Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Ensayos de vacuna contra VIH luchan por reclutar mujeres

Shares

[BOSTON] El bajo número de mujeres que participan en ensayos clínicos de vacunas contra el VIH/SIDA en países en desarrollo continúa frustrando los esfuerzos de los científicos por establecer si éstas son efectivas para proteger a las mujeres.

En promedio, solo cerca de un quinto de los participantes en las fases 1 y 2 de ensayos clínicos de vacunas contra el VIH en la mayoría de los lugares de África son mujeres, no obstante, ellas soportan una carga mucho mayor de la epidemia, según se dijo en la conferencia AIDS Vaccine 2012, que se realizó esta semana en Boston, Estados Unidos (9 a 12 de septiembre).

“Podríamos terminar con una vacuna de la que solo podamos decir que genera una buena respuesta inmune en hombres”, dijo Hannah Kibuuka, directora del Proyecto Walter Reed de la Universidad de Makerere (MUWRP, por su sigla en inglés), un grupo de desarrollo de vacunas de Uganda. “No sabremos si funciona igualmente bien en mujeres”.

Más mujeres que hombres están infectadas con VIH, ellas tienen una mayor carga viral y su respuesta inmune podría ser diferente.

Merlin Robb, subdirector clínico del Programa de Investigación en VIH del Ejército de Estados Unidos, dijo que aunque las mujeres asisten a los controles, tienden a no enrolarse en los ensayos.

Una razón, dijo, es que éstos requieren que las mujeres usen anticonceptivos y no queden embarazadas, pero la mayoría de las mujeres candidatas a ensayos están en la edad reproductiva.

Además, ellas podrían estar más influenciadas por sus pares que los hombres, y muchas viven en sociedades donde tienen que pedir el consentimiento de sus parejas y padres para participar en un ensayo, dijo Robb.

Danielle Poole, investigadora que ha trabajado en ensayos de vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) en Mali, agregó evidencia sobre las barreras para aceptar. La mayoría de las mujeres, incluso adultas, decían que debían tener el consentimiento de sus padres o parejas, y la mayoría no deseaba participar en ensayos de VPH.

“Si hubiera un centro [de ensayo] de vacuna contra el VIH, imagino que sería muy similar, porque ambas son enfermedades de transmisión sexual”, dijo Poole.

El alto número de visitas que deben realizar las mujeres participantes a los centros de salud también puede ser un obstáculo. Por ejemplo, las mujeres que participaron en el ensayo de microbicida CAPRISA 004 en Sudáfrica tenían que hacer 22 vistas al centro y someterse a siete exámenes internos en 18 meses, dijeron los investigadores.

A la conferencia asistieron más de 1.100 investigadores, financiadores y responsables de la toma de decisiones y se realizaron más de 440 presentaciones sobre los últimos avances en investigación de vacunas contra el VIH.

Vea un video promocional de la conferencia:



Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.