Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Buscan equidad de género en la ciencia mexicana

SNRE

De un vistazo

  • México modificó cuatro artículos de su Ley de Ciencia y Tecnología para favorecer la equidad de género.

  • Las modificaciones buscan incentivar la participación equilibrada y sin discriminación entre mujeres y hombres.

  • Esto facilitará la creación de apoyos especiales que consideren las diferencias de género.

[CIUDAD DE MÉXICO] A once años de su publicación oficial, el Congreso mexicano reformó (7 de junio) cuatro de los artículos de la Ley de Ciencia y Tecnología, para promover la igualdad de género mediante la participación equitativa y no discriminatoria entre hombres y mujeres en la investigación científica y tecnológica.
 
"Pese a que las mujeres mexicanas representan una porción significativa del conjunto de recursos humanos, su representación en materia de ciencia, tecnología e innovación es insuficiente”, señala la iniciativa de reforma presentada en 2011 por la Cámara de Diputados.
 
Actualmente, el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) registra una participación femenina del 33 por ciento.
 
La propuesta, aprobada sin ningún voto en contra en el Senado y firmada por el presidente de la República, entró en vigor el 8 de junio.
 
Al artículo 2 se le adicionó incentivar la participación equitativa de mujeres y hombres en todos los ámbitos del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y promover transversalmente la inclusión de la perspectiva de género en estas áreas.
 
Las modificaciones del 12 señalan que las políticas de apoyo a la investigación científica deberán “incentivar la participación equilibrada y sin discriminación entre mujeres y hombres” y el 14 sugiere diferenciar por género la base de datos con información sobre investigadores, para así medir el impacto de políticas y programas.
 
Finalmente, el artículo 42 promueve el desarrollo de un sistema de educación, formación y consolidación de recursos humanos “en igualdad de oportunidades y acceso entre mujeres y hombres”.
 
“En otros países [como EE.UU.] hay programas específicos para impulsar el estudio de la influencia de las diferencias de género en la educación y en la investigación científica. No se trata de hacer programas de intervención particular o apoyo sobre la población, sino de, en primer término, entender mejor estas cuestiones”, dice a SciDev.Net Luis Mier y Terán, director adjunto de Planeación y Cooperación Internacional del Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología (Conacyt).

Sin embargo añade que con estas reformas México sí puede favorecer la creación de apoyos especiales que consideren las diferencias de género, como la que ya existe en el reglamento del SNI, que permite otorgar un año de extensión a investigadoras que se embaracen durante la vigencia de su distinción.

“Las reformas establecidas en la ley en realidad hablan de algo que ya está ocurriendo en la práctica y que se espera reforzar”.

Gabriela Dutrénit


La equidad de género también ha sido subrayada por el Foro Consultivo, Científico y Tecnológico, A.C, instancia autónoma que cada año participa en el proceso de evaluación para renovar las comisiones dictaminadoras del SNI.
 
Su coordinadora general, Gabriela Dutrénit, dice a SciDev.Net que ya existen acciones en práctica. Una de ellas son los premios de investigación otorgados por la Academia Mexicana de Ciencia en los que existe diferenciación de edades tomando en cuenta el periodo de procreación en la mujer. Otro ejemplo es el apoyo que brinda el Conacyt a madres jefas de familia para que puedan concluir sus estudios a nivel licenciatura y formación técnica.
 
“Las reformas establecidas en la ley en realidad hablan de algo que ya está ocurriendo en la práctica y que se espera reforzar”, agrega.  
 
Enlace al texto de la Ley de Ciencia y Tecnología actualizada