Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Paraguay: subsidiar científicos reduce sesgo de género
  • Paraguay: subsidiar científicos reduce sesgo de género

Crédito de la imagen: Argonne National Laboratory

De un vistazo

  • Especialistas del BID evaluaron programa de incentivo a investigadores paraguayos

  • Descubrieron que programa no hace distinciones de género al seleccionar beneficiarios

  • Subsidio tuvo impacto positivo en publicaciones científicas de hombres y mujeres

Shares
Otorgar  incentivos a investigadores puede contribuir a cerrar la brecha de género y a mejorar la producción científica de las mujeres según la evaluación  de un programa paraguayo que utiliza subsidios para impulsar las carreras y la productividad de sus científicos.
 
La evaluación, detallada en un artículo, publicado en Science and Public Policy (noviembre 27), analiza la trayectoria de quienes postularon en 2011 al Programa Paraguayo de Incentivos a Investigadores (PRONII), establecido en ese año  por el Consejo Nacional para Ciencia y Tecnología (CONACYT).

“…los subsidios entregados en este caso parecen estar cerrando la brecha de género… Esto indica que incentivos monetarios podrían servir para aumentar la distribución de producción científica por género”.

Diego Aboal, Centro de Investigaciones Económicas  del Uruguay

 
El artículo es parte de un proyecto del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para recoger indicadores fidedignos sobre género y ciencia en América Latina. Hasta el momento, el BID ya ha realizado este tipo de evaluaciones en México y Uruguay.
 
La literatura general sobre el tema sugiere que existe brecha de género en el reclutamiento y promoción de las mujeres. Además, en la ciencia prevalece una cultura masculina, que no es un ambiente acogedor para las mujeres. Refuerzan estos factores la discriminación y los estereotipos de género en la educación superior, que disuaden a las mujeres a elegir una carrera científica.
 
PRONII no hace distinciones de género al seleccionar a los beneficiarios, lo que se demuestra porque del total de postulantes rechazados, solo un 40 por ciento fueron mujeres.
 
El PRONII clasifica a los beneficiarios en cuatro niveles, de inferior a superior: candidato y niveles 1, 2 y 3. Son clasificados en las distintas categorías  según la investigación básica, aplicada y tecnológica, de calidad probada que hayan producido;  su  nivel de educación; el apoyo dado al desarrollo de capacidades investigativas y cuánto han fomentado  capacidades institucionales de investigación y desarrollo.
 
Los candidatos no reciben un incentivo monetario;  los incorporados a los tres niveles reciben US$700, 1400 y 2100, respectivamente, un monto importante si se considera que el PIB per capita de Paraguay en 2012 fue de US$322 al mes. El subsidio dura dos, tres y cinco años para los niveles uno a tres, en ese orden.
 
Según el estudio,  PRONII seleccionó un número igual de hombres y mujeres .Hubo más mujeres seleccionadas en las categorías uno y dos mientras que en la tres quedó solo una mujer y 11 hombres.
 
En los tres niveles, hombres y mujeres produjeron más investigaciones y supervisaron más tesis. Las mujeres  publicaron un número ligeramente menor de artículos en revistas científicas, que era el mismo caso antes de que ingresaran al PRONII.
 
Sin embargo, para Diego Aboal, investigador principal del estudio y del Centro de Investigaciones Económicas  del Uruguay, “el subsidio sí tuvo impacto positivo sobre la publicación de artículos científicos por investigadores hombres y mujeres, del orden de un estudio por investigador por año”. 
 
“En el nivel uno hubo 0,8 tesis adicionales dirigidas por año y 0,75 trabajos técnicos. Hay evidencia no muy robusta de mejora en la calidad de los trabajos publicados en el  nivel dos”, afirma.
Los datos analizados confirman que efectivamente el género no influye en el acceso al PRONII, concluye Aboal quien también labora en las universidades ORT Uruguay y de la República de ese país.
 
Señala que el aumento de la producción técnica e investigativa en el nivel uno se debe a la mayor contribución de las mujeres “por lo que los subsidios entregados en este caso parecen estar cerrando la brecha de género en esta dimensión…Esto indica que incentivos monetarios podrían servir para aumentar la distribución de producción científica por género”.
 
Aboal piensa que la evaluación es útil para sacar algunas conclusiones ya que considera apenas dos años del programa. Habría que esperar entre ocho y 10 años para ver tendencias a más largo plazo.
 
Para Alice Abreu, directora de Gender InSITE —iniciativa internacional para promover el papel de la mujer en la CTI— éste, como los  demás trabajos del programa del BID, tiene el mérito de que por primera vez economistas competentes evalúan el sesgo de género en programas nacionales aplicando metodologías consistentes y confiables.
 
“Si se continúa haciendo sistemáticamente, los estudios ayudarán a que el programa adquiera mayor relevancia en las políticas públicas”, subraya. 

Enlace al resumen del artículo en Science and Public Policy

Referencias

Gender Gaps and Scientific Productivity in Middle-Income Countries, evidence from Mexico
 
Glass Ceiling in Research: Evidence from a National Program in Uruguay
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.