Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Llaman a actuar ante carga del cáncer en América Latina

De un vistazo

  • Los casos de cáncer en América Latina y el Caribe han ido en alza

  • El diagnóstico tardío y la falta de acceso a salud están aumentando la mortalidad por cáncer

  • Pero a pesar de la amenaza, el cáncer sigue teniendo una baja prioridad en la región, dicen expertos

Shares

[SANTIAGO] Latinoamérica y el Caribe enfrentan una crisis de cáncer que “presagia sufrimiento generalizado y daño económico” si los obstáculos como financiamiento insuficiente y desigual acceso a los servicios no son superados, advierte un grupo internacional de expertos.

En un trabajo publicado en The Lancet Oncology el mes pasado (17 de abril) dicen que, si las tendencias actuales continúan, el cáncer en la región aumentará en un tercio cada año, alcanzando un total de 16,8 millones al 2020. Y en 2030 se diagnosticarán 1,7 millones de cánceres y morirán más de un millón de personas debido a la enfermedad.
 

Aunque el riesgo de tener un cáncer en América Latina o el Caribe es solo casi la mitad que en los Estados Unidos, las posibilidades de fallecer por esta causa son casi dos veces mayores, dicen los autores.

“La principal explicación para esta discrepancia es que, en promedio, los pacientes van al doctor cuando su enfermedad está mucho más avanzada”, dice Paul Goss, director de investigación sobre cáncer de mama del Hospital General de Massachusetts, Estados Unidos, quien coordinó a un grupo de alrededor de 70 especialistas, muchos de ellos latinoamericanos.

Por ejemplo, en Estados Unidos el 60 por ciento de los cánceres se diagnostican en una etapa temprana, en comparación con solo 20 por ciento en Brasil y diez por ciento en México.

Pero Goss observa que la incidencia del cáncer, el tratamiento y pronóstico entre latinoamericanos urbanos, con altos ingresos y nivel educacional es similar a la de los países desarrollados.

“Lo que hace que las estadísticas nacionales no sean buenas son los malos resultados de las personas pobres, rurales y de pueblos originarios, que constituyen la mayoría [de la población]. En muchos países, como Brasil, el 70 a 80 por ciento del presupuesto de salud se gasta en el 20 por ciento de la población de mayores ingresos”, dice Goss a SciDev.Net.

El sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo, el consumo de alcohol, sustancias cancerígenas en el ambiente y una población que envejece también están desatando la epidemia del cáncer.

El grupo hace un llamado a que se aumente el presupuesto de salud para las enfermedades no infecciosas y que se le de atención de salud adecuada a las 320 millones de personas (54 por ciento de la población total) de la región que carecen de ella; que se priorice la detección temprana y el tratamiento rápido; y que se tomen medidas para reducir el cigarrillo y prevenir la exposición a productos químicos cancerígenos en el medio ambiente.

Los científicos también llaman a realizar esfuerzos para combatir la obesidad – la que empeora la sobrecarga de cánceres y se estima que aumentará desde el 23 al 50 por ciento de la población para el 2030 – y dar mayor prioridad a prevenir infecciones como la hepatitis B y el virus papiloma humano, causas primarias del cáncer al hígado y cáncer cervical, respectivamente.

Jorge Jiménez, presidente del Foro Nacional del Cáncer de Chile y exministro de salud, dice a SciDev.Net: “En Chile y Latinoamérica el cáncer está reemplazando a las enfermedades infecciosas y cardiovasculares como el principal riesgo de salud. Si no se detecta tempranamente y se trata adecuadamente, el cáncer mata más, incluso a las personas de menos de 60”.

Añade que “en Chile, la incidencia del cáncer ha aumentado en 20 por ciento en los últimos 20 años y ahora causa un cuarto de las muertes anuales. Para revertir esta tendencia se necesita con urgencia educar a las personas, tomar medidas de prevención y masificar los exámenes de detección y la detección precoz”.

Gustavo Azenha, encargado de Salud Global de la Sociedad Americana del Cáncer, destaca que “también hay tendencias preocupantes en las proyecciones de la incidencia y prevalencia del cáncer en el África Subsahariana y en Asia, aunque existen variaciones regionales”.

“A pesar de la carga creciente del cáncer, éste sigue teniendo una prioridad sanitaria baja en las regiones en desarrollo, mayormente debido a recursos limitados, falta de conciencia y otros problemas urgentes de salud”, concluye.

Enlace al texto completo en español en The Lancet Oncology (*es necesario registrarse gratuitamente)

 

Referencias

The Lancet Oncology doi: 10.1016/S1470-2045(13)70048-2 (2013)

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.