Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • SciDev.Net: diez años de ciencia para el desarrollo

Shares
SciDev.Net celebra su décimo aniversario esta semana, una oportunidad para reflexionar sobre una década de logros, y sobre los desafíos.

Cumplir diez es un acontecimiento significativo para una organización. Es un momento para reflexionar sobre los logros del pasado, por modestos que algunos puedan haber sido. Más importante aún, marca un hito hacia la plena madurez y brinda una oportunidad para mirar los retos del futuro, evaluar los pasos necesarios para lograrlos y planificar cómo desarrollar las habilidades necesarias para alcanzarlos.

SciDev.Net nació una semana como esta hace diez años. En mi primer editorial, publicado el 3 de diciembre de 2001, escribí que nos proponíamos “empoderar a los individuos y a las comunidades de los países en desarrollo, aumentando su capacidad para garantizar la contribución efectiva de la ciencia y tecnología al desarrollo sostenible y por lo tanto, a la mejora general de la salud y el bienestar económico”.

Me gustaría pensar que hemos hecho un progreso significativo en el cumplimiento de esa promesa. La ciencia está ahora firmemente situada en el corazón de la agenda de desarrollo internacional, como esperábamos que ocurriera. Asimismo, se le reconoce cada vez más en los países en desarrollo como una herramienta esencial para el bienestar social.

Pero los retos siguen siendo considerables. En demasiados países, la capacidad científica permanece sin ser desarrollada, se postergan las oportunidades para la innovación tecnológica —por ejemplo en salud y en agricultura—, los beneficios de la ciencia siguen distribuyéndose injustamente, las evidencias de la investigación son ignoradas por los diseñadores de políticas y el público tiene poco que decir sobre la forma en la que se implementan, y se hacen, los avances relacionados con la ciencia.

Durante los últimos diez años hemos estimulado el debate y resaltado los avances acerca de cómo se pueden enfrentar estos desafíos mediante nuestros artículos, comentarios y esfuerzos para impulsar el periodismo científico en el mundo en desarrollo.

Moviéndose en la dirección correcta

La buena noticia es que las tendencias están apuntando en la dirección correcta. Por ejemplo, durante la pasada década muchos países en desarrollo han hecho un compromiso significativo para aumentar sus esfuerzos científicos, sobre todo la ambiciosa promesa hecha por los jefes de estado africanos en 2006 para impulsar el gasto de sus países en investigación y desarrollo a uno por ciento de su Producto Interno Bruto.

La idea de que una ciencia buena (y pertinente) no es suficiente también ha echado raíces en este periodo. Muchos países en desarrollo aceptan hoy en día que la exitosa aplicación de la ciencia para las necesidades sociales requiere una voluntad política para apoyar la innovación. También se dan cuenta de que la construcción de la capacidad científica depende en gran medida de su capacidad de crear alianzas genuinas con instituciones de investigación del mundo desarrollado.

Esto se ha complementado con la buena voluntad de muchas agencias de cooperación, en particular del Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID por sus siglas en inglés) del Reino Unido, y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), que pusieron el financiamiento científico nuevamente en sus agendas luego de dos décadas de abandono en favor de políticas enfocadas en reformas orientadas al mercado o de alivio directo a la pobreza.

Organismos internacionales como el Banco Mundial han realizado movimientos similares. En el mundo de la filantropía privada, la Fundación Bill y Melinda Gates ha encabezado la promoción del apoyo a la innovación basada en la ciencia —por ejemplo en vacunas— como una de las vías más efectivas de alcanzar los objetivos de desarrollo.

Por último, todo lo anterior se ha reflejado en el creciente dinamismo del periodismo científico en el mundo en desarrollo. Así se demostró, por ejemplo, por la gran participación de los países en desarrollo en la Conferencia Mundial de Periodistas Científicos, realizada este año en Doha, en la que tuvimos el placer haber sido un socio importante.

No hay lugar para la complacencia

SciDev.Net ha jugado un importante papel en esta evolución durante la pasada década, no solo actuando como reportero o comentarista, sino también estimulando la percepción de lo que está ocurriendo en el mundo de la ‘ciencia para el desarrollo’, ayudando a cristalizar ideas sobre la necesidad y las oportunidades para la acción.

Pero no podemos ser complacientes. Como lo dijo Romain Murenzi, nuevo director ejecutivo de la Academia de Ciencias del Mundo en Desarrollo (TWAS por sus siglas en inglés), durante el Foro Mundial de Ciencia en Budapest la semana pasada, el progreso ha sido desigual, con algunos países en desarrollo beneficiándose mucho más que otros. “La brecha Norte-Sur en capacidad científica se está reduciendo a escala global”, dijo a un reportero de SciDev.Net. “Pero la brecha de país a país sigue siendo tan grande como siempre”.

De otro lado, la voluntad de los políticos para escuchar la evidencia científica, aunque crece, sigue siendo irregular. En ninguna parte ello es más evidente que en el debate sobre el calentamiento global, donde el consenso científico sobre la necesidad de acciones urgentes para limitar las emisiones de carbono no se refleja en el compromiso político para dictar medidas estrictas.
Y nuevas presiones políticas y financieras también se están dejando sentir. Van desde recortes potenciales en las actividades científicas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como resultado de la reacción de Estados Unidos a la decisión de admitir a Palestina como miembro, hasta reducir los fondos para el VIH/SIDA, malaria y tuberculosis, precisamente cuando los significativos resultados de la investigación están ofreciendo nuevas oportunidades para una intervención efectiva.

Objetivos para la próxima década

Estos desafíos hacen que la cobertura periodística responsable y los comentarios autorizados sean más importantes que nunca.

Durante los pasados diez años, se ha incrementado la concientización sobre la necesidad de promover la ciencia  para el desarrollo y las variadas formas en las que esto se puede lograr (incluyendo cómo involucrar al público). Ahora lo que debe atenderse es la superación de las barreras ideológicas, financieras y políticas que detienen el camino del progreso.

Lo mismo puede decirse del periodismo científico y de la comunicación de la ciencia en general. Pocos argumentarían en contra de la necesidad de tener buenos periodistas científicos, y científicos dispuestos y capaces de comunicarse con el mundo no científico. La tarea ahora es fomentar el entorno que permita que ello ocurra.

Los avances en las tecnologías de información y comunicación, como las redes sociales, abren nuevas oportunidades que pueden mejorar la comunicación de la ciencia de todo tipo, y particularmente, el diálogo entre la ciencia y la sociedad.

Estos son algunos de los retos que SciDev.Net tiene por delante para la próxima década. Nuestro objetivo es continuar construyendo nuestra base de usuarios a través del mundo en desarrollo, crear nuevas formas de entregar nuestros contenidos a quienes los encuentren útiles, establecer nuevas alianzas con quienes comparten nuestros objetivos y asegurar nuevas fuentes (y formas) de apoyo financiero para lo que hacemos.

Nada de esto será fácil. Pero no dudamos que los próximos diez años veremos la misma dedicación y compromiso de nuestro personal, colaboradores y lectores. Cuando SciDev.Net mire hacia atrás en su vigésimo cumpleaños, espero que sea para celebrar su contribución a progresos aún más grandes en la promoción de la ciencia para el desarrollo de lo que podemos hacer hoy.

David Dickson
Editor, SciDev.Net
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.