Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Los desafíos de la comunicación de la ciencia en Latinoamérica

Shares

Durante los últimos 20 años la comunicación de la ciencia en Latinoamérica ha vivido un importante auge. Sin embargo queda un largo camino para poder afirmar que la ciencia llega efectivamente a todos los sectores del continente.

En la actualidad se utilizan muchos canales para comunicar la ciencia en Latinoamérica, que incluyen desde los más comunes, como revistas, periódicos, radio y televisión, hasta otros menos usuales e incluso provocativos, como eventos públicos llevados a cabo en bares y en otros locales fuera del circuito académico, dramas, telenovelas, tiras cómicas, poesía, juegos, narraciones, ferias de ciencia y desfiles bajo la temática de la ciencia, realizados en Perú y en el carnaval de Río de Janeiro.

Gran parte de los métodos de comunicación de la ciencia utilizan nuevas tecnologías, especialmente Internet y recursos multimedia. A pesar de ello, la cobertura de esas tecnologías en el continente es todavía limitada, particularmente en las áreas menos favorecidas. Además, los centros y museos de ciencia interactivos han venido desarrollando un papel destacado. En Brasil, por ejemplo, se han creado aproximadamente 100 nuevos centros de ciencia por todo el país durante la última década, la mayoría de ellos de pequeño tamaño.

Esas iniciativas están de alguna manera vinculadas entre ellas. En 1990 se creó la RED-POP, una red interactiva que une a alrededor de 70 miembros de todo el continente, incluyendo programas creados para popularizar la ciencia y la tecnología en Latinoamérica y el Caribe. Su principal objetivo es fortalecer el intercambio de ideas y la cooperación activa de ideas entre sus miembros.

Además, se ha incrementado significativamente el número de encuentros que unen diferentes profesionales, cuyo objetivo es analizar y debatir estrategias para mejorar la comunicación de cuestiones relacionadas con la ciencia. En la agenda de esos encuentros, una de las constantes ha sido la capacitación apropiada de los comunicadores de la ciencia. A pesar de que varios cursos, incluyendo maestrías y doctorados ya existen en las universidades, son muchos los que piensan que la gama de posibilidades es mayor.

Varios países latinoamericanos han creado planes nacionales de comunicación de la ciencia. Uno de los ejemplos exitosos es el programa chileno Explora, creado en 1995 por CONICYT (Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica).

Panamá posee también un programa de popularización de la ciencia creado en 1997 bajo el nombre de DESTELLOS, vinculado a SENACYT (Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación). También Brasil está implementando su propio plan de popularización de la ciencia, tal y como el actual presidente "Lula" da Silva prometió en su campaña electoral del 2002.

Se han creado también diversos planes de carácter local. En Brasil, por ejemplo, se han llevado a cabo planes en áreas lejanas, como Amapá, un estado del norte del país. Otros países como México, a pesar de no contar con un plan nacional, han realizado esfuerzos significativos para promover la comunicación de la ciencia.

Considerando esas actividades, no es extraño que ciertas cuestiones relacionadas con la comunicación pública de la ciencia hayan ido adquiriendo una importancia cada vez mayor en la agenda política, en parte como reflejo de las políticas sociales y económicas dirigidas a ayudar a los países de la región a participar más activamente en la economía del conocimiento global.

Tomando como ejemplo Brasil, agencias gubernamentales, tales como el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), ambas vinculadas al Ministerio de Ciencia y Tecnología y a otras secretarías estatales que apoyan la investigación, han reservado recursos recientemente para la comunicación de la ciencia. Tales actividades se mencionan explícitamente en las normativas relacionadas con la ciencia de varios países latinoamericanos, como Costa Rica y El Salvador

Finalmente, la Organización de Estados Americanos, a través de su Secretaría de Ciencia y Tecnología, está planeando llevar a cabo una política de popularización de la ciencia y la tecnología para el hemisferio (Consulte 'Science communication climbs Latin American agenda').

Esta tendencia refleja cada vez más la percepción de la necesidad de vincular mejor las nociones ciencia, público y sociedad. Parece que cada vez más se reconoce, tanto en círculos políticos como públicos, que para que la sociedad latinoamericana sea próspera y científicamente desarrollada, la población debe estar correctamente informada sobre cuestiones relacionadas con la ciencia.

Sin embargo, algunos gobiernos latinoamericanos todavía necesitan mejorar en esta área, centrándose en obtener más financiamiento y de manera más organizada para la comunicación de la ciencia. Deben además apoyar a un mayor número de programas para llegar a más individuos, organizaciones e instrumentos, para obtener así un mayor impacto en su trabajo.

Además, los proyectos gubernamentales deberían dirigirse a los grupos menos favorecidos de la sociedad, que continúan desempeñando un papel poco importante dentro de las actividades relacionadas con la comunicación científica. Los grupos sociales interesados continúan perteneciendo a individuos de las clases sociales más altas y de los países más ricos.

Tampoco se puede olvidar la diversidad cultural de Latinoamérica a la hora de planificar actividades relacionadas con la comunicación de la ciencia y de colaborar con los demás países de la región. Lo mismo ocurre con las necesidades locales. Mejorar la difusión de los logros científicos obtenidos en la región debería ser también una prioridad para todos los profesionales dedicados a la comunicación de la ciencia.

En términos de enfoque, una de las cuestiones importantes que hay que considerar es el hecho de que una gran parte de las actividades relacionadas con la comunicación de la ciencia en Latinoamérica se basan en el llamado 'modelo deficitario' de entendimiento público de la ciencia. En ese modelo, la comunicación de la ciencia se basa en la estrategia de transferir paquetes de conocimiento científico de los grupos más privilegiados y cultos a los sectores de la sociedad menos instruidos culturalmente.

Los enfoques actuales de la comunicación de la ciencia, sin embargo, consideran que la tarea es mucho más difícil. Se piensa que es necesario reconocer al público como parte fundamental de la difusión de información científica, lo que permitiría a los individuos adoptar posturas que sean a la vez participativas y críticas sobre el papel del conocimiento en los procesos de toma de decisión.

El debate sobre cultivos y alimentos genéticamente modificados (GM) es un buen ejemplo de esta cuestión. No es suficiente explicar los aspectos científicos de la cuestión (consulte 'Por que precisamos de um novo fórum para o debate público sobre biotecnologia'). Debería adoptarse una visión más amplia de las cuestiones más importantes, incluyendo aspectos culturales, legales, morales y éticos, los riesgos en la salud humana, en el medioambiente y las incertidumbres y controversias científicas y aspectos financieros.

Otro aspecto clave es la actitud pública hacia los cultivos y alimentos genéticamente modificados, que varía entre los diversos países. Si comparamos Argentina y Brasil, por ejemplo, dos países que, a pesar de ser vecinos, adoptan posturas diferentes en esta cuestión, el primero es un importante productor de ese tipo de alimentos. En contraste, la legislación brasileña prohíbe en la actualidad el cultivo y la venta de productos transgénicos, a pesar de que la soja es una excepción (consulte 'Brazil agrees to cultivation of GM soya').

Las iniciativas sobre las cuestiones relacionadas con el impacto de la ciencia en la sociedad pueden ser debatidas abiertamente y son bienvenidas, especialmente si incluyen consideraciones sobre situaciones específicas de determinados países y regiones.

El proyecto SciDev.Net se lanzó en diciembre del 2001 para ofrecer una información seria y confiable sobre cuestiones relacionadas a ciencia y tecnología que tienen impacto sobre el desarrollo económico y social de los países en desarrollo.

Durante el año pasado, el portal latinoamericano de Scidev.Net se amplió para poder aumentar su cobertura sobre debates de ciencia realizados en Latinoamérica. En este momento estamos lanzando guías electrónicas de comunicación de la ciencia, tanto en español como en portugués. Nuestro objetivo es apoyar a científicos, periodistas, creadores de políticas y, por supuesto, a cualquier interesado en comunicación de la ciencia, para compartir sus experiencias y fomentar la investigación de estrategias más eficaces de comunicación de la ciencia.

SciDev.Net ha venido también organizando encuentros sobre comunicación de la ciencia que han representado una excelente oportunidad para unir comunicadores científicos y otras personas interesadas en este campo, además de fortalecer a los grupos que trabajan en Latinoamérica. Desde el año 2002 hemos organizado un total de cinco encuentros en el continente: Tobago, Brasil; Argentina; Costa Rica; y Panamá .

La complejidad de los desafíos económicos y sociales que los países de la región tienen que enfrentar, nos hace ver que comunicar la ciencia bajo un enfoque de mayor participación supone un desafío importante en Latinoamérica, como también lo es fomentar la creación de redes para unir proyectos. Esperamos que  SciDev.Net juegue un papel importante en esta tarea y que, por tanto, contribuya al esfuerzo colectivo. Le invitamos a unirse a nosotros en este reto.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.