Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Los beneficios de pasar la voz más allá de la academia
  • Los beneficios de pasar la voz más allá de la academia

Crédito de la imagen: Sven Torfinn / Panos

De un vistazo

  • Muchos científicos piensan que emitir una opinión perjudicará su objetividad

  • Pero evidencia de SciDev.Net muestra que opinión informada puede promover carreras e ideas

  • Instituciones deberían alentar a sus investigadores a convertirse en buenos comunicadores

Shares
Impacto de artículos de opinión de SciDev.Net evidencia lo que ganan los científicos cuando saben comunicarse.
                                                                                                                                                                 
Muchos científicos piensan que emitir una opinión perjudicará su objetividad. Pero evidencia de SciDev.Net muestra que opinión informada puede promover carreras e ideas
Instituciones deberían alentar a sus investigadores a convertirse en buenos comunicadores
 
Sabemos que los científicos son cuidadosos sobre lo que dicen ante sus colegas y el público: “el miedo a ser convincente”, como lo definió un periodista peruano el mes pasado, exasperado con los investigadores que protegen sus declaraciones con conversaciones sobre posibilidades y enfoques metodológicos.
 
Esto, por supuesto, refleja la naturaleza de la ciencia como un proceso de investigación constante y por lo general como un progreso gradual. Siempre hay más que aprender, más que entender, especialmente en los problemas complejos del mundo real típico de la ciencia para el desarrollo. Esto ayuda a explicar las declaraciones matizadas y contextualizadas.
 
De hecho, hay un paralelo con el periodismo. Un principio que guía a los periodistas es el equilibrio: la presentación objetiva de ambos lados de una historia, sin ofrecer opinión propia.
 
Sin embargo, tanto científicos como periodistas sí expresan sus opiniones a través de columnas de opinión, editoriales, blogs y entrevistas, ofreciendo una perspectiva informada sobre los debates en curso. Y lo hacen sin menoscabar su profesionalismo.
 
Todo lo contrario: una opinión cuidadosamente meditada y bien documentada puede dar visibilidad a los científicos en sus campos y más allá de los círculos académicos. Y puede desencadenar oleadas de cambio, por pequeñas que sean, al ofrecer nuevas miradas o proponer un replanteamiento de los sistemas científicos o tecnológicos.
 
Sin embargo, ¿qué sabemos realmente sobre el impacto de los artículos de opinión? El proceso de monitoreo y evaluación de SciDev.Net, coordinado por mi colega Jessica Romo, ha estado siguiendo lo que pasa ‘después’ de la publicación en nuestro sitio web de los artículos de opinión y editoriales, cuyos resultados se publicarán a fines de este mes.
 
Aunque no refleja todo el contenido del sitio web, evidencia cómo los mensajes firmes de los científicos pueden marcar una diferencia en el mundo de la política y el desarrollo. Y fortalece los argumentos acerca de lo que los investigadores pueden conseguir si mejoran su destreza para la comunicación que no es técnica.

Provocar resonancia
 
Echemos un vistazo. El informe se basa en 36 artículos de opinión publicados desde fines de setiembre de 2011 hasta finales de agosto de 2012. Los autores de casi el 94 por ciento de ellos señalaron un impacto relacionado con el alcance, compromiso, trabajo en redes e influencia política (como un aumento en la sensibilización o un cambio en el discurso).
 
En muchos casos, los autores hicieron nuevos contactos con organizaciones relevantes, llegaron más allá de la academia y el sector de investigación hasta audiencias especializadas en política y desarrollo. Y el trabajo en redes conllevó invitaciones a proyectos y eventos.

Por ejemplo, una semana después de escribir acerca del por qué los agricultores en África deberían cambiarse a los biopesticidas, a Manuele Tamò —representante nacional del Instituto Internacional de Agricultura Tropical en Benín— se le solicitó escribir una nota conceptual para implementar las ideas expresadas en el artículo para un proyecto financiado.
 
Y poco después de la publicación de su artículo Apoyo a comunidades para mapear adaptación climática, John Waugh fue contactado por organizaciones de alto perfil para participar en eventos destinados a fomentar el uso de tecnologías cartográficas.
 
El informe contiene numerosos ejemplos que demuestran que tener un artículo publicado en nuestro sitio web puede aumentar el perfil del autor y de la investigación, aunque es evidente que los autores que hacen el mayor esfuerzo (por ejemplo usando sus redes para difundir sus artículos) probablemente tendrán más impacto.

Habilidades de comunicación
 
Esta evidencia pone de relieve algunas formas concretas de impacto para los científicos interesados en comunicar yendo más allá de escribir artículos y presentaciones científicas.

Los científicos que están mejor preparados para comprometerse con la sociedad… son quizás los que más se necesitan en los países más pobres, que requieren el mejor conocimiento disponible para poner el desarrollo en una senda más sostenible

Bernard Slippers, Universidad de Pretoria, Sudáfrica


Algunos están ganando terreno en este tema. En general, se trata de científicos que reconocen el valor de compartir su conocimiento a través de un lenguaje más sencillo y de una variedad de formatos de comunicación, que incluyen las redes sociales, pero que no refleja un cambio en su pensamiento institucional.
 
El cambio en los sistemas de educación científica, incentivos y capacitación tiene un largo camino por recorrer para fomentar un compromiso más amplio.
 
Bernard Slippers, profesor del departamento de genética y del Instituto de Biotecnología Agrícola y Forestal de la Universidad de Pretoria, Sudáfrica, aboga a favor del valor de asegurar que los científicos adquieran estas habilidades al inicio de sus carreras.
 
“Los científicos que están mejor preparados para comprometerse con la sociedad… son quizás los que más se necesitan en los países más pobres, que requieren el mejor conocimiento disponible para poner el desarrollo en una senda más sostenible”, escribió en un artículo de opinión.
 
“[Sin embargo] muchos científicos jóvenes cuentan historias de cómo fueron desanimados de ayudar con la comprensión pública de la ciencia por los superiores de sus instituciones o por los criterios de evaluación y promoción”, añadió.

Slippers exhorta a brindar capacitación a los científicos en competencias ‘blandas’, que incluyan la gestión y la comunicación, y en nuevos criterios para evaluar el impacto de la participación pública.
 
Otras prioridades
 
Cuando era científica de investigación durante la primera etapa de mi carrera, ciertamente no veía la comunicación o la participación pública como prioridades. Por lo general un científico joven gastará su tiempo y energías perfeccionando sus competencias analíticas, persiguiendo la próxima subvención o poniendo su trabajo por escrito para un artículo en una revista.
 
Pero como editora es fácil ver cómo la falta de comprensión sobre el funcionamiento de los medios o sobre la visión en conjunto de un campo, pueden convertirse en limitaciones para pedirle a un científico que comente sobre alguna información o escriba un artículo de opinión.

La falta de habilidades para la comunicación no es una barrera infranqueable. La experiencia y la confianza ayudan, aunque es igualmente útil leer sobre determinado campo. Un buen editor o periodista también puede ayudar a desenmascarar los mensajes escondidos en la jerga, la voz pasiva y el detalle excesivo.
 
Pero la evidencia de SciDev.Net sobre el impacto de los artículos de opinión sugiere que los científicos se pueden beneficiar enormemente si cultivan sus habilidades propias para dar a su investigación una voz que vaya más allá de los acogedores círculos de la academia.
 
Si mi experiencia durante unos cuantos días de trabajo en Perú sirve para algo, es para asegurar que hay una audiencia receptiva en el mundo en desarrollo: en dos ocasiones, fui abordada por personal de universidades buscando recursos para la capacitación en comunicación.

Algunos están disponibles: el proyecto AuthorAID del INASP es un ejemplo, y nuestras Guías Prácticas  incluyen recursos dirigidos a científicos, con consejos para la participación pública. Pero existe la posibilidad de una capacitación más sistemática —como parte de la educación superior o profesional— que debería ser parte de la caja de herramientas de cualquier científico.
 
La evidencia de la influencia de los artículos de opinión que publicamos muestra importantes beneficios y sugiere que, dando una voz más accesible a los científicos de los países en desarrollo, las habilidades de comunicación pueden ayudar a enfrentar el persistente desequilibrio en la influencia política entre el hemisferio Norte y el Sur.

Anita Makri
Editora de opinión e informes especiales, SciDev.Net
@anita_makri
La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.