Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • América Latina no está preparada para enfrentar desastres

Shares

[BOGOTÁ] Ni América Latina ni el Caribe tienen sistemas o políticas de gestión del riesgo satisfactorios para enfrentar eventuales desastres causados por fenómenos naturales, de acuerdo con un reciente informe preparado por el BID.

Así se desprende del documento Indicadores de Riesgo de Desastres y Gestión de Riesgos, presentado durante la Novena Reunión Consultiva del Fondo Mundial para la Reducción de Desastres y la Recuperación, celebrada en Washington, Estados Unidos (4 al 7 de octubre).

De los 17 países incluidos en la medición, ocho no están en capacidad de recuperarse de las pérdidas económicas en caso de un evento catastrófico. Honduras es el país menos preparado, seguido por Barbados, Nicaragua, El Salvador y República Dominicana.

Nueve países (Nicaragua, Honduras, Jamaica, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Belice y Costa Rica) tienen una alta vulnerabilidad: son frágiles y su capacidad social y humana para absorber los impactos de los desastres es muy baja.

Colombia y Barbados puntean en cuanto a su capacidad de desempeño en la gestión de riesgos, aunque los 17 países están por debajo del índice considerado satisfactorio.

El BID estima que entre 2000 y 2009 las pérdidas económicas causadas por desastres naturales en la región sumaron US$34.327 millones.

Durante la reunión, en la que participaron otras entidades financieras como el Banco Mundial (BM) se discutieron diferentes alternativas de apoyo a los países de la región.

Ofrecen actualmente un novedoso instrumento financiero para que los países accedan a fondos de emergencia en caso de sufrir un desastre causado por un fenómeno natural.

Se trata de una ‘tarjeta de crédito’ con recursos que se prestan a una tasa de interés cercana al cero.

“Republica Dominicana ya tiene esta facilidad”, dijo a SciDev.Net Sergio Lacambra, especialista senior en gestión de riesgo de desastres del BID. Su cupo es de US$100 millones. Actualmente se negocia esta modalidad con el Perú, cuyo cupo podría llegar a US$200 millones.

Pero “para cerrar una negociación así, el BID pone condiciones al país, como avanzar en la gestión del riesgo y mejorar su capacidad de respuesta, de tal manera que no tenga que usar la tarjeta”, explicó.

Lacambra dijo que los países medidos han mejorado notablemente la preparación para responder ante la inminencia de un desastre y la ayuda que prestan los medios de comunicación a la población es invaluable.

“Pero eso es prepararse para la respuesta. Las inversiones en mitigación y prevención todavía son una asignatura pendiente en casi todos los países de la región”, agregó. “Todavía tienen que redoblar o triplicar sus esfuerzos para avanzar”.

Enlace al informe completo del BID

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.