Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Lavaderos para combatir transmisión de esquistosomiasis construidos como parte de
  • Esquistosomiasis: sin datos ¿cómo frenar su transmisión?

Lavaderos para combatir transmisión de esquistosomiasis construidos como parte de "Saint Lucia project 1967-1981".
Crédito de la imagen: Laura Catalá / OPS

De un vistazo

  • Investigaciones sobre esquistosomiasis en la región datan de años 80 y no se han actualizado

  • De 1,6 millones que requieren tratamiento en Latinoamérica solo lo recibe el 1,8 por ciento

  • Esquistosomiasis es una “enfermedad de la pobreza” endémica de áreas tropicales

Shares
[BUENOS AIRES] El desconocimiento sobre la real incidencia de la esquistosomiasis en América Latina y el Caribe es el principal obstáculo a la hora de orientar las intervenciones de salud pública que se requieren para eliminar en forma definitiva esta enfermedad parasitaria en el continente.
 
La conclusión surge de un estudio que analizó 133 investigaciones publicadas entre 1942 y 2014, relativas a la prevalencia de esquistosomiasis en 9 países y territorios de la región.
 
“La esquistosomiasis es una enfermedad vigente en Latinoamérica, que tiene numerosos focos endémicos y que afecta a niños en edad escolar. No obstante, no existe interés de los Estados por conocer su estatus epidemiológico ya que no hay investigaciones recientes. Los trabajos publicados datan en algunas áreas de las décadas de los 70-80 y no han sido actualizados”, dice a SciDev.Net Verónica Flores, del Laboratorio de Parasitología de la Universidad Nacional del Comahue, en Argentina.

“La esquistosomiasis es una enfermedad vigente en Latinoamérica, que tiene numerosos focos endémicos y que afecta a niños en edad escolar”.

Verónica Flores - Universidad Nacional del Comahue, Argentina


Considerada endémica entre poblaciones rurales de áreas tropicales sin disponibilidad de agua potable ni saneamiento adecuado y con escaso acceso a servicios de salud, la infección se produce cuando las personas tienen contacto con agua contaminada con parásitos del género Schistosoma. Los niños de entre 10 y 12 años son los más vulnerables, pudiendo sufrir anemia, retraso en el crecimiento y en su desarrollo cognitivo.
 
La Organización Mundial de la Salud la considera una de las quince enfermedades tropicales desatendidas, también llamadas “enfermedades de la pobreza”.
 
“Conocer el estado epidemiológico actual de la transmisión de la esquistosomiasis permitiría a los países de la región identificar qué estrategias son las más costo/efectivas para su situación actual; por ejemplo, si es más eficiente tratar a toda la comunidad, o sólo casos individuales”, señala a SciDev.Net Laura Catatá Pascual, especialista en enfermedades infecciosas desatendidas de la Organización Panamericana de la Salud y autora del trabajo publicado en Neglected Tropical Diseases (23 de marzo).
 
Se calcula que 1,6 millones de personas requieren tratamiento en las Américas, pero solo lo recibe el 1,8 por ciento, básicamente en Brasil y Venezuela. Los países históricamente endémicos son Suriname, Santa Lucia, República Dominicana, Antigua y Barbuda, Montserrat, Puerto Rico, Martinica, y Guadalupe. 
 
Cuando la transmisión es alta se utiliza la droga praziquantel, tanto para prevenir como para tratar la enfermedad. Se administra una dosis (40 mg/kg) cuyo costo por  tableta de 600 mg es aproximadamente US$ 0,12 centavos, según International Drug Price Indicator Guide (2014).
“Es imprescindible que gobiernos y ciudadanos tomen conciencia de la importancia de prevenir, tratar, controlar y eliminar enfermedades desatendidas que tienen un alto impacto social y económico y que perpetúan el ciclo de pobreza y las desigualdades sociales”, afirma Laura Catalá.
 
“La medicación puede impedir el desarrollo del ciclo de vida del parásito, pero es necesario mejorar el acceso al agua potable y el saneamiento”, apunta Flores.

Enlace al artículo completo en Plos Neglected Tropical Diseases (en inglés)
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.