Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Agitación política en Paraguay amenaza la ciencia

Shares

[MONTEVIDEO] La participación de Paraguay en proyectos regionales de investigación y el importante apoyo financiero que ofrecen estos proyectos a los científicos del país se han puesto en peligro a raíz de la suspensión de Paraguay de dos bloques regionales políticos y económicos ocurrida la semana pasada (26 de junio).

El Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) suspendieron a Paraguay después de que el Congreso del país destituyera al presidente Fernando Lugo, el mes pasado (22 de junio), por el manejo que hizo de los recientes enfrentamientos entre campesinos y policías, durante los cuales murieron al menos 17 personas.

Los líderes regionales acusaron a Paraguay de que la remoción del presidente fue antidemocrática, y rápidamente suspendieron al país de los dos bloques.

Tanto el Mercosur como Unasur han jugado un papel importante en el impulso de la ciencia en Paraguay, a través de proyectos regionales de colaboración con los países vecinos, tales como los diversos programas de investigación en biotecnología y el Premio Mercosur en Ciencia y Tecnología.

Un alto funcionario del gobierno de Paraguay dijo a SciDev.Net que el Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM), destinado a financiar proyectos en las economías más pequeñas de la región, ha contribuido con US$3,7 millones por año a la ciencia en Paraguay, lo que asciende a alrededor de un tercio del presupuesto para la ciencia y la tecnología del país.

El funcionario, que prefirió no ser identificado, dijo que la suspensión de Paraguay también afectará la cooperación científica y los programas de intercambio con otros estados miembros, como Argentina, Brasil y Uruguay.

Por ejemplo, como consecuencia directa de la suspensión, Ecuador canceló un curso de capacitación para investigadores paraguayos que iba a ser dictado por profesionales ecuatorianos.

“Los pasajes y los costos de viaje de esos profesionales ya estaban pagados por el CONACYT [el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de Paraguay], pero el gobierno de Ecuador no dio permiso para que los participantes viajaran a Paraguay”, dijo el funcionario.

También dijo que si Paraguay quiere beneficiarse de iniciativas regionales, como la red de investigación en Biomedicina del Mercosur —por ejemplo, la plataforma de biotecnología BIOTECHSUR, un proyecto conjunto entre el Mercosur y la Unión Europea— necesita estar involucrado activamente a través de su participación en el bloque.

Su suspensión en este momento pone en riesgo esta inclusión.

Ahora las repercusiones de la suspensión ya se están haciendo sentir. Según el funcionario, “Paraguay dejará de participar” en un programa marco de Ciencia y Tecnología del Mercosur que está siendo analizado actualmente por la Reunión Especializada en Ciencia y Tecnología (RECyT), y su inclusión en otras plataformas tecnológicas sectoriales también está amenazada.

Un asesor científico del gobierno paraguayo, quien tampoco quiso ser identificado, dijo que el país también sentirá el impacto negativo “porque no podrá participar en las actuales discusiones sobre política científica  y, eventualmente, podría ser excluido de las estrategias implementadas en la región”.

“El desarrollo de proyectos de CyT toma al menos tres años, así que si Paraguay está excluido de los proyectos que están en preparación o en negociación, inevitablemente se verá afectado”, dijo la fuente.

“Todos los investigadores en Paraguay están preocupados, sobre todo por la integración regional de la ciencia y la tecnología”, agregó.

Pero el impacto en la vida cotidiana de los investigadores podría no ser muy alto, según Antonio L. Cubilla, profesor emérito de Patología de la Universidad Nacional de Asunción y director del Instituto de Patología e Investigación en Asunción, Paraguay.

Esto sucede porque la ciencia ya está en una difícil situación, dijo Cubilla a SciDev.Net, y la participación en proyectos internacionales depende de los esfuerzos individuales que luchan contra la mala gobernanza.

“Paraguay solo tiene 200 científicos de clase mundial, y otros 600 publican en revistas de mínima relevancia”, señaló.

Cubilla agregó que el país carece de fondos o de un ambiente propicio para la promoción de la investigación, y ha luchado para obtener fondos de organizaciones extranjeras o establecer vínculos con países vecinos.

De acuerdo con el asesor científico, sin embargo, la participación de Paraguay en el Mercosur ayudó al país a reducir la “inequidad en la ciencia y la tecnología” en la región.

La fuente expresó que espera que, a pesar de la suspensión, “la mayoría de los proyectos científicos que están en funcionamiento en el marco de Mercosur y Unasur se mantengan”.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.