Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Malasia imita a Islas Caimán liberando mosquitos GM

Shares

[KUALA LUMPUR] Malasia se convirtió en el segundo país en el mundo en liberar mosquitos genéticamente modificados (GM) en un área silvestre como parte de un ensayo que ha sorprendido a científicos internacionales y locales, así como a manifestantes, debido al momento en el que se realizó. 

El Instituto de Investigación Médica del país anunció esta semana (26 de enero) que cerca de 6.000 mosquitos Aedes aegypti machos fueron liberados el mes pasado (21 de diciembre) en un sitio boscoso deshabitado al interior del país, en el distrito de Bentong, ubicado en el estado de Pahang.
 
El ensayo pasó todos los obstáculos regulatorios el año pasado. Pero la liberación tomó a muchos por sorpresa. Incluso, el jefe del Comité Consultor de Modificaciones Genéticas de Malasia, Ahmad Parveez Ghulam Kadir, admitió que no estaba al tanto de que se hubiera realizado. 

Hace unos días medios de comunicación locales informaron que la liberación aún no se había llevado a cabo debido al mal tiempo. La agencia internacional de noticias AFP adujo que la liberación se había retrasado debido a protestas de organizaciones no gubernamentales, y citó a una autoridad de gobierno, Mohamed Mohamad Salleh, director de investigación y evaluación del departamento de bioseguridad, diciendo que los ensayos se habían postergado. 

El ensayo también involucró la liberación de 6.000 mosquitos machos normales. Ambos grupos fueron eliminados con insecticidas a principios de enero, con un monitoreo que continuará por varios meses, dijo el instituto en un comunicado de prensa. 

Los científicos están comparando los rangos de vuelo y las tasas de sobrevivencia de los dos grupos.
Las crías de los mosquitos murieron antes de llegar a su madurez sexual en ausencia del antibiótico tetraciclina. Se espera que esta estrategia pueda usarse para reducir la cantidad de mosquitos y combatir el dengue, una enfermedad cuya incidencia se ha elevado drásticamente en las últimas décadas. 

No puede realizarse una nueva liberación hasta que el monitoreo post ensayo se complete, según las directrices establecidas por el comité asesor, y que los resultados hayan sido analizados y presentados en revistas científicas con revisión de pares o en conferencias. 

Liberar los mosquitos GM en un área habitada —lo que era parte de la aplicación que originalmente hicieron el instituto y su socio en el proyecto, la compañía Oxitec, en el Reino Unido— habría requerido que el instituto obtuviera el consenso y aprobación de las comunidades locales a través de un foro público al menos dos semanas antes de la liberación. 

Lim Li Ching, investigadora en bioseguridad de la organización sin fines de lucro Third World Network, dijo que de acuerdo con la interpretación de las condiciones [de aprobación] que hicieron los investigadores, “ellos no tenían que organizar un foro público para la liberación en un área deshabitada”. 

Agregó que el instituto debería haber sido más transparente respecto de sus acciones, considerando las críticas sobre el excesivo secretismo que rodeó a los ensayos hechos por Oxitec en la isla caribeña de Gran Caimán en 2009. Ahmad Parveez enfatizó que la liberación fue a pequeña escala (6.000 mosquitos, en comparación con los tres millones de Gran Caimán), que todos los mosquitos morirían dentro del período de monitoreo y que la meta era una modesta recolección de datos más que intentar suprimir la población local de mosquitos. 

La organización Genewatch UK publicó recientemente un informe diciendo que la evaluación original de riesgos del Comité Asesor de Transgénicos de Malasia estaba incompleta y le faltaba total transparencia, porque no listaba los peligros potenciales que había identificado y sus evaluaciones de probabilidad, consecuencias y riesgo general estimado. 

Genewatch UK también dio a conocer un informe en diciembre pasado sobre Oxitec y los ensayos en Gran Caimán en el cual afirmaba que la empresa había incurrido en una excesiva rapidez debido a una precaria situación financiera.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.