Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Aporte de empresas por ley de ciencia supera expectativas

Shares

[CARACAS] Más de 1,8 billones de bolívares (cerca de 860 millones de dólares) es la cifra que 2.050 empresas venezolanas aportaron, hasta el pasado 31 de marzo, para ser invertida en ciencia y tecnología, gracias a las disposiciones de la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, cuyo reglamento entró en vigencia por primera vez este año (ver  Venezuelan companies become science investors).

La cantidad superó las expectativas que tenía el gobierno y podría aumentar significativamente en los próximos días, cuando otras dos mil empresas concreten sus aportes.

"La cifra superó nuestras expectativas y aún queda un alto número de compañías por declarar," señaló a la prensa Daissy Marcano, directora del Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, institución responsable de recaudar los contribuciones que el sector productivo está obligado a invertir en investigación local.

La ley establece que cerca de 4.200 empresas que registraron ganancias significativas en 2005 (más 100.000 unidades tributarias, equivalente a US$ 1.5 millones) deben invertir en el sistema de ciencia y tecnología entre 0,5 por ciento y 2 por ciento de esos ingresos.

Marcano explicó que se aprobó una prórroga de 30 días más para que las empresas que están registradas en el sistema, pero que aún no han hecho contribuciones, puedan hacerlas.

Estos recursos pueden ir directamente a proyectos de investigación de los centros científicos o pueden aportarse al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, que decidirá su destino.

Luis Marcano, viceministro de ciencia y tecnología, prometió una masiva campaña de información para el próximo período de aportes, para facilitar la comprensión de la utilidad del instrumento.

"La ley estimula una actitud a la que me refiero con la frase: compre venezolano en ciencia, tecnología e innovación", afirmó en conferencia de prensa.

El viceministro de ciencia y tecnología aseguró que la normativa puso a conversar a dos sectores que manejan lenguajes diferentes: las instituciones académicas y las empresas.

Luis Núñez, director del Centro Nacional de Cálculo Científico de la Universidad de Los Andes, una de las instituciones que se ha beneficiado de los aportes, señala que esta vez las contribuciones de los empresarios fueron genéricas, pero cree que serán más específicas en próximas oportunidades.

"Las empresas tienen problemas muy puntuales que los investigadores nos hemos preparado para solucionar," dijo a SciDev.Net.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.