Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Panamá invierte en su despegue científico

Shares

El gobierno panameño está empeñado en demostrar que los científicos nacionales pueden competir con sus pares de cualquier lugar del mundo.

El país centroamericano dejó atrás décadas de dictaduras y revueltas políticas y durante los dos últimos gobiernos democráticos ha hecho una importante inversión en investigación científica, como parte de un camino hacia el crecimiento económico y la competitividad.

Rubén Berrocal, secretario nacional de ciencia, señala que quiere convertir a Panamá en “un nodo científico internacional”, destaca un artículo en la revista Nature (26 de enero).

De ahí que la meta sea aumentar la inversión en ciencia y tecnología desde menos del 0,2 por ciento del PIB que registraba a mediados de la década de 2000 a 0,6 por ciento en 2014.

Algunas inversiones ya están en marcha: en marzo se inaugurará una parque de innovación científica y tecnológica de US$20 millones cerca de Ciudad de Panamá y para este año se contempla también la construcción de un vivarium para investigar la fauna nacional, cuya inversión fue de US$5 millones.

Asimismo, 100 panameños estudian doctorados en el extranjero financiados por el gobierno, que también ha establecido incentivos para su retorno y se acaba de lanzar en el país el primer programa de doctorado de investigación en biotecnología.

La cruzada panameña por forjar su propia ciencia como parte de una era de independencia respecto de los Estados Unidos se inició en 2004, cuando asumió el poder el ex presidente Martín Torrijos. Julio Escobar Villarrue fue su secretario de ciencia y líder de un plan de incentivos y financiamiento de estudios de postgrado para centenares de investigadores. 

Fue en ese entonces cuando una ex base militar estadounidense se convirtió en la actual ‘Ciudad del Saber’, un centro que concentra diversos centros de investigación.

El impulso siguió en 2009, cuando asumió el presidente Ricardo Martinelli Berrocal.

Panamá definió como su nicho de acción la biotecnología, con foco en las enfermedades infecciosas y la bioprospección o desarrollo de fármacos a partir de sus propios recursos naturales.

Lo único que podría retrasar estos planes, dicen algunos panameños, es la persistente resistencia a contratar investigadores nacidos fuera del país. Pese a ello, afirman, la situación está mejor ahora, aun cuando muchos fuera del país desconocen la gran cruzada que se está llevando a cabo para impulsar la ciencia.

Artículo completo en Nature (en inglés)

Referencias

Nature 469, 462-463 (2011) | doi:10.1038/469462a

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.