Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Déficit en fondo de beneficios de Tratado Fitogenético
  • Déficit en fondo de beneficios de Tratado Fitogenético

Crédito de la imagen: Andrew McConnell / Panos

De un vistazo

  • El fondo es parte del tratado internacional de recursos fitogenéticos para la agricultura y la alimentación

  • Empresas que usan las semillas deben contribuir, al igual que gobiernos

  • Sin embargo se ha recibido menos de una quinta parte del financiamiento

Shares
Un déficit en el financiamiento está amenazando el futuro de un tratado internacional que busca compartir los beneficios de los recursos genéticos de las plantas, conocido como el Tratado Internacional de Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación (ITPGRFA).
 
El Tratado entró en vigor en 2004 con el fin de mejorar el acceso a los recursos genéticos de 64 cultivos esenciales para la alimentación y la agricultura, y para compartir de manera equitativa los beneficios comerciales derivados de su uso.
 
Sin embargo, los 131 países que hasta el momento lo han ratificado no están cumpliendo los objetivos fijados en el plan estratégico 2009-2014 para implementar el fondo de distribución de beneficios, y el dinero que se esperaba recibir del sector privado tampoco ha llegado a los montos esperados.
 
La meta era contar con US$116 millones en el fondo para fines de 2014, pero hasta ahora solo se cuenta con US$21.5 millones.
 
Un grupo de trabajo creado para analizar formas innovadoras de asegurar el financiamiento del fondo se reunió en mayo en Suiza, pero no llegó a ningún acuerdo sobre cómo cerrar la brecha. En vez de ello, los participantes acordaron estudiar nuevos enfoques que serán presentados en una nueva reunión a fines de este año.
 
El fondo debería ser financiado en gran parte por contribuciones de los gobiernos —hasta en un 85 por ciento— y el resto provendría de las empresas que usan las semillas.
 
Sin embargo, solo ocho gobiernos (Australia, Alemania, España, Indonesia, Irlanda, Italia, Noruega y Suiza además de la Comisión Europea) han contribuido, reseña el documento de antecedentes de la reunión de mayo. Algunos países agrícolas importantes, como los Estados Unidos, China y Argentina aún no han ratificado el tratado. Las contribuciones que se esperaban de la industria tampoco se dieron.
 
“No hay indicios de que la situación vaya a cambiar sustancialmente para fines del periodo del plan estratégico actual, es decir, antes de diciembre de 2014”, señala el documento.
 
Para muchos participantes de esta primera reunión, la escasa contribución refleja falta de confianza en el tratado.
 
Los US$21.5 millones conseguidos incluyen una contribución de Noruega por US$648.178 entre 2009 y 2014, derivada de una iniciativa que proporciona el 0.1 por ciento del valor de la venta de semillas del país. El gobierno de Noruega estima que si todos los países desarrollados siguieran su ejemplo, se podrían recolectar unos US$200 millones en diez años.
 
Edward Hammond, investigador asociado de la Red del Tercer Mundo (Third World Network), un foro mundial de organizaciones internacionales e individuos, quien participó en la reunión como observador de la sociedad civil, comenta a SciDev.Net que, en primer lugar, el imperativo es establecer las disposiciones para la distribución de beneficios.
 
Advierte que si no se produce la distribución de beneficios, no se estarían respetando los principios del tratado y este se volvería irrelevante.
 
Hammond señala que hay otras cuestiones apremiantes, como la presión del sector privado para expandir el   número de plantas que abarca el tratado, para su propio beneficio.
 
“El fondo de distribución de beneficios del tratado debe funcionar en beneficio de los pequeños agricultores para que conserven su diversidad, y no debe permitir dejarse influir por  los intereses de la industria de semillas. Las empresas semilleristas no pueden esperar razonablemente conseguir más semillas del sistema antes de comenzar a pagar por la distribución de beneficios”, subraya Hammond.
 
El copresidente de la reunión y el secretario del Tratado no respondieron a las solicitudes de comentar este artículo.
 
Enlace al Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogéneticos para la Agricultura y la Alimentación
 
Enlace a la Estrategia de Financiamiento para la Implementación del Tratado sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (en inglés)
 
Enlace al documento de antecedentes de la primera reunión del grupo de trabajo (en inglés)

La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.