Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Mapas generados por usuarios: ayuda en desastres

Flickr/rweait-osm

De un vistazo

  • Open Street Map es un mapa mundial en línea, gratuito, generado por usuarios e inspirado en Wikipedia

  • Se usó en equipos de búsqueda y rescate en terremoto de 2010 en Haití

  • Más de un millón de personas colaboran actualmente y tiene gran potencial de crecimiento

Un mapa mundial gratuito en línea creado por los usuarios está ayudando a los países en desarrollo a ser más resilientes ante los desastres, se señaló durante la Convención de Código Abierto realizada en Portland, Estados Unidos el mes pasado (22 a 26 de julio).

Juntamos a los líderes de las comunidades urbanas con estudiantes universitarios y les preguntamos ‘¿dónde está la infraestructura importante de su pueblo?’ y comenzamos a levantar mapas.

Kate Chapman


Inspirado en el éxito de contenidos generados por los usuarios de Wikipedia, el Mapa Open Street (OSM por sus siglas en inglés) se creó en 2004, en respuesta a los limitados mapas de datos en línea para muchas partes del mundo. Se piensa que más de un millón de personas están actualmente suscritas y colaborando con este mapa mundial.
 
Los usuarios pueden  trazar nuevas rutas para el mapa usando dispositivos portátiles GPS (siglas en inglés de  sistemas de posicionamiento global) que pueden cargar los datos al OSM. Recientemente los usuarios han venido haciendo trabajo de levantamiento de mapas desde sus casas mirando las imágenes satelitales de zonas específicas para usarlas como plantilla y actualizar las rutas en el OSM desde sus computadoras.
 
Kate Chapman, directora del Equipo Humanitario OpenStreetMap, iniciativa que pone en práctica los principios del código abierto para respuestas humanitarias y desarrollo económico, explicó a su audiencia que usando OSM su organización ayudó a los indonesios a prepararse para las inundaciones que asolaron Yakarta a comienzos de este año al precisar la ubicación de las inundaciones y de los centros de información.
 
“Lo único que se  sabe de Yakarta es que está lleno de gente”, dijo. “También, que padece bastante inundaciones… juntamos a los líderes de las comunidades urbanas con los estudiantes universitarios, los sentamos juntos y les preguntamos ‘¿dónde está la infraestructura importante de su pueblo?’ y comenzamos a levantar los mapas”.
 
“Lo que inspiró nuestro trabajo actual fue el terremoto de 2010 en Haití”, comenta Chapman a SciDev.Net. “Ocurrido el terremoto, la comunidad OSM comenzó espontáneamente a elaborar mapas. Y rápidamente se convirtió en la principal y más precisa hoja de ruta de la capital, Port-au-Prince”, señala.
 
Los mapas, que incluían las ubicaciones de la gente desplazada, instalaciones de salud e infraestructura básica, fueron usados por los equipos de búsqueda y rescate así como por las Naciones Unidas y el Banco Mundial.
 
Harry Wood, de la Fundación Open Street Map, organización sin fines de lucro que apoya el proyecto OSM, indica que se trata de una herramienta útil para las agencias de cooperación durante los desastres por una serie de razones.
 
“Pueden acudir a OSM como una fuente de base de datos de fácil acceso, que puede ser actualizada minuto a minuto”, precisa a SciDev.Net. “Tiene  alto nivel de detalle, capta redes de carreteras en particular, por lo que esas organizaciones suelen usarlo como un mapa base. Luego ponen marcadores en la parte superior del OSM para las actualizaciones temporales de la situación, por ejemplo si se ha establecido un centro de socorro, o estadísticas del número de muertes para el área”.
 
Recientemente, los cartógrafos de OSM respondieron a las inundaciones ocurridas en junio en Uttarakhand, al norte de India, donde se estima murieron 5.700 personas. Muchos trabajan remotamente usando datos del satélite para actualizar el OSM de las carreteras y aldeas de esas áreas, lo que puede mostrar si siguen siendo accesibles para los camiones que reparten ayuda.
 
Sin embargo, Chapman dice que el OSM necesita ser algo más fácil de usar para cumplir con su potencial.
 
“Comenzó siendo muy técnico”, admite a SciDev.Net. “Por lo tanto realmente había que querer involucrarse. También hay barreras de lenguaje en la documentación y el software. Sin embargo, la situación está mejorando, y creo que con el transcurso del tiempo será posible que haya más y más gente participando”, concluye.
 
Enlace a Open Street Map