Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • ¡Energía solar para la gente!

Shares

Los obstáculos técnicos para una energía solar eficiente se reducen a tiempo que la economía y la política aún impiden su adopción generalizada entre los pobres.

“El sol ocupa el centro del escenario, como debe ser, pues es literalmente la fuente originaria de toda la energía”, dijo el primer ministro de la India, Manmohan Singh, al describir el plan de acción de la estrategia nacional de su país en torno al cambio climático, en junio de 2008.

Prometió que juntaría “los talentos científicos, técnicos y de gestión con las fuentes financieras para desarrollar la energía solar como fuente abundante de energía y de poder para nuestra economía, transformando las vidas de nuestro pueblo y cambiando el rostro de la India”.

En principio, la energía solar es una solución casi perfecta para las necesidades energéticas de los países en desarrollo. Es universal y de acceso gratuito, particularmente cerca de la línea ecuatorial, donde se encuentran muchos de estos países.

La energía solar es el último recurso de energía renovable, al menos en el calendario de la existencia humana. Su uso no agota las reservas, ni emite mucho dióxido de carbono a la atmósfera, convirtiéndola en la respuesta ideal al desafío del cambio climático.

Desequilibrio en el campo de juego

Hasta hace poco, la barrera principal para la captación de la energía solar era la poca eficiencia —y el relativamente alto costo— de convertirla en una forma utilizable. Pero los avances científicos están debilitando rápidamente esta barrera. Las tecnologías fotovoltaicas, que usan reacciones químicas para convertir la luz del sol en electricidad avanzan rápidamente, al igual que las baterías usadas para almacenar electricidad hasta que se la necesite.

A medida que los costos de conversión y almacenamiento disminuyen, el potencial de la tecnología solar para ayudar a las comunidades pobres inevitablemente aumentará. En la India, los costos del uso de lámparas de energía solar en el largo plazo son considerablemente más menores comparados con el alumbrado tradicional con kerosene.

Si las ventajas del juego en el campo económico fueran prioritarias, la combinación de gran necesidad/gran demanda y la caída de costos sería suficiente para garantizar la rápida difusión de la energía solar a lo largo del mundo en desarrollo.

Desafortunadamente el campo de juego no está nivelado. Los costos de capital de los dispositivos solares siguen siendo considerables, especialmente para los pobres. Y los subsidios gubernamentales para la energía producida por las fuentes no renovables —destinadas ostensiblemente a mantener asequibles sus precios— con frecuencia han distorsionado el mercado siguiendo los intereses de los proveedores de energía convencional.

Todo esto significa que la propagación de la energía solar, particularmente a las comunidades rurales que son las que más se benefician de ella, es mucho más lenta de lo que debiera ser.

Bajo la luz solar

Esta semana, SciDev.Net destaca las oportunidades tecnológicas y los retos sociales y políticos alrededor de la energía solar para los pobres, mediante una serie de artículos de opinión e informes especiales.

Un artículo de contexto sitúa la escena, resumiendo las opciones científicas y tecnológicas para aprovechar la energía solar y sus múltiples usos, desde las cercas solares eléctricas hasta la tecnología solar wifi (Ver: Energía solar para los pobres: hechos y cifras).

Tres artículos de opinión resaltan las perspectivas regionales para llevar las tecnologías solares a los pobres. Banji Oyelaran-Oyeyinka, de HABITAT de la ONU, en Kenia, exhorta a los gobiernos africanos a construir las capacidades del continente para desarrollar y producir propiamente la tecnología mediante la inversión en innovación, producción y demanda de la energía solar (Ver: África: llegó la hora de la energía solar).

Vishaka Hidellage, de Practical Action en el sur de Asia, hace eco de este llamado al apoyo gubernamental, resaltando la necesidad de subsidios e infraestructura para que la energía solar pueda estar al alcance de los pobres en su región (Ver: Energía solar para pobres requiere apoyo gubernamental).

Por su parte, Huang Ming, Jefe del Grupo Himin en China, y Yidong Gong, Editor de noticias en China de SciDev.Net en ese país, señalan que en China no sólo se requiere apoyo financiero sino también un cambio de enfoque, lejos de la producción fotovoltaica para la exportación, dirigido hacia el desarrollo de energía solar térmica para satisfacer las necesidades energéticas domésticas (Ver: China debería apoyar estudio de energía solar térmica).

Los subsidios realmente pueden ayudar a hacer más asequible la energía solar. Pero hay otros mecanismos financieros que también funcionan. Pinaki Roy y Katherine Nightingale describen cómo las opciones de financiación —especialmente los microcréditos— están ayudando al sur del Asia a acceder y adquirir tecnologías solares (Ver: ¿Cómo comprar un panel solar?).

Políticas de poder

Uno de los logros de la última conferencia sobre el clima, realizada en Copenhague en diciembre pasado, -que con frecuencia se pasa por alto-, fue el acuerdo sobre el Fondo Clima Verde (Green Climate Fund), que busca recaudar y distribuir alrededor de US$30 mil millones anuales en los próximos tres años para ayudar a los países en desarrollo a expandir el uso de sus tecnologías renovables e integrarlas en sus planes de desarrollo (Ver: Alianza agrícola promete rendir más y emitir menos).

El Fondo refleja la aceptación creciente de que el desarrollo de las fuentes de energía renovables —particularmente la solar— es crucial para sacar de la pobreza a los más pobres del mundo de un modo ambientalmente sostenible.

Pero el fracaso de los gobiernos para alcanzar un compromiso global de reducción de las emisiones de carbono pone de relieve que la política energética ha sido y es altamente política. Poderosos intereses (que pueden incluir los de los consumidores en el mundo desarrollado) a menudo tienen la misma influencia en la política que las oportunidades tecnológicas.

Si la energía solar contribuye efectivamente al desarrollo sostenible, debe ser una parte integral de las estrategias de innovación basadas en la comunidad. Y eso debe simultáneamente promover las necesidades locales y cuestionar las fuerzas externas en contra. Esperamos que nuestra selección de artículos demuestre algunas formas de lograr estos objetivos.

David Dickson
Director, SciDev.Net

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.