Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Conferencia decide impulsar acceso a datos en Río+20

Shares

[ABU DHABI] Una conferencia que presiona por un mayor acceso a datos ambientales y sociales culminó hoy (15 de diciembre) con una declaración en la que reconoce que todo individuo debe tener acceso apropiado a la información sobre medio ambiente que manejan las autoridades públicas.

La declaración, elaborada por gobiernos y organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo durante el cuarto día de la Cumbre Ojo en la Tierra, formará parte de los aportes a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (CNUDS) a realizarse en Río de Janeiro, Brasil, en junio de 2012.

Peter Gilruth, director de la división de alerta temprana y evaluación del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA) en Kenia —que coorganizó la conferencia de esta semana, junto con la Agencia de Medioambiente de Abu Dhabi (EAD por sus siglas en inglés)— sostuvo que la declaración añade peso político a las preocupaciones sobre acceso a los datos.

Señaló que expresa la voluntad política de “una mezcla muy grande de personas animadas por un objetivo común”: que el desarrollo sostenible no podrá ocurrir sin información pertinente y acceso público a la misma.

“La Cumbre ha sido muy exitosa en la definición del momento y en reunir una amplia variedad de discusiones, no solo para los expertos”, afirmó Gilruth.

Pero el mayor desafío, añadió, era “convertir ese momento en un movimiento [hacia un mejor acceso a los datos] y una misión común. La gente de esta cumbre lo quiere, pero esa será la verdadera prueba de la conferencia”.

El PNUMA y la EAD fueron los primeras en firmar la Declaración del Ojo en la Tierra, que ha quedado abierta para la suscripción de gobiernos, organizaciones e individuos.

La conferencia incluyó luminarias de la comunidad mundial de medio ambiente, como Achim Steiner, director ejecutivo del PNUMA; Sha Zukang, subsecretario general adjunto de asuntos económicos y sociales y secretario general de la CNUDS; los jefes de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas, del Fondo para el Medioambiente Mundial, de la Agencia Europea de Medioambiente y de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, así como representantes del Banco Mundial, de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y de otras organizaciones de las Naciones Unidas, que respaldaron la importancia del intercambio mundial de datos ambientales.

Entre el millar de asistentes a la conferencia —anunciada como una reunión preparatoria de Río+20— también estuvieron presentes organizaciones de gobiernos locales, empresas como Microsoft y Google, y representantes de la industria geoespacial.

Representantes de los grupos de trabajo sobre biodiversidad, carbono azul, agua, manejo de desastres y medioambiente urbano dijeron que seguirán su trabajo en el periodo previo a Río+20.

Dichos sectores recibieron un impulso adicional al ser designados como ‘iniciativas especiales’ por la conferencia y serán el foco de los esfuerzos para ir ganando importancia camino a Río. Áreas temáticas como educación medioambiental, redes interregionales de datos y acceso universal a los datos también fueron nominadas como iniciativas especiales.

A través de la Iniciativa Mundial de Datos de Medio Ambiente de Abu Dabhi (AGEDI por sus siglas en inglés), el gobierno de ese país señaló que proporcionará apoyo para ayudar a que los grupos desarrollen sistemas de información global y regional orientados a sus necesidades particulares.

Gilruth enfatizó que Río será solamente un hito: “el trabajo que hemos puesto en marcha aquí debe seguir esté o no Río. Sin embargo, el valor de Río es ser un acelerador, de efecto turbo recargado”.

También dijo que “es políticamente importante tener cimentado el papel de la información ambiental y social como uno de los resultados de Río, ya sea como parte de la gobernanza o de la economía verde”, dos de los principales temas de Río+20.

Mohammed Al Madfaei, subdirector de EAD y miembro del grupo de trabajo sobre agua, definió la declaración como “un buen inicio” del camino a Río.

“Estamos trabajando ahora para asegurarnos de que se aceptará en Río”, subrayó.

Daniel Schneider, del Departamento de Estado de los Estados Unidos, quien, al igual que un buen número de funcionarios llegó a la reunión directamente desde las negociaciones internacionales sobre cambio climático de Durban, Sudáfrica, dijo que los Estados Unidos apoyan fuertemente los objetivos de la Cumbre Ojo en la Tierra. Los delegados de los Estados Unidos “hemos estado aquí en bloque”, señaló.

 

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.