Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

¿Qué requieren los periodistas de los científicos?
  • ¿Qué requieren los periodistas de los científicos?

Crédito de la imagen: Flickr/European Parliament

De un vistazo

  • Los periodistas trabajan con plazo ajustados. Hay que responder rápido sus pedidos de entrevista

  • Utilice un lenguaje claro y compruebe que el periodista lo haya comprendido

  • Desarrollar relaciones lo beneficia a usted, a la ciencia y al periodismo

Shares
Los científicos saben que tarde o temprano deberán estar involucrados con los medios. Sin embargo, es posible que algunos hayan tenido una mala experiencia con un periodista: quizás pasaron una hora en el teléfono pero jamás vieron sus nombres publicados. Tal vez fueron mal citado o sus comentarios se usaron fuera de contexto.
 
O a lo mejor nunca han sido contactados por los medios, pero han escuchado escalofriantes historias de quienes sí lo fueron. Por lo tanto, cuando reciben un correo electrónico solicitándoles una entrevista, o un periodista llama por teléfono, se rehúsan a participar, inseguros de lo que pueda pasar.
 
Las buenas experiencias entre periodistas y científicos se basan en buenas relaciones con roles claros. Los periodistas solamente quieren hacer su trabajo: necesitan información rápida de los científicos para producir sus artículos de la manera más precisa, interesante y oportuna posible.
 
Quieren hacer las cosas bien, pero no es posible hacerlo sin los investigadores, quienes tienen la información y la experiencia.
 
Pero si los científicos son tan importantes, ¿por qué deben hacer a un lado lo que están haciendo y recibir al periodista? ¿Y cómo 30 minutos de conversación se convierten en una cita de solo un párrafo? En esta guía lo explicaré desde el punto de vista de los periodistas.
 
La regla del cierre
 
En mi sala de redacción hay un enorme letrero encima del escritorio del director que dice: ‘si no cumples con el cierre estás muerto’. Si no entrego mi artículo a tiempo, se eliminará: simplemente ya no será noticia. De modo que la mayor parte de los periodistas que contactan al científico estarán corriendo para entregar su información dentro de un plazo muy ajustado.
 
Cuando llega un comunicado de prensa sobre una investigación, queremos conversarlo con ustedes y rápido. Esto puede parecer extraño cuando les toma seis meses publicar la investigación, pero no hay ningún valor noticioso si publico mi información dos días después que lo hacen los demás colegas.
 
Si estoy escribiendo un artículo, querré una entrevista telefónica para hacer algunas preguntas básicas, por ejemplo cómo hicieron la investigación, por qué es importante y hacia dónde conduce. Posteriormente, usaré el conocimiento adquirido para describirlo con mis palabras.
 
Si la entrevista es para televisión o radio, el periodista requerirá que su fuente, el científico, sea breve y fluido, porque es difícil parafrasear durante una transmisión. Podría solicitar detalles de las preguntas antes de aceptar la entrevista. Hay muchísimas guías con técnicas de entrevistas para científicos.
 
Es posible que ya en el pasado haya contribuido con alguna declaración para el comunicado de prensa y se pregunte para qué necesita hablar conmigo. Pero yo quiero que me explique más detalles con sus propias palabras. Y si trabajo para un medio local podría querer hacerle preguntas adicionales que sean importantes para el público. O podría querer enfocar la investigación desde un ángulo diferente.
 
También podría preguntarse por qué recurro al teléfono en vez de enviarle un correo electrónico, como la vez que llamé desde Uganda a un científico en Canadá sobre una investigación que en realidad se había realizado en Tanzania, pero vale la pena. Las entrevistas por correo electrónico son menos flexibles: no puedo incidir en los puntos de interés o seguir líneas de investigación inesperadas.
 
No estaría haciendo bien mi trabajo si simplemente copio el comunicado de prensa y tampoco mi editor quedaría contento. Este tipo de periodismo —y algunas veces también el plagio— socava al periodismo científico en África. Al darse un tiempo para hablar con los periodistas, está ayudando a mejorar nuestra profesión.
 
Algunas veces requeriré una larga conversión para entender los matices de la investigación a pesar de que podría citar su declaración brevemente, o no citarlo. Sin embargo, me habrá ayudado a comprender mejor el tema, lo que se reflejará en el artículo.
 
Si realmente el científico quiere que sus pensamientos se incluyan en el artículo, es aconsejable preparar comentarios que sean ‘citables’. Encontrará más consejos al respecto en la guía práctica de SciDev.Net ¿Cómo me convierto en un ‘especialista en medios’?

Evitar malos entendidos
 
Vale la pena pensar en el lenguaje que el científico usa con los periodistas, pues términos complejos o poco conocidos pueden dar lugar a malos entendidos.
 
En 2010, un entrevistado me dijo que en una comunidad pesquera había ocurrido una ‘recombinación’ del virus del VIH. Estaba explicando la ‘súper infección’ por la cual una persona ya infectada es infectada nuevamente y se combinan en su organismo dos virus diferentes. Pero me confundí y titulé ‘Nuevas cepas de VIH se propagan en comunidades pesqueras’ lo que asustó a la gente. Pensaban que había surgido una nueva cepa, difícil de tratar.
 
El científico recibió muchos pedidos de los medios locales e internacionales. Estaba molesto, pero después entendió el percance. Por lo tanto, en caso de que el científico tenga la impresión de que el periodista lo ha malinterpretado, no sobra preguntarle si algo no está claro y explicarlo nuevamente. Si continúa la preocupación, es mejor involucrarlo en una conversación que pueda dejar en evidencia los malos entendidos. Más consejos sobre cómo comunicar temas complicados en la guía de SciDev.Net “Cómo explicar asuntos controvertidos a los medios y al público”.
 
Presentar su investigación
 
A veces busco a un científico para pedirle más detalles de fondo. Podría querer cubrir más ángulos de los meramente noticiosos, y habrá más tiempo para hablar acerca de elementos de interés humano, por ejemplo sobre el científico mismo y lo que impulsa su trabajo. Hay más posibilidades para detalles y anécdotas.
 
De nuevo, esto se puede hacer por teléfono, pero también podría querer verlo en su trabajo, porque los informes especiales tienen menos limitaciones de tiempo.  
 
Si un periodista visita al investigador para escribir un artículo de fondo, es ideal mostrarle el laboratorio, la oficina y cualquier cosa que pueda ser interesante. Esto permitirá abrir el mundo de la ciencia al público en general a través de las palabras del reportero. A menudo los periodistas querrán tomar fotografías, así que es clave haber pensado en todos los problemas, ¡incluido el desorden!
 
Pasar el tiempo con este tipo de periodistas ofrece muchas oportunidades de hacerle entender puntos importantes, y además puede ser agradable. Un científico me contó que cuando elaboró una manera de enfriar la leche para que los agricultores pudieran guardarla más tiempo, un periodista se pasó todo un día con él en el campus de la universidad y escribió un “maravilloso” reportaje especial.
 
Verifique los antecedentes
 
Otras veces lo que requiero es solo información general, no declaraciones. No se puede pretender que los periodistas sepamos sobre cada área de la ciencia y con frecuencia necesitamos conversar sobre un tema o evento polémico con una fuente de confianza, de manera que podamos ponerlo en contexto para nuestros lectores.
 
Si un periodista contacta a un experto para una ‘información general’ es posible que solo quiera chequear rápidamente algunos hechos o puede que quiera una conversación mucho más exhaustiva.
 
Tal vez se pregunte de qué le sirve eso el científico, pero ayudar a que se informe adecuadamente sobre el área de investigación es conveniente. Es, asimismo, una buena forma de construir alianzas con los periodistas.
 
Comentarios por favor
 
Uno de los roles más importantes que los científicos pueden cumplir para con los periodistas es ser comentarista experto de confianza. Podríamos haber hablado con el investigador principal para una información, pero también queremos saber lo que piensan otras personas.
 
Sabemos que la ciencia se basa en las críticas que los investigadores hacen al trabajo de los demás. La apertura de los debates científicos al público es una parte importante del periodismo. Puede que, por ejemplo, yo quiera preguntar si los métodos de los investigadores eran sólidos, si realmente se pueden sacar las conclusiones que señalan y qué dirección debería tomar ahora la investigación.
 
Con frecuencia, solicito este tipo de información por correo electrónico (aunque si el científico tiene tiempo es mejor conversar). Verdaderamente aprecio las respuestas que son concisas y perspicaces. Sé que los científicos viven ocupados, pero tomarse un tiempo para leer un artículo —o cuando menos sus partes más relevantes— y darme sus impresiones es realmente útil. No estoy pidiendo que sea demasiado crítico, o demasiado entusiasta, solo que me dé su opinión como podría hacerlo en un foro científico, eso sí usando un lenguaje que pueda entender. Si realmente mi pedido no entra en el campo de experiencia, el científico podría sugerir a otro de sus colegas.
 
Las declaraciones ‘extraoficiales’
 
Ayuda a los periodistas que el científico esté relajado cuando hable con nosotros. Queremos que sea honesto y no esté a la defensiva, pero es importante que tenga claro que usaremos toda la información que nos proporcione, mientras más interesante mejor.
 
El científico debe contarle al periodista solamente lo que desea que se publique. Cuando menciona que algo es extraoficial, eso no significa que no se usará indirectamente, por ejemplo para encontrar a alguien que sí quiera decirlo oficialmente. Por lo tanto, si realmente no quiere que algo se publique, simplemente no debe mencionarse. Puede que el científico si quiera que se publique la información pero sin que la asocien con él, lo cual debe quedar muy claro.
 
Y es raro que les enviemos un artículo para que lo aprueben antes de salir publicado. Conversar con un periodista no quiere decir que las opiniones se incluirán palabra por palabra.
 
Tener que consultarle los artículos puede ocasionar retrasos y comprometer mi independencia. Pero sí puede solicitar que le lea sus declaraciones textuales, o comprobar mis datos o comprensión.
 
Me gustaría que los científicos pensaran que la mayoría de periodistas son personas agradables y que no estamos para ponerles una zancadilla.
 
Así que ahora que han leído un poco de lo que queremos de los investigadores, quizás su próximo encuentro con un periodista sea una experiencia más positiva para ambos.  

Esther Nakkazi es reportera y capacitadora científica independiente residente en Kampala, Uganda. Escribe para diversas publicaciones incluyendo el este de África para SciDev.Net y ha sido mentora de la Federación Mundial de Periodistas Científicos, y fundadora de la Red de Periodistas de Salud en Uganda. Síganla en Twitter @Nakkazi y en su blog (en inglés)
 
La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.