Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • México: urgen políticas para repatriar cerebros

El Estado mexicano debe instaurar políticas de largo plazo que estimulen al sector privado para que contrate o repatríe a recursos humanos capacitados, dijo en Madrid (14 de junio) el exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente. 

Así lo señaló durante la conferencia "Replanteando la fuga de cerebros", organizada por la asociación Más por México, compuesta por estudiantes de ese país que estudian en Europa. 

Según indica el diario El Universal, el también presidente de la Asociación Internacional de Universidades (IAU) señaló que la fuga de cerebros que se ha producido en los últimos 10 años es una expresión de la crisis de confianza producida, entre otras cosas, por la falta de oportunidades laborales y la situación de inseguridad del país. 

Un estudio realizado en 2009 reveló que más de medio millón de mexicanos con grado académico dejaron su país en la última década para emigrar a Estados Unidos y Europa. 

De la Fuente indicó que en una sociedad de conocimiento, la fuga de cerebros "se vuelve grave y crítica, mucho más que la fuga de capitales, que pueden eventualmente restituirse, pero la de cerebros es más difícil", señala el portal SDP Noticias. 

El presidente de la IAU dijo que México se “está rezagando”, en comparación con otras economías emergentes, como Brasil e India, que han invertido lo suficiente en educación y han creado “políticas públicas de Estado” para retener a su capital humano. 

En forma paralela, la semana pasada (17 de junio), el subsecretario de Educación Superior mexicano, Rodolfo Tuirán, dio a conocer el estudio “La Educación Superior en México y la movilidad hacia Estados Unidos”. 

Según el diario Vanguardia, cifras entregadas por Tuirán indican que en la última década la presencia de profesionales mexicanos en el extranjero creció en casi 153 por ciento, al pasar de 411.000 a 1.039.000.

En tanto, cinco millones de mexicanos con estudios superiores al promedio nacional (8,6 años) decidieron irse a Estados Unidos, dijo Tuirán, lo que a su juicio representa una pérdida enorme para el desarrollo de México y muestra que los programas de repatriación de talentos “son un fracaso”.