Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Cae financiación a alianzas para desarrollo de fármacos
  • Cae financiación a alianzas para desarrollo de fármacos

Crédito de la imagen: Flickr/UC Davis College of Engineering

SciDev.Net en acción

Blog con el detrás de escena de eventos clave

Location Map

19/12/13

Shares
[LONDRES] El informe de este año de G-FINDER sobre el estado del financiamiento en investigación básica para las enfermedades olvidadas trajo un mensaje positivo en su encabezado: en 2012 el financiamiento global para esta investigación subió, revirtiendo la tendencia de descenso que arrastraba desde 2009.
 
Pero el informe es una rica fuente de datos y han surgido algunas tendencias interesantes. Por ejemplo, el esperado aumento de financiamiento de los países de bajos y medianos ingresos no se materializó.
 
Tal vez lo más preocupante sea que el informe muestra que el financiamiento para las alianzas de desarrollo de productos (PDP por sus siglas en inglés) cayó en un 20 por ciento —o US$87,4 millones— entre 2011 y 2012.



Financiamiento en US$ (millones)
Después de un pico en 2008,  el financiamiento de las PDP ha disminuido de manera constante, siendo en 2012 la caída más pronunciada. Gráfico producido usando Google Fusion Tables. Fuente de los datos: G-FINDER, informe 2013.
 
Esta tendencia podría ser perjudicial para la salud mundial debido a que las PDP no son cualquier cosa. En 2010, SciDev.Net informó que esa agrupación de financistas públicos, privados y filántropos elaboró 140 fármacos en fase de desarrollo. También ha habido fondos creados específicamente para fomentar las PDP debido a que se les percibe como una forma útil de difundir los riesgos asociados con la investigación de medicamentos entre diferentes sectores; sin ellos las empresas privadas probablemente serían menos proclives a invertir en enfermedades olvidadas que tienen escaso mercado viable.
 
Gran parte del debate durante el lanzamiento del informe en un evento en Westminster la semana pasada (11 de diciembre) se enfocó en la disminución del financiamiento de estas alianzas.

Las PDP han completado la investigación; ahora necesitamos trabajar juntos para llevar esos productos al mercado”.

Anja Langenbucher, Fundación Gates


Nick Chapman, analista principal de Policy Cures, la organización sin fines de lucro detrás de G-FINDER, reveló que hubo complicaciones subyacentes a este declive. Por ejemplo, señaló que algunas de las subvenciones principales a las PDP habían sido una “carga frontal” y naturalmente descendieron de valor. Además, el Programa Especial de la OMS de Investigación y Capacitación en Enfermedades Tropicales culminó su financiamiento este año. Previamente había proporcionado US$30,6 millones.
 
Aún así “la tendencia es real” aseveró Chapman. Más de la mitad de los financistas regulares de las PDP congelaron o disminuyeron sus contribuciones entre 2011 y 2012, según el informe.
 
Sin embargo, las razones de este patrón no están claras aunque hay muchos elementos para la reflexión.
 
¿Demasiado éxito para su propio bien?
 
Timothy Wells, director científico de Medicines for Malaria Venture, una PDP, afirmó que era posible que las alianzas fueran víctimas de su propio éxito. “El peligro es que los financistas te digan: ‘estás haciendo un gran trabajo —hemos visto tu estantería llena de medicamentos— obviamente no necesitas tanto dinero”, indicó.
 
Sin embargo Anja Langenbucher, directora adjunta de la Fundación Bill & Melinda Gates, resumió el ambiente de la reunión cuando sostuvo que las PDP de hecho necesitarán más fondos a medida que muchos de sus fármacos salgan de la fase de investigación y lleguen a la fase de desarrollo del producto.
 
“Ahora no es el momento para que los financistas den marcha atrás en este enfoque”, dijo. “Las PDP han completado la investigación; ahora necesitamos trabajar juntos para llevar esos productos al mercado”.
 
De lo sublime a lo ridículo
 
Otra posible causa de la disminución de financiamiento podría ser la confusión sobre los objetivos de salud pública internacional.
 
Cuando se presentaron los objetivos de desarrollo del milenio “las cosas se hacían prácticamente en un cuarto oscuro, casi sin nada de consulta”, recordó Jon Pender, vicepresidente de asuntos gubernamentales del gigante farmacéutico GlaxoSmithKline. Esto significó que los financistas se unieron alrededor de las metas concretas de salud, cuando estas se crearon a comienzos de la década del 2000.
 
Pero las cosas han marchado “de lo sublime a lo ridículo”, admitió, con “tantas cosas” en consulta sobre los objetivos después de 2015 que posiblemente confunda a los financistas sobre lo que deberían financiar para vincularse con los objetivos internacionales que están surgiendo.
 
Para complicar aún más las cosas, Chapman subrayó que la mayor parte de la desaceleración del financiamiento para las PDP está relacionada con su financiación básica —para gastos generales como energía— mientras que los proyectos específicos de investigación mantienen un financiamiento relativamente mejor.
 
Pero Langenbucher aportó una nota positiva al subrayar que son detalles como este los que ayudarán a los financistas a encontrar la manera de hacer las cosas mejor. G-FINDER es así de valioso porque muestra a los financistas cómo mejorar lo que están haciendo, enfatizó.
 
Enlace al informe completo (en inglés).
 
La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.