para comprometerse en su propia educación, su propia investigación y transferencia tecnológica, de forma que la dependencia hacia la ayuda externa se minimice. 

Y esto realmente ha comenzado a suceder en África en los últimos siete años aproximadamente: han aumentado las inversiones en investigación agrícola, hay una proliferación de programas educacionales en el continente (me preocupa la calidad de esas instituciones, porque están apareciendo en gran cantidad y la capacidad de sus profesores no se ha fortalecido). Este es un cambio muchos mas positivo que lo que he visto en un largo, largo tiempo en África. 

Estoy totalmente de acuerdo en que la ciencia no basta. Pero al final del día, son sólo las tecnologías que han surgido a través de la ciencia las que transforman la vida de las personas de un nivel más bajo. Pero para obtenerlas, se necesita el compromiso y liderazgo de los políticos. 

Es improbable que agencias externas puedan convencer a los líderes políticos internos. Eso se deberá iniciar desde dentro. Cuando se empieza a ver que las demandas vienen de las propias comunidades es probable que permanezcan. 

Arne Tostensen: las oportunidades perdidas demandan mejor implementación

Cortesía del Instituto Chr. Michelsen

Arne Tostensen, investigador y ex director del Instituto Chr. Michelsen, en Noruega, coautor del reciente informe ‘Ciencia y tecnología para el desarrollo: el paisaje institucional en África y Europa’, escrito junto a I. N. Barugahara, del Consejo Nacional de Ciencia de Uganda, para la Red para la Coordinación y el Avance de la Cooperación en Ciencia y Tecnología de África Subsahariana y la Unión Europea (CAAST–Net). 

La ciencia tiene el potencial de contribuir a los ODM, pero el camino desde esa comprensión y desde el conocimiento científico hacia políticas y acciones es importante y son esenciales otros tipos de conocimiento, por lo que es muy difícil atribuir el éxito de los ODM a la ciencia. En mi opinión no hay un vínculo uno a uno entre la ciencia y el logro de los ODM. Creo que es una relación muy compleja. 

Por supuesto creo que la tecnología es importante para guiar las estrategias para el logro de los ODM, pero a veces los políticos actúan por arraigados intereses creados, y pasan por lo alto o desestiman los conocimientos científicos. 

El conocimiento está disponible, pero su aplicación depende de los expertos y de los políticos, y eso es un obstáculo mayor. 

Una solución es establecer foros para dialogar entre científicos, expertos, legisladores y tomadores de decisiones desde la base. Esto podría ser demandante, pero no hay otro camino. 

Viroy Tangcharoensathien: la ciencia responde al dinero, no a las necesidades

OMS

Viroj Tangcharoensathien es director del Programa Internacional de Política de Salud, en Tailandia, país que alcanzó todos los ODM a principios de la década del 2000 y desde entonces ha estado trabajando en los más ambiciosos ‘ODM plus’. 

Para que Tailandia alcanzara los ODM realmente no fue crucial nueva ciencia. Hacer que la ciencia y la tecnología existentes se volvieran accesibles a los pobres ha sido más que suficiente. Sólo el ODM 6, sobre VIH/SIDA y tuberculosis, ha necesitado nueva ciencia, nuevos químicos que sean menos dañinos y al mismo tiempo más efectivos contra las enfermedades. 

La ciencia y la tecnología existentes han hecho mucho por los ODM. Por ejemplo, podemos usar teléfonos celulares para diseminar información hacia áreas remotas. 

Pero la ciencia y la tecnología sin una buena gobernabilidad pueden ser dañinas. Por ejemplo, sectores que persiguen fines de lucro sólo usan la Internet para impulsar sus mercados y pueden hacer que los sobrecostos de los productos afecten a los consumidores. 

Otra innovación que ha sido beneficiosa para los países en desarrollo son los diagnósticos en medicina. Pero el acceso a innovaciones médicas es un problema, debido a que países ricos, como los Estados Unidos, practican la permanente extensión de sus patentes, lo que causa una gran brecha en el acceso. Además, los países ricos tienden a no invertir en investigación de enfermedades tropicales olvidadas porque no hay un mercado ahí. 

Así, la ciencia y la tecnología no han sido sensibles a las necesidades de los países pobres, sino que han sido mucho más sensibles al dinero. 

Ricardo Uauy: la ciencia útil ya estaba disponible

Neal Macinnes

Ricardo Uauy, profesor de Salud Pública Nutricional en la London School of Hygiene and Tropical Medicine y ex director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de Chile, es experto en nutrición internacional. 

La ciencia ha tenido que jugar un papel muy importante: definir la naturaleza del problema; encontrar las mejores soluciones y mirar el amplio impacto de las soluciones, pues muchas veces hay consecuencias imprevistas. La ciencia también ha jugado un rol en la evaluación de las mejores y más costo-efectivas formas de hacer las cosas. 

Por supuesto mucha de la ciencia que se requiere para lograr los ODM ya está disponible. Siempre se necesita nueva ciencia para hacer mejor las cosas, pero la falta de conocimiento no es un impedimento para la acción. 

Hacer capacitación en investigación en los países en desarrollo es vital, porque muchas soluciones son específicas para ciertos contextos y las recetas no deberían venir desde fuera. El conocimiento tradicional también puede desempeñar un rol: saris tradicionales doblados pueden, por ejemplo, ser mejores para filtrar el agua que los filtros plásticos. 

Carlos Perez del Castillo

Carlos Pérez del Castillo: millones de niños están mejor alimentados debido a la investigación

GCARD/Lubna Cole

Carlos Pérez del Castillo preside el consejo corporativo del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR, por sus siglas en inglés), un grupo de donantes que invierte más de US$540 millones al año en investigación agrícola. 

Según una revisión independiente del CGIAR en 2008, la inversión pública en investigación agrícola internacional a través del CGIAR produjo un aumento en la producción mundial de alimentos de cuatro a cinco por ciento; un incremento del siete al ocho por ciento en la cantidad de alimentos producidos en los países en desarrollo; una reducción del 18 al 21 por ciento en los precios mundiales de los alimentos y granos, y una mejor nutrición para alrededor de 13 a 15 millones de niños. 

El crecimiento agrícola es crítico para lograr los ODM, dado que la vasta mayoría de los potenciales beneficiarios depende de la agricultura para su subsistencia. Estamos en proceso de establecer nuevas prioridades de investigación y fortalecer nuestro enfoque de asociación para la investigación agrícola para el desarrollo. Hemos identificado 15 áreas de investigación prioritarias y estamos diseñando programas relacionados con ellas.

Salim Karim: los grupos de discusión de las partes interesadas son esenciales para que la ciencia se aplique

Cortesía de la Universidad Sudafricana de KwaZulu-Natal


Salim Karim, director del Centro para el Programa de Investigación en SIDA, Sudáfrica, ha dedicado su vida a hacer capacitación en investigación en ese país, y es un destacado experto en aspectos de prevención y tratamiento del VIH/SIDA. 

Hemos hecho grandes progresos para reducir la mortalidad de las mujeres durante el parto debido a la preclampsia… con el simple descubrimiento de que dar sulfato de magnesio inmediatamente después de que dan a luz reduce drásticamente la mortalidad… ese es sólo un ejemplo del poder de la ciencia para ayudar al logro de los ODM. 

Ahora el desafío es asegurarnos de que todos lo sigan y que se implemente en todas las clínicas.
La ciencia está contribuyendo a ayudar a las naciones en desarrollo a tomar las mejores decisiones y, permanentemente, nos ayuda a acercarnos a nuestros ODM. 

Creo que el sistema puede lograrlo si se aumenta sustancialmente la interacción [entre los diferentes involucrados]. Los científicos necesitan interactuar con quienes hacen las políticas y quienes las implementan, y viceversa. Hablamos diferentes idiomas. 

En Sudáfrica, en el área de VIH tenemos el Consejo Nacional del SIDA, que es una oportunidad para que científicos, sociedad civil, implementadores y generadores de políticas, legisladores y todo tipo de involucrados se sienten en una mesa y trabajen juntos para resolver cómo haremos para lograr los desafíos. 

Me alienta mucho ver cómo ese diálogo está logrando éxito, ciertamente en VIH en Sudáfrica. 

Usted ha escuchado a los expertos, ahora exprese su opinión sobre la ciencia y los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.