Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Comisión se propone advertir sobre deterioro de océanos

Shares

La Comisión Océano Mundial, un nuevo organismo independiente compuesto por políticos, empresarios, especialistas en desarrollo y científicos, se reunirá por primera vez el próximo mes en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, con el fin de comenzar a trabajar una propuesta para el uso sostenible de los recursos naturales de los océanos.

La comisión analizará las principales amenazas en zonas de alta mar que están más allá de las jurisdicciones nacionales o de las 200 millas náuticas de las costas. Sus resultados también tendrán como objetivo entregar información para la redacción de las primeras leyes de protección de la biodiversidad de los océanos, que según estipuló la cumbre Río+20 deben entrar en vigencia para 2014.

Asimismo, los resultados podrían dar lugar a una revisión de las leyes internacionales que rigen en alta mar, y a una mejor protección de la diversidad biológica y de los medios de subsistencia de los habitantes de los países en desarrollo.

DE UN VISTAZO

  • Comisión Océano Mundial aspira a mejorar el manejo de la pesca comercial
  • Medios de subsistencia de 200 millones de personas que dependen de la pesca están en juego
  • Resultados pueden servir para nuevos tratados internacionales y el uso de nuevas tecnologías en océanos

“Una gran proporción de los océanos del mundo se encuentra bajo presión severa y en aumento debido a la sobrepesca, daños a hábitats importantes, el cambio climático y la acidificación de los océanos”, precisó una declaración dada a conocer durante el lanzamiento oficial en Londres la semana pasada (12 de febrero).

Los océanos “son esenciales para la salud y el bienestar de todos y cada uno de nosotros”, dijo José María Figueres, ex presidente de Costa Rica y copresidente de la comisión, junto con el ministro sudafricano Trevor Manuel y el ministro del Reino Unido, David Miliband.

“La población del mundo se encamina a los nueve mil millones. Todos necesitamos alimentos, todos necesitamos acceso igualitario a los recursos que nos puedan dar un buen nivel de vida, y los océanos saludables y bien gobernados pueden ayudar a proporcionar esas cosas”, señaló Manuel durante la inauguración.

La sobrepesca y el daño ambiental causa pérdidas a la economía mundial por un orden de aproximadamente US$50 mil millones anuales, según datos de la FAO y el Banco Mundial. [1, 2]

Alrededor del 75 por ciento de las existencias mundiales de peces están sobreexplotadas, de acuerdo a los estimados. Este uso insostenible amenaza los sistemas de subsistencia de 200 millones de personas que dependen de la pesca, 90 por ciento de las cuales están en los países en desarrollo.

La comisión, que incluye políticos de Australia, Canadá, Chile, Indonesia y Nigeria, tomará en cuenta las opiniones de los usuarios de los océanos, científicos, economistas, líderes empresariales y sindicatos, y pedirá más análisis científicos sobre la conservación de los recursos marinos.

Se espera mejorar la gestión de la pesca comercial, ayudar a establecer reservas marinas y monitorear algunas de las áreas más vulnerables de alta mar, según Alex Rogers, director científico del Programa Internacional sobre el Estado del Océano (IPSO por sus siglas en inglés) y profesor de biología de la conservación en la Universidad de Oxford.

Rogers dijo a SciDev.Net que aunque muchas áreas de alta mar aún no han sido exploradas, existen datos suficientes para que la comisión elabore recomendaciones, al tiempo que se usa el principio precautorio en las zonas de las que se carece de información.

Esto incluye la planificación de desarrollos futuros que podrían perjudicar la ecología en alta mar, como la minería en las profundidades marinas y la geoingeniería.

“Los datos sobre determinados aspectos están allí […] pero en algunas áreas hay inexactitud”, admite Rogers a SciDev.Net.

“Es evidente que los impactos de la pesca ilegal son difíciles de medir debido a su naturaleza de operación criminal”, añade.

“Hay grandes zonas de alta mar, especialmente la columna de aguas profundas y el lecho del mar que, simplemente, no han sido exploradas”, prosigue. “Sabemos que algunas de estas zonas ya han sido objeto de explotación para la pesca, lo que ha sido particularmente dañino. Pero saber que las embarcaciones pesqueras han estado allí no nos habla de lo que había antes de que estas llegaran, y el daño que se está haciendo”.

Pavan Sukhdev, jefe de la Iniciativa Economía Verde del PNUMA y autor principal del estudio 2010 de la Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad, explica a SciDev.Net que el informe de la comisión estará dirigido en parte a las empresas que se preparan a explotar los recursos en alta mar con las nuevas tecnologías.

Las recomendaciones de la comisión podrían incluir revisiones al cumplirse 30 años de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar que no previó estos cambios tecnológicos.

Pero cualquier recomendación de la comisión también debe ser equitativa y no destruir los medios de subsistencia de los más pobres, recalca Sukhdev. 

“Los servicios de la naturaleza importan mucho más a los pobres. No se puede tener un modelo de desarrollo que está destruyendo los medios de vida de 200 millones de personas que dependen de la pesca y de los peces. Tenemos que argumentar a favor de que el cambio es también en interés del desarrollo”, finaliza.

Enlace a la nota de prensa de la Comisión Océano Mundial

Enlace a la Revisión Mundial de Pesca y Acuicultura de la FAO 2010 – parte 3 (en inglés)

Enlace al Banco Mundial, Miles de millones sumergidos: la justificación económica para la reforma pesquera (en inglés)

 

Referencias

[1] FAO, World Review of Fisheries and Aquaculture 2010

[2] World Bank, The Sunken Billions: The Economic Justification for Fisheries Reform (2009)

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.