Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Éxito en proyecto que envía cajas para combatir malaria
  • Éxito en proyecto que envía cajas para combatir malaria

Crédito de la imagen: Flickr/United Nations Development Programme/Joydeep Mukherjee

De un vistazo

  • Investigadores que solicitan cajas gratuitas contra malaria prometen hacer públicos sus resultados

  • Las 177 cajas suministradas hasta ahora han generado nueve artículos revisados por pares

  • Cajas de Patógenos para hacer frente a enfermedades tropicales olvidadas estarán listas en 2015

Shares
Una iniciativa, que envía gratuitamente una caja con compuestos contra la malaria a científicos de todo el mundo está ayudando a impulsar la investigación para el descubrimiento y desarrollo de fármacos desde su lanzamiento en 2011 y ha inspirado un segundo proyecto para las enfermedades tropicales olvidadas, según Medicines for Malaria Venture (MMV), una alianza para el desarrollo de productos.
 
Las Cajas contra la Malaria contienen muestras de 400 compuestos activos contra la malaria, con una cantidad suficiente de cada componente para llevar a cabo diez experimentos. Las cajas hasta ahora han sido enviadas a docenas de científicos de África, Asia y Sudamérica, y han dado lugar a nueve artículos revisados por pares y descubrimientos inesperados en otras enfermedades diferentes a la malaria.
 
Ahora MMV y sus socios desean capitalizar este éxito lanzando una Caja de Patógenos para fines de 2015 con el fin de enfrentar una gama aún más amplia de enfermedades tropicales olvidadas, como la tuberculosis y la esquistosomiasis.
 
“Se trata de poner los compuestos correctos en los laboratorios correctos, proporcionando a los investigadores una ventaja mediante la selección y puesta a disposición de los compuestos más prometedores”, dice Paul Willis, director del proyecto de descubrimiento de fármacos de MMV.
 
De los datos a los compuestos
 
Los orígenes del proyecto se remontan a la publicación inicial por parte de MMV de aproximadamente 20.000 compuestos de libre acceso que mostraban actividad contra la malaria, después de haber analizado alrededor de cuatro millones de componentes de una serie de bibliotecas químicas.

El libre acceso a los compuestos, datos y propiedad intelectual ahorra tiempo y facilita las actividades de investigación colaborativa”.

Robert Don,
Medicamentos para Enfermedades Olvidadas

 
Sin embargo Willis señala que el impacto de la simple apertura de los datos “no fue tan alta como se esperaba” pues los investigadores querían hacer sus propios experimentos y necesitaban los compuestos físicos reales —no solamente sus estructuras químicas— debido a que son costosos y difíciles de hacer.
 
“La idea [de la caja] fue destilar esos 20.000 compuestos en 400 que eran más manejables, accesibles y adecuados para que los investigadores comenzaran a trabajar”, indica.
 
La lista fue seleccionada cuidadosamente, primero mediante análisis de computador y posteriormente de los químicos, incluyendo moléculas con un amplio espectro de estructuras químicas, propiedades físicas y actividad biológica de la larga lista original.
 
La mitad son compuestos similares a los medicamentos para el descubrimiento de fármacos orales y la otra mitad son para ser usados como herramientas para estudiar los parásitos.
 
La única condición para recibir la caja gratuitamente es que los investigadores deben poner cualquier resultado en el dominio público en los siguientes dos años.
 
Resultados prometedores
 
“Comenzamos a ver resultados muy rápidamente, con la gente enviándonos la información”, recuerda Willis.
 
Ha habido nueve publicaciones en revistas revisadas por pares además de otros resultados inéditos depositados en una base de datos de libre acceso, ChEMBL, financiada principalmente por Wellcome Trust.
 
A la fecha, se han enviado 177 Cajas contra la Malaria, entre ellas diez a África, 15 a Asia y tres a Sudamérica.
 
Aproximadamente el 70 por ciento de los investigadores está dedicado a la malaria, pero el resto ha usado las cajas para estudiar enfermedades tropicales olvidadas y enfermedades infecciosas, pues los compuestos mostraron una actividad inesperada contra otros patógenos.
 
Por ejemplo, Christopher Huston, investigador de enfermedades infecciosas de la Universidad de Vermont, Estados Unidos, usó la caja para publicar los resultados que espera conduzcan a un tratamiento para la criptosporidiosis, la segunda causa más común de diarrea mortal en niños menores de un año.

Robert Don, director de descubrimientos y preclínica de la Iniciativa Fármacos para las Enfermedades Olvidadas, afirma que su organización ha examinado los compuestos de la Caja contra la Malaria con los parásitos que causan la enfermedad del sueño, la enfermedad de Chagas y la leishmaniasis visceral.
 
“El libre acceso a los compuestos, los datos y la propiedad intelectual ahorra tiempo y facilita las actividades de investigación colaborativa mediante el intercambio rápido de datos entre los socios del proyecto, además de reducir la duplicación de los esfuerzos de investigación”, asegura a SciDev.Net.
 
Huston añade que es relativamente difícil acceder a compuestos de alta calidad para detectar los principales medicamentos potenciales, y que el costo de construir bibliotecas de medicamentos tales como los de la Caja contra la Malaria es prohibitivo para un laboratorio pequeño.
 
Fabrice Boyom, jefe de la Unidad de Agentes Antimicrobianos de la Universidad de Yaundé, Camerún, dice que las cajas eliminan la necesidad de “equipos altamente sofisticados y costosos que no siempre están disponibles en el mundo en desarrollo”.
 
Colin Sutherland, jefe del Departamento de Inmunología e Infecciones de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Reino Unido, puntualiza: “ofrecer una caja gratuita es un paso importante en la apertura a más actores de la revisión final del proceso de desarrollo de medicamentos”.
 
Pero advierte que el éxito del proyecto de Cajas contra la Malaria “se juzgará a partir de si se obtienen nuevos medicamentos de él”.
 
“Es importante ver cuántos de los 400 compuestos progresan desde las primeras etapas de la exploración”, subraya.
 
Fuera de la caja
 
Willis, de MMV, explica a SciDev.Net que la nueva Caja de Patógenos también contendrá alrededor de 400 compuestos.
 
“Esta caja gratuita nos llevará al siguiente nivel de manera que el potencial y el poder [para hacer frente a las enfermedades tropicales olvidadas] podría ser aún mayor”, continúa.
 
MMV está usando varios métodos para seleccionar el contenido de la caja, incluyendo la consulta a investigadores de la comunidad de enfermedades tropicales olvidadas. La selección final será hecha por un comité de expertos.

Sutherland expresa a SciDev.Net que el siguiente foco de atención debe ser la identificación de un conjunto adicional de 400 compuestos para la investigación de enfermedades tropicales olvidadas, para mantener “alimentada” la conducción con los nuevos compuestos que se van obteniendo.
 
Enlace a la Caja contra Malaria (en inglés)
 
Enlace a la Caja de Patógenos (en inglés)
 
Vea el video de MMV sobre la Caja contra la Malaria:



La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.