Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • La ciencia, tan popular como el deporte en Brasil

Shares

El optimismo de los brasileños sobre la ciencia está aumentando, según la tercera encuesta nacional de percepción pública de la ciencia y la tecnología (CyT).

En un país que ha ganado cinco veces el Campeonato Mundial de Fútbol, la gente ahora está tan interesada en la ciencia como en el deporte, de acuerdo con la encuesta realizada entre más de 2.000 personas.

Elaborada por el Ministerio de Ciencia de Brasil y por el Museu Da Vida de la Fundación Oswaldo Cruz, la investigación fue presentada el mes pasado (27 de diciembre) en Brasilia.

El número de entrevistados que cree que la ciencia brasileña está rezagada en relación con otros países ha ido bajando sostenidamente desde la primera encuesta en 1987. En ese año eran más de la mitad los que así lo creían, mientras en 2010 el número está justo por encima de la cuarta parte, dijo a SciDev.Net Ildeu de Castro Moreira, director del Departamento de popularización y difusión de ciencia y tecnología del Ministerio de Ciencia, y coordinador del estudio.

El porcentaje de brasileños que afirmaron que la ciencia es más benéfica que dañina, o sólo benéfica, creció de 74 por ciento en 2006 a 81 por ciento en 2010.

Celso Pinto de Melo, presidente de la Sociedad Brasileña de Física, dijo a SciDev.Net que, a medida que los niveles educativos crecen, la gente se vuelve más consciente de la importancia de la CyT en sus vidas, y que “aquellos que ven sólo beneficios en la ciencia, [pueden] compartir un concepto idealizado y no crítico de la ciencia contemporánea”.

“Las actividades de popularización de la CyT han aumentado significativamente debido a una política nacional. Ha habido un mayor compromiso de las universidades e instituciones, y hay más fondos públicos para museos y para la organización de eventos científicos”, agregó Moreira.

Sin embargo, menos de 18 por ciento de los entrevistados pudo mencionar una institución de investigación brasileña y sólo alrededor de doce por ciento logró nombrar a un científico local.

“Es una pena que los brasileños conozcan poco sobre los científicos y las instituciones de investigación” de su país, señaló Moreira, quien adujo a la falta de enseñanza de historia de la ciencia en las escuelas y universidades brasileñas. 

Los resultados brasileños contrastan fuertemente con una encuesta similar de México realizada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía, la cual halló que más de la mitad de los encuestados cree que los científicos “tienen un poder que los hace peligrosos”, según informó el periódico El Universal.

Una proporción similar coincidió en que el desarrollo tecnológico lleva a un modo de vida “artificial e inhumano”. Y un porcentaje mayor de la gente encuestada acepta las creencias mágicas, con más de 80 por ciento que afirma que “cree demasiado en la fe y muy poco en la ciencia”.

Francisco Castellón Fonseca, presidente del Comité de Ciencia del Senado mexicano, dijo a El Universal que las opiniones revelan una falla en el sistema educativo el cual no tiene estrategia para revertir la aceptación pública de la magia sobre la lógica científica.

Y Rosaura Ruiz, directora de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo al diario que esto es “una amenaza seria al desarrollo nacional”.

Enlace a la encuesta brasileña (es portugués)

Enlace al artículo completo de El Universal

Información adicional de Mico Tatalovic.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.