Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Cómo ser un periodista investigativo en ciencia

De un vistazo

  • Periodismo de investigación significa cubrir historias que otros quieren ocultar

  • Recoja ideas de fuentes evasivas, confidencias, información contradictoria o datos filtrados

  • Es importante prepararse para el conflicto y cultivar relaciones

Shares

Periodismo de investigación es gratificante, pero requiere vigilancia, determinación y preparación. K. S. Jayaraman aconseja basado en su experiencia.

Todo periodista debe aspirar a hacer periodismo de investigación durante su carrera. Los artículos de investigación se pueden publicar y también traen consigo premios y reconocimientos. Después de todo, el deber de un periodista es descubrir la verdad.

Pero, ¿es la ciencia un terreno fértil para este tipo de artículos? Si bien es cierto que los acontecimientos políticos o delictivos ofrecen mayores posibilidades, esta guía mostrará que al igual que muchas áreas de la vida pública, la ciencia tiene muchos aspectos para la investigación. Acá encontrará ejemplos de primera mano para investigar la ciencia.

Manténgase alerta

La mayoría de los artículos científicos son de segunda mano, basados en los hallazgos realizados por los científicos. Los artículos de investigación, por el contrario, se basan en la iniciativa propia del periodista para descubrir noticias que otros ocultan.

Detectar historias requiere de un ojo crítico, una mente inquisitiva y la determinación de seguir investigando para obtener la información incluso enfrentando una dura oposición. Algunas veces, la verdadera historia surge mientras se hace reportería para obtener investigación sobre otro tema.

Las ideas para los artículos pueden provenir de una variedad de lugares. Escuche a sus entrevistados con suma atención: ¿hay algunos puntos sobre los que se muestran a la defensiva? Por ejemplo, una vez entrevisté a un funcionario de la OMS que se rehusaba a darme más información sobre un proyecto para investigar un mosquito en Nueva Delhi, India, diciéndome que era “sensible”, una palabra que debe hacer sonar las alarmas de cualquier periodista. Esto condujo a una investigación de seis meses, una investigación parlamentaria y el cierre del proyecto por parte del gobierno.

Igualmente, durante una reunión introductoria de rutina, un alto funcionario del ministerio de agricultura mencionó que su departamento había “destruido recientemente un enorme cargamento de plantas infectadas”; al presionarlo reveló que se trataba de plantas de lúpulo que habían sido infectadas por gusanos nematodos. Como se rehusó a referirse al tema, me hizo sospechar (hablaré más sobre ello después).

Es una buena idea leer las noticias y la literatura académica de aquellas áreas que podrían ser fructíferas para los artículos de investigación, especialmente en temas que se desea cubrir. Así será más fácil encontrar información contradictoria.

Esté atento a noticias que los demás ocultan

Flickr/gerlos

Cuando una clínica privada de ojos en Chennai, India, afirmó que había llevado a cabo un número récord de trasplantes de córnea —reemplazo de la córnea enferma con tejido corneal donado— entré en sospechas, porque había leído historias sobre la escasez de bancos de ojos. Una información posterior me mostró que la clínica estaba interceptando la mayoría de los ojos donados para pacientes pobres de la India por parte de un banco de ojos de Sri Lanka y vendiéndoselos a sus pacientes ricos. La publicación del artículo propició que el gobierno estableciera rutas para los donantes de ojos a través de los hospitales públicos y creara salvaguardas en la Ley de Donación de Ojos de la India.    

Los periodistas pueden cumplir un papel importante en la erradicación del fraude científico,  como cuando Nature cuestionó la validez de la investigación con células madres de Corea del Sur. [1] Pero para la mayoría de periodistas, investigar un fraude científico va más allá de buscar en las acusaciones de los demás. [2]

Muchísimos artículos de investigación comienzan con pistas dadas por otras fuentes. Siempre es útil cultivar contactos con los líderes de los sindicatos o asociaciones científicas, o con quienes están descontentos con el sistema que pueden contarle cuando alguien está ocultando información importante.

No se puede seguir cada pista, así que use su juicio para determinar las que valen la pena, el cual se irá afinando con el tiempo; pero también use su sentido común. Hágase preguntas básicas: ¿le parece probable? ¿Qué gana la fuente con la publicación del artículo? ¿Es la clase de asuntos que alguien querría ocultar? Pronto aprenderá qué idea vale la pena analizar y cuáles desechar.

Profundice

Una vez haya decidido que vale la pena seguir la historia, realice alguna investigación preliminar. A estas alturas, necesitará información que demuestre la validez de la historia cuando se la proponga a su editor.

Indague de manera profunda para descubrir historias que valgan la pena

Flickr/drbexl

La información que recoja depende de lo que esté buscando. Cuando comencé a analizar el proyecto de investigación de la OMS sobre los mosquitos, aún no había Internet, por lo que busqué los informes que el propio proyecto había publicado, así como libros y revistas relevantes, además de hablar con las fuentes. Debe tener paciencia: las historias de investigación pueden tomar días, semanas o meses y a veces no conducen a nada.

Para la historia de los lúpulos infectados, llamé a un contacto que había cultivado durante muchos años, un fitopatólogo del Instituto de Investigación Agraria de la India, en Nueva Delhi. Él me explicó que los nematodos son una plaga agrícola mortal y difícil de erradicar del suelo, y que el cargamento de plantas de lúpulo, originario de Australia, estaba infectado con un tipo de nematodo no registrado en la India. Esto fue suficiente para hacerme pensar que valía la pena investigar más.

Formule preguntas

Una vez su editor le dé luz verde, su investigación tendrá que cambiar de giro: asegúrese de que tiene las cosas claras y una sólida línea de razonamiento. Formúlese una serie de preguntas. Para la historia de los lúpulos, algunas preguntas fueron: ¿quién importa los lúpulos? ¿Cómo los acondicionó la aerolínea para el transporte? ¿Por qué no fueron examinados y destruidos en el aeropuerto? ¿Cuál habría sido el peligro para la agricultura india de haberse logrado la importación?  

La búsqueda de respuestas sacó a la luz un fraude que involucraba a una fábrica de cerveza, aerolíneas, funcionarios corruptos e inadecuadas regulaciones de cuarentena. Tras la publicación del artículo, un comité parlamentario llevó a cabo su propia investigación y recomendó una enmienda a la Ley de Cuarentena de la India. El sello distintivo de los mejores artículos de investigación es que tienen impacto.

No use métodos poco éticos para obtener información. Técnicas encubiertas, como grabar secretamente a las personas se pueden justificar si la historia es de interés público y no existe otra manera de conseguir información, pero antes compruebe la legislación de su país, pues nunca se justifica infringir la ley.

Ahora se puede acceder a información con solo pulsar el botón del mouse. Muchas organizaciones publican informes y documentos en sus páginas web y muchas revistas tienen archivos en línea.

Toda esta información implica que los periodistas pueden usar los datos como una fuente. Por ejemplo, esta historia [3] de Vibha Varshney necesitaba ser escudriñada cuidadosamente a través de una serie de datos para investigar por qué el 80 por ciento de los indios tienen deficiencia de vitamina D, cuando la ‘vitamina del sol’ debe abundar en este país tropical.

Los desafíos generales que enfrentan los periodistas científicos en los países en desarrollo [4] son tan pertinentes para el trabajo de investigación como para el reportaje directo. La falta de transparencia y el limitado acceso a los científicos, registros gubernamentales y funcionarios pueden ser obstáculos importantes, pero esto empieza a cambiar.

Los periodistas de investigación en la India están invocando permanentemente la Ley de Derecho a la Información (RTI por sus siglas en inglés) para obtener información que les había sido negada por las autoridades en el pasado. La revelación de que más de 2.000 sujetos de ensayos clínicos habrían muerto entre 2008 y 2011 provino de una apelación a la RTI [5].

Cultive relaciones

No hay sustituto para las entrevistas con las fuentes cuando se trata de obtener información privilegiada. Es una buena idea cultivar las fuentes poniéndose en contacto con ellas de vez en cuando, y no solamente cuando las necesite. No es lo mismo que ser amigos, y debe tener cuidado de permanecer en el plano profesional y dejar en claro que se trata de una relación entre una fuente y un periodista.

Muchas veces es mejor dejar simplemente que las fuentes hablen. Puede que usted no sepa qué preguntas quiere formular y la información útil podría surgir de alguien a quien se le da la oportunidad de hablar.

Nunca dependa de una sola fuente: podría ser que haya motivos ocultos para dar a conocer cierta versión de la historia. Si alguien está dispuesto a hablar, pregúntele detalles para contactar a otra persona que pueda verificar la información. Y compruébela con gente fuera del círculo de su fuente. Esto le ayudará a exponer sus motivos o simplemente añadir otra dimension a su historia. Y recuerde: usted nunca está al servicio de sus fuentes: no tiene que publicar lo que le dicen.

También tiene que saber cuándo es mejor para alguien permanecer en el anonimato. Nombre a sus fuentes a menos que le hayan solicitado que no lo haga. Puede mantener en el anonimato a alguien que le ofrece información esencial que puede ser confirmada por otras fuentes fidedignas. Debe proteger la identidad de las fuentes anónimas, incluso bajo presión de gente que quiera conocerla.

Pero no solo deben preocuparle las relaciones con sus fuentes. Durante una investigación es importante mantener a su editor al tanto. Las investigaciones necesitan tiempo y su editor necesita saber que está llegando a algún lado. Él tiene que justificar el artículo ante sus superiores, por lo tanto necesita conocer los detalles.

Recuerde que su editor tiene la última instancia de responsabilidad por el artículo publicado, así que debe estar seguro de los hechos si está poniendo su carrera en riesgo.

Prepárese para el conflicto

El periodismo de investigación puede conducir a conflictos. La mejor manera de protegerse es mantener su casa en orden. Usted sabe que ha descubierto los hechos, pero necesita que otros también lo crean.

 

Anticípese a las refutaciones e incluso a acciones legales

Flickr/zigazou76

En la medida en que su investigación mantenga buenos registros, probablemente tendrá una enorme cantidad de información, por lo tanto organícela de manera sensata en previsión de lo que pueda ocurrir antes y después de su publicación. Esto significa guardar las anotaciones, transcripciones o grabaciones de las entrevistas y las copias de los documentos para que puedan ser fácilmente localizados si son requeridos.

Debe anticiparse a las refutaciones e incluso tal vez a una acción legal. Asegúrese de que los abogados de la publicación han revisado su historia y la información de respaldo antes de su publicación. Ellos deben sentirse seguros de que usted podrá replicar cualquier acción legal que se emprenda.

También debe darle al sujeto de su historia, sea persona u organización, la oportunidad de comentar antes de la publicación. Hablar con ellos es importante para su historia de todas maneras, pero incluso si se niegan, deben estar informados de las acusaciones que se hacen contra ellos.

El periodismo de investigación puede ser un asunto complicado, y usted podría encarar dilemas éticos. Podría ser sometido a presión para suprimir historias, e incluso ofrecérsele un soborno o ser amenazado con violencia. Aquí es donde usted necesita sopesar su ética periodística y legal versus su seguridad personal.

Hay momentos en que es mejor suprimir o retrasar el lanzamiento de un artículo. Cuando el gobierno indio quiso mantener en silencio la primera expedición del país a la Antártida, a comienzos de la década de los años ochenta, esperé hasta que llegaron para publicar la historia. En otras ocasiones el interés público será el que ordene publicar.

Seguimiento

Con la publicación del artículo no termina la historia. Incluso si no tiene ninguna reacción, es buena idea hacerle el seguimiento para ver hacia dónde va, y seguir lanzando artículos al respecto. En el proceso de una buena investigación usted se volverá experto en el tema por lo que deberá tratar de que siga siendo así.

Una vez haya publicado su primera investigación exitosa, aumentará su confianza. Y ya cuando sean varias, sentirá que no son suficientes.

K.S. Jayaraman es un periodista independiente de Bangalore, India. Ha sido corresponsal científico de Press Trust of India.


Lecturas sugeridas:

1)
So You Want to be a Science Writer (Association of British Science Writers, 2002)
2)
Story-Based Inquiry: A manual for investigative journalists (UNESCO, 2011)

 

Referencias

[1] Korea's stem-cell stars dogged by suspicion of ethical breach (Nature, 6 May 2004)

[2] Chemistry's 'colossal' fraud (RSC, 25 March 2008)

[3] Vitamin D complex (Down To Earth 15 March 2013)

[4] Science journalism: Fighting a reporting battle (Nature, 27 September 2006)

[5] Over 2000 died during clinical trials in 4 years (DNA, 3 Jul 2012)

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.