Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Éxito parcial en ciencia del mundo en desarrollo

Shares

Los países en desarrollo incrementaron en más del doble su producción de publicaciones científicas entre 2002 y 2008, pero su cuota de solicitudes de patentes sigue siendo extremadamente baja, según un reciente informe científico de la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

La participación del mundo en desarrollo en las publicaciones científicas aumentó de un quinto a casi un tercio durante ese período, según el Informe Científico de la UNESCO 2010: Estado actual de la ciencia en el mundo.

El documento, publicado hoy (10 de noviembre), evalúa el número de publicaciones registradas en el Índice de Citas de Ciencia de Thomson Reuters entre 2002 y 2008, en el cual el número total de publicaciones científicas global aumentó alrededor de 35 por ciento.

Gran parte del aumento en el mundo en desarrollo se debe al crecimiento de Brasil, China e India. El informe halló que los países menos desarrollados (LDC, por su sigla en inglés), un subconjunto de los países en desarrollo, también aumentaron su producción de publicaciones en 80 por ciento. Pero esto es a partir de un punto de partida de 2.000 artículos al año, en comparación con la producción total del país en desarrollo de 165.000 artículos, por lo que representa sólo el 0,4 por ciento de la producción mundial total.

La participación de la producción de América Latina subió de poco menos de cuatro a casi cinco por ciento y el informe señaló que muchos países de la región han comenzado a desarrollar políticas favorables a la innovación.

En los 22 países insulares y territorios del Pacífico, las publicaciones se incrementaron en 42 por ciento entre 1998 y 2008. Aunque la ciencia y la tecnología (CyT) siguen ocupando un bajo lugar en la lista de prioridades de los políticos de esa región, detalla el informe, hay una creciente presencia y colaboración regional en materia de CyT.

“Esto se debe principalmente a problemas comunes que enfrentan muchos de los países más pequeños y de baja altitud del Pacífico, como por ejemplo el aumento del nivel del mar, la entrada de agua salada y el incremento en la frecuencia de tormentas destructivas”.

Aunque el número de publicaciones de África Subsahariana creció en 84 por ciento, la región sigue contribuyendo con sólo 0,6 por ciento de la producción mundial. Sudáfrica y Nigeria son los países más prolíficos en la región.

Irán, por su parte, quintuplicó su producción, aumento atribuido a que el gobierno utilizó los ingresos petroleros para desarrollar la educación superior y, en particular, los estudios de postgrado.

Gran parte del informe trata sobre los gastos en ciencia y el número de investigadores, y señala que ambos han aumentado en los países en desarrollo, como ya se ha informado en SciDev.Net

Otro índice de producción científica son las patentes, y el informe considera aquellas presentadas en oficinas de patentes de Estados Unidos, Europa y Japón entre 2002 y 2006.

Los países en desarrollo contribuyen con menos del cinco por ciento de la cuota mundial de patentes, con sólo una patente presentada por los LDC en 2006.

“La mayor parte de África, Asia y América Latina no juega ningún rol en absoluto [en la cuota mundial de las patentes]”, señala el informe, destacando la falta de interacción entre los investigadores y la industria, y entre los sectores público y privado, lo que también es
evidente en los Estados árabes.

Anastassios Pouris, director del Instituto para la Innovación Tecnológica de la Universidad de Pretoria, Sudáfrica, dijo a SciDev.Net que es probable que el informe haya sobreestimado el aumento de la participación de los países en desarrollo en las publicaciones debido a que el índice de citas se amplió en 2008 en 700 revistas, en su mayoría de países en desarrollo.

Pouris atribuyó el bajo número de patentes solicitadas por los investigadores africanos a los altos costos que tienen las solicitudes en Occidente, y también al temor de los investigadores de que sus tecnologías sean robadas, con costos prohibitivos para iniciar un
recurso judicial.

“No creo que ninguna universidad en el continente africano pueda costear la protección de su propiedad intelectual”.

Mohamed Hassan, director de la TWAS, la Academia de Ciencias para el Mundo en Desarrollo, dijo: “El aumento de la productividad de artículos de investigación revisados por pares procedentes de los países en desarrollo es muy claro, pero esta mejora se limita a unos pocos países, tales como Brasil, China y México”.

Un grupo de países menos desarrollados y de bajos ingresos se está quedando peligrosamente atrás del resto del mundo, dijo.

A pesar de que representan una cuarta parte de la población mundial, tienen malos sistemas de educación y carecen tanto de equipamiento como de capacidades.

“Ninguna de las universidades de estos países está entre las 500 mejores del mundo”, dijo Hassan. “Es asombroso que estos 80 países aporten tan poco conocimiento”.

“Esta disparidad en el mundo en desarrollo debería destacarse [mejor] en esos informes”.

Enlace al “Informe Científico de la UNESCO 2010: Estado actual de la ciencia en el mundo”  [14MB]

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.