Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Secuelas de enfermedades olvidadas tampoco se atienden
  • Secuelas de enfermedades olvidadas tampoco se atienden

Crédito de la imagen: Organización Panamericana de la Salud (OPS)

De un vistazo

  • En 45 años se han investigado secuelas neurológicas de solo cuatro de las 17 enfermedades desatendidas consideradas por la OMS

  • Complicaciones de estas enfermedades generalmente son invisibles, lo que dificulta estudios

  • Pero sus consecuencias neurológicas causan 1 por ciento de discapacidad global

Shares
[Buenos Aires] Pese a la mortalidad que provocan, las manifestaciones neurológicas de las enfermedades tropicales desatendidas no son tomadas en cuenta por la comunidad científica, existiendo muy limitada bibliografía sobre su detección y tratamiento.
 
Una revisión de las publicaciones científicas desde 1968 hasta 2013, determinó que solo se han realizado estudios de evidencia para el tratamiento de las complicaciones neurológicas de estas enfermedades en cisticercosis, Chagas, lepra y tripanosomiasis africana humana.
 
En total, son 17 enfermedades tropicales desatendidas reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Proliferan en entornos empobrecidos, transmitidas por insectos o propagadas por el agua contaminada, en ciclos que se perpetúan por efecto de la contaminación ambiental, sostenida por las malas condiciones de vida e higiene.

"Una de las razones que explican el olvido que pesa sobre estas enfermedades es que el sufrimiento que causan es en gran medida invisible", señala la OMS en el documento Enfermedades tropicales desatendidas: preguntas más frecuentes.

“La mayoría de profesionales de salud pierde la oportunidad de diagnosticar y tratar posibles manifestaciones neurológicas.”

Cecilia Centurión, Todos Frente al Chagas


Parte de esa invisibilidad incluye complicaciones neurológicas como accidente cerebrovascular, neuropatía, cefalea, y paraplejia, causantes del 1 por ciento de discapacidad global.
 
Según la revisión, publicada en la versión impresa del Journal of Neurological Science (15 de febrero), solo se han realizado estudios retrospectivos de manifestaciones neurológicas en dengue, leishmaniasis, oncocercosis, esquistosomiasis, lepra y tripanosomiasis africana humana; y los estudios sistemáticos solo abarcan enfermedad de Chagas, esquistosomiasis, rabia y cisticercosis.
 
“Estas enfermedades afectan globalmente a mil millones de personas”, señala a SciDev.Net Farrah J. Mateen, asistente del Hospital General de Massachusetts, profesora de la Escuela de Medicina de Harvard y coordinadora de la revisión científica.
 
“Los gobiernos de países con recursos limitados deberían formar a sus estudiantes de medicina, enfermeras, trabajadores de la asistencia médica y especialistas en neurología, para que estén más familiarizados con las manifestaciones neurológicas y eviten retrasar su diagnóstico temprano y tratamiento”, sugiere como estrategia para revertir la carencia detectada.
 
También propone asociaciones entre organizaciones no gubernamentales y gobiernos, así como campañas de sensibilización entre las poblaciones endémicas, que deben sumarse a los esfuerzos por mejorar los sistemas de salud y el incremento al acceso de agua potable.
 
Cecilia Inés Centurión, representante de Todos Frente al Chagas/Chagas Disease Alliance opina: “Toda publicación sobre esta problemática debería referir clara y específicamente las potenciales manifestaciones neurológicas del Chagas y otras enfermedades tropicales desatendidas”. 
 
En el caso específico del Chagas, algunas posibles complicaciones son cefaleas, mialgias y neuropatías.
 
La inmensa mayoría de profesionales de salud no piensa en Chagas y si lo hacen, siguen creyendo que el tratamiento será como cualquier otra enfermedad no transmisible, perdiendo la oportunidad de diagnosticar y tratar posibles manifestaciones neurológicas, evitando así complicaciones y aún la pérdida de la vida”, concluye.
 
Enlace al artículo resumen del artículo en Journal of Neurological Science (en inglés)
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.