Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Predicen aumento de malaria en áreas montañosas
  • Predicen aumento de malaria en áreas montañosas

Crédito de la imagen: Gates Foundation

De un vistazo

  • Pronósticos indican que el cambio climático aumentará la transmisión de malaria en alturas.

  • Esto afectaría a los habitantes de algunas regiones de África, Asia y América del Sur

  • En otros lugares, incluyendo las costas de la India, se pronostica una disminución.

Shares
[SANTIAGO] Más personas corren el riesgo de contraer malaria en las áreas montañosas tropicales de África, Asia y América del Sur a medida que el calentamiento global hace que el clima en esas regiones sea más propicio para la transmisión de enfermedades, de acuerdo a un estudio.

El estudio se centró en los efectos del calentamiento global pero señala que se necesitan más investigaciones que tomen en consideración otros factores que pueden influenciar la propagación de la enfermedad, incluyendo el desarrollo económico, cambios en patrones de la población humana y adaptaciones de los mosquitos que transmiten la malaria.

Los autores del trabajo, publicado ese mes en Proceedings of the National Academy of Sciences (3 de febrero), usaron cinco modelos existentes de impacto de la malaria para hacer predicciones para los años 2030, 2050 y 2080.

Los modelos de malaria fueron procesados bajo cuatro escenarios diferentes de emisiones de dióxido de carbono desarrollados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático. Los investigadores examinaron, bajo escenarios distintos, el grado de facilidad con que se transmitiría la enfermedad y cuánta gente estaría en peligro.

Encontraron que cada uno de los cinco modelos predecía que se alargaría la temporada durante la cual se transmite la enfermedad en las regiones montañosas de África del este, Suráfrica, Angola central, las mesetas de Madagascar, América Central, sur del Brasil y las áreas fronterizas entre India y Nepal.

Cyril Caminade, autor principal del estudio y epidemiólogo en la Universidad de Liverpool, Reino Unido, dice que los modelos individuales pueden pasar por alto consideraciones importantes, pero ya que los cinco modelos predicen aumentos de malaria en las mismas áreas, confía que los resultados son fiables.

El estudio solo modeló el parásito Plasmodium falciparum. Este parásito transmite la forma más severa de malaria, responsable del 80 por ciento de todas las infecciones de malaria y el 95 por ciento de las muertes. Es más predominante en el Sub-sahara africano.

Por esta razón, “se podrían esperar efectos más severos sobre el continente africano, donde la carga de [P.falciparum] malaria es mayor”, dice Caminade. Hay más peligro en África porque la incidencia de malaria ya ha aumentado en las áreas más altas en los últimos 50 años y se espera un gran aumento de la población, dice.

Caminade añade que el estudio también muestra una temporada más larga de malaria en Asia: en Bangladesh, norte de Myanmar y en el borde entre Myanmar y China. Pero añade que el menos virulento parásito P. vivax, no contemplado en el estudio, existe en estas regiones.

En otras áreas, incluyendo áreas tropicales de África occidental, Malasia, América del Sur y las cosas de la India, los cinco modelos pronostican un descenso de la malaria.

Simon Hales, epidemiólogo de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, dice a SciDev.Net que “la prolongación de la temporada de trasmisión de malaria por P. falciparum en las áreas montañosas tropicales de África, América del Sur y Asia es una conclusión muy sólida dada la consistencia de los resultados en todos los modelos”.

Caminade también señala que los estudios que modelan el riesgo de la malaria están empezando a incorporar otros factores que inciden en las tasas de trasmisión de la enfermedad tales como el uso que se le da a los suelos, la urbanización, migración, crecimiento económico y medidas de control del flagelo.

Por ejemplo, añade, el proyecto Healthy Futures, financiado por la Unión Europea, para mapear el riesgo futuro en África Oriental de malaria y dos otras enfermedades transmitidas por vectores incluye algunas de estas consideraciones.

Enlace a la versión completa del estudio en PNAS  (en inglés)

La versión original de este artículo se publicó en la edición Global de SciDev.Net

Referencias

Proceedings of the National Academy of Sciences doi: 10.1073/pnas.1302089111 (2014)
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.