Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Primer satélite boliviano para comunicar a todos
  • Primer satélite boliviano para comunicar a todos

Crédito de la imagen: Flickr/The City Project

De un vistazo

  • El TKSat-1 de Bolivia está listo para su lanzamiento desde China el 20 de diciembre

  • China financió la mayor parte de su costo: US$300 millones

  • El alquiler de satélites le cuesta a Bolivia US$15 millones al año

Shares
[LA PAZ ] El 20 de diciembre Bolivia lanzará su primer satélite, Túpac Katari (TKSat-1), desde el centro de lanzamiento de satélites de Xichang en China, país que ayudó a desarrollarlo. El TKSat-1 ayudará a Bolivia a reducir su gasto de US$15 millones anuales en alquiler de tiempo y servicios de satélites extranjeros.

El objetivo es ofrecer servicios de telecomunicaciones en toda Bolivia, especialmente a las personas que viven en zonas remotas, explica a SciDev.Net Iván Zambrana, director de la Agencia Boliviana Espacial.

“Es un pequeño paso con muchas connotaciones; desde la alimentación de la autoestima nacional hasta el crecimiento del ambiente científico, el crecimiento de la economía…” dice.

Zambrana explica que a fines del siglo XX, Bolivia y otros países andinos participaron en un proyecto anterior para lanzar un satélite que fracasó por falta de financiamiento. El TKSat-1 retransmitirá los servicios de radiodifusión, telefonía, Internet, telemedicina y educación a distancia.

Pero Zambrana añade que el país todavía necesitará alquilar otros satélites para asegurarse de no depender de una sola fuente de este tipo de servicios.

“Cada año se requiere mayor capacidad de satélite ... [y] Bolivia proporcionará servicios de retransmisión”.

Iván Zambrana, Agencia Boliviana Espacial


Alexis Andrade, coordinador de los becarios de la Agencia Espacial de Bolivia en Beijing, China, cuenta a SciDev.Net que con los servicios proporcionados por el satélite se cerrará la brecha tecnológica rural-urbana y se eliminarán las fronteras al interior del país.
 
Zambrana dice que "la próxima generación de niños de zonas rurales también será una generación de 'nativos digitales' y tendrán las mismas oportunidades que los niños de las ciudades [...] Luego veremos los efectos reales de acceso a la información y a la tecnología de las comunicaciones en la vida de las personas".
 
El satélite de comunicaciones Tupac Katari permitirá obtener una cobertura total del territorio nacional y brindará servicios a países sudamericanos como Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay.

"Cada año se requiere más capacidad de satélite", dice Zambrana. "Bolivia proporcionará servicios de retransmisión a los países que optan por el satélite boliviano como una nueva opción".

Bolivia compró los servicios de lanzamiento y puesta en órbita del satélite a la empresa china Great Wall Industry Corp por un monto de US$300 millones.

Alrededor del 85 por ciento de los costos son cubiertos por el Banco de Desarrollo de China y el 15 por ciento por el gobierno boliviano.

La empresa Great Wall Industry, una filial de la empresa de Ciencia y Tecnología Aeroespacial también de China, ha lanzado 43 satélites y ha asistido 37 lanzamientos más para clientes internacionales de 18 países y regiones, de acuerdo con un reciente artículo en el diario China Daily (29 de octubre).

El contrato incluye la capacitación de 78 profesionales bolivianos en China, que pondrán en funcionamiento el satélite y sus servicios. La mitad de estos profesionales trabajará directamente en el satélite y la otra mitad en las instituciones relacionadas con el satélite, por ejemplo en instituciones y universidades públicas formando a la próxima generación de técnicos y científicos, explica Zambrana.
 
El TKSat-1 lleva el nombre de Túpac Katari, líder indígena boliviano que murió en  una rebelión contra los colonizadores españoles en el siglo XVIII.

El mes pasado, Perú lanzó dos satélites diseñados y construidos en una universidad de Lima, desde una plataforma rusa.
 
Los satélites, PUCP-Sat 1 y Pocket-PUCP, fueron desarrollados por un equipo dirigido por Jorge Heraud del Instituto de Astronomía de Radio (INRAS) en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Son el resultado de cuatro años de investigación.
 
Ambos satélites serán utilizados para la investigación académica en ingeniería espacial, pero la esperanza es que los satélites peruanos eventualmente puedan recopilar información acerca de la temperatura y el clima.   
 
"La información que recaban será utilizada por nosotros para verificar su resistencia a las condiciones climáticas adversas para que podamos mejorar el diseño térmico de satélites futuros", explica a SciDev.Net Heraud, director del INRAS y catedrático de la PUCP.

Enlace al artículo en el diario China Daily
 
Reporte adicional de Zoraida Portillo.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.