Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Buen momento para monitorear nuevas metas de desarrollo

Próximo conjunto de metas de desarrollo debe apoyarse en planes para medir avances y resultados, e impulsar infraestructura de datos.

La cuenta regresiva de la agenda posterior a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) es un buen momento para debatir sobre la forma en que la comunidad de desarrollo y los países de todo el mundo deberían colaborar para impulsar el bienestar, la sostenibilidad y la justicia social a partir de 2015.

Si se mira más allá de las propuestas y de las discusiones sobre las prioridades, y se imagina un nuevo marco de desarrollo en marcha y el rápido avance de las dos décadas, ¿cuántas preguntas se pueden responder sobre lo que se ha trabajado y lo que se ha dejado de hacer?

DE UN VISTAZO

  • Falta de datos ha hecho difícil evaluar Objetivos de Desarrollo del Milenio
  • Debate sobre objetivos después de 2015 también debería abordar cómo medir el progreso
  • Países en desarrollo requerirán apoyo para recolectar y analizar los datos necesarios

El valor del monitoreo y la evaluación (MyE) es evidente cuando reflexionamos sobre los progresos alcanzados en la última década: con la perspectiva del tiempo, responder preguntas sobre el impacto de los ODM dista de ser sencillo.  

El reto obligadamente será mayor con el siguiente conjunto de objetivos que, tal como están actualmente concebidos, estarán basados en un abanico de metas de desarrollo más amplias comparadas con el énfasis en el desarrollo humano de los ODM.

Aunque los científicos y líderes políticos tienen razón al señalar las necesidades que deben lograrse en primer lugar, no es demasiado pronto para considerar cómo se debe medir el progreso. El método científico puede ser una guía y las propuestas de las partes interesadas dispuestas a dar forma a los nuevos objetivos, un buen punto de partida.

Discusión de objetivos

En las últimas semanas, las discusiones acerca del curso futuro del desarrollo global han ido cobrando fuerza, encabezadas por el Grupo de Alto Nivel de la Agenda de Desarrollo Pos 2015 de la ONU, y funcionando como un proceso separado al desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que fue lanzado durante la cumbre Río+20 de junio pasado.

La lista abierta de objetivos propuestos incluye numerosos temas —desde el cambio climático hasta la educación y la construcción de la paz— defendidos por gobiernos y organizaciones de todo el mundo. [1]

Los asuntos sobre la medición de los progresos y resultados no se han ignorado: esta lista incluye varias propuestas sobre cómo se podrían desarrollar los objetivos e indicadores, con muchas de ellas centrándose en la inequidad y el bienestar. Adicionalmente, un informe dado a conocer en el 2012 del Equipo de Tareas del Sistema de la ONU sobre la Agenda de Desarrollo pos 2015 describe las maneras de desarrollar las metas, objetivos e indicadores para hacer frente a las desigualdades. [2]

El informe también destaca la necesidad de invertir en la compilación de la información desagregada y su análisis, y desarrollar métodos —usando las nuevas tecnologías y las redes sociales— que complementen las encuestas de hogares mediante el monitoreo a nivel de la comunidad.

Pero antes de construir sobre los métodos existentes, y al mismo tiempo que se consideran los objetivos e indicadores, es vital hacer frente a los obstáculos que yacen en la raíz de la capacidad de los países para monitorear los progresos y resultados: la infraestructura para recopilar, analizar y usar los datos para la toma de decisiones.

Preocupación por los datos

Los críticos de los ODM argumentan que la falta de datos, las dificultades para obtener mediciones válidas y el uso de promedios nacionales que ocultan las desigualdades entre países y poblaciones hacen difícil determinar cuánto se ha avanzado, especialmente en los lugares más pobres del mundo. Estos inconvenientes también son reconocidos por el asesor de los ODM, Jeffrey Sachs. [3]

Por ejemplo, en casi la mitad de los países del sub Sahara africano no se ha llevado a cabo ninguna encuesta de hogares por diez años, según Caroline Anstey, directora gerente del Banco Mundial. [4]

Y el mes pasado, los expertos de salud que hablaron en Londres durante el lanzamiento del Estudio 2010 sobre la Carga Mundial de Enfermedades señalaron que la falta de infraestructura de información en el mundo en desarrollo significa que poco se sabe sobre medidas tan elementales como las causas de la mortalidad infantil.

El caso de los ODM relacionados con la salud muestra que la evaluación de los resultados puede ser difícil incluso donde existe una fuerte tradición de análisis empíricos. Las políticas e intervenciones de salud pública tienden a focalizarse en las causas físicas y biológicas de la enfermedad y, aunque los componentes ambientales y sociales del bienestar son cada vez más tomados en cuenta, vincular la salud con las preocupaciones más amplias del desarrollo sigue siendo un interrogante.

Esto pone de manifiesto dos realidades. La primera, si la medición del progreso era una falla de los ODM, es probable que monitorear el progreso en los ODS, potencialmente más ampliamente enfocados, sea mucho más difícil.

En segundo lugar, si se quiere que los nuevos objetivos globales aborden los componentes subyacentes de la pobreza e incluyan las dimensiones ambientales y socioeconómicas del bienestar, la medición de su progreso requerirá capturar datos sobre factores difíciles de cuantificar, como la gobernanza.

Asegurar la medición

Aunque un enfoque más amplio del desarrollo es un paso en la dirección correcta, debería implementarse junto con una estrategia práctica de MyE que incluye la inversión en infraestructura de datos allí donde sea necesario.

Un informe dado a conocer esta semana por el Comité para el Desarrollo Internacional del parlamento inglés exhorta a mejorar la forma como se mide el progreso mientras se mantiene “la simplicidad y mensurabilidad” de los ODM. [5] Peter Holmgren, director general del Centro para la Investigación Forestal Internacional también aboga por mantener los objetivos de una manera simple y asequible. [6]

Puede que los llamados a la simplicidad no encuentren apoyo en quienes defienden un enfoque más amplio de desarrollo. Sin embargo, independientemente de cuanta complejidad acabe teniendo el proceso en el camino, el MyE debe ser una característica central del establecimiento de metas.  

Poner énfasis en la evidencia no significa necesariamente optar por soluciones tecnocráticas. Pero puede fomentar la rendición de cuentas, ofrecer orientación y permitir decisiones basadas en la evidencia, reduciendo la brecha entre las preguntas sobre el entramado global que se necesitan formular y las realidades de cómo -y si es posible- responderlas.

El método científico puede ser una guía, aclarando lo que se espera de los objetivos del desarrollo seguido por la forma de medir el progreso y los resultados, la información requerida para lograrlo y el análisis necesario para sacar conclusiones. Este proceso también debería hacer provisiones para rastrear los resultados del desarrollo que no son fácilmente captados por los datos, o donde los datos no están fácilmente disponibles.

La tarea debe ser más fácil si las propuestas de los asuntos que deben abordarse en la siguiente generación de objetivos del desarrollo vienen con una discusión no solo acerca de su significado sino también de los métodos, herramientas y recursos necesarios para hacerles frente.

Anita Makri

Editora de opinión e informes especiales, SciDev.Net

 

Referencias

[1] Bergh, G. Tracking proposals on future development goals (Post2015.org, 2013).

[2] UN System Task Team on the Post-2015 UN Development Agenda Addressing inequalities: The heart of the post-2015 agenda and the future we want for all (UN System Task Team on the Post-2015 UN Development Agenda, 2012).

[3] Sachs, J.D. From Millennium Development Goals to Sustainable Development Goals (The Lancet, 2012).

[4] Rural 21 European Development Days 2012: Putting people first (Rural 21, 2012).

[5] International Development Committee International Development Committee — Eighth Report Post-2015 Development Goals (International Development Committee, 2013).

[6] Holmgren, P. Measuring sustainable development must be made simple and affordable (Center for International Forestry Research, 2013).

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.