Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Periodismo y comunicación científica, una buena dupla

Shares

Los comunicadores y los periodistas científicos se complementan y deberían trabajar juntos para promover la comprensión pública de la ciencia.

“Periodistas que dan una conferencia de prensa a los periodistas sobre periodismo” es como Pekka Isosomppi, jefe de prensa de la Embajada de Finlandia en Londres, abrió el debate del mes pasado sobre el futuro del periodismo científico

Su comentario recibió una sonora carcajada de la audiencia, rompiendo el hielo en la sala de recepción de la residencia oficial del embajador de Finlandia en los Jardines del Palacio de Kensington.

DE UN VISTAZO

  • Algunos ven al periodismo y la comunicación científica como rivales
  • Pero ambos campos se definen mejor por su compromiso con la ciencia
  • Y ambos necesitan trabajar juntos para aumentar el conocimiento

Pero su elección de palabras, sobre todo con la llamativa ausencia de la palabra ciencia, me dejó, y tal vez a otros también, preguntándome acerca de la próxima 8ª Conferencia Mundial de Periodistas Científicos, que Finlandia celebrará en Helsinki el próximo mes (24 a 28 de junio).

¿Son los periodistas científicos indistinguibles de otras especies de periodistas? ¿Y en qué parte de la ecuación entra la comunicación científica?

Periodismo científico en 'crisis'

En su discurso ante el panel, Connie St Louis, presidenta de la Asociación de Escritores Científicos Británicos, se refirió a las características de una crisis general en el periodismo científico: la pérdida de financiación y de interés, mientras que por otro lado, la comunicación científica está recibiendo cada vez más atención.

Vale la pena señalar que se cree que tal crisis no existe en el Sur global, según los resultados de un informe publicado en enero por SciDev.Net. Sin embargo, si no es una crisis, algo grave parece estar pasando con el periodismo científico a nivel mundial.

Otros dos panelistas afirmaron que el periodismo científico investigativo basado en material original está en declive. Una revisión independiente de 2011 sobre la veracidad y la imparcialidad de la cobertura de la ciencia de la BBC apoya este punto señalando que hay un exceso de confianza en los comunicados de prensa cuando se emiten noticias sobre investigación científica [1].

St Louis ve una tensión entre lo que ella llama verdadero periodismo científico y comunicación científica. Como dijo Pallab Ghosh, corresponsal de la BBC en temas de ciencia y panelista en el evento, el trabajo de los periodistas científicos es hacer preguntas incómodas, no actuar como traductores o animadores para la ciencia. Pero, ¿es esta una manera útil de entender la relación entre los dos campos? Yo diría que son, de hecho, complementarios.

Comprendiendo la comunicación

La comunicación de la ciencia tiene como objetivo comunicar la ciencia, por supuesto. Pero también tiene el cometido de comprender mejor el proceso de la comunicación, analizando y criticando todo el proceso, así como identificar las mejores formas de comunicar a un público dado.

A veces hay una visión implícita o explícita de que se trata de una forma de propaganda de la ciencia. Sin embargo, esto no es más válido que ver el periodismo científico como el equivalente a la búsqueda del periodismo que busca sensaciones.

Los periodistas científicos pueden ser cortejados y seducidos por el atractivo de una historia dramática, cediendo a la fama fácil y el dinero, así como los comunicadores de la ciencia pueden ser cortejados y seducidos por el atractivo del dinero fácil de los donantes de fondos que quieren que se difundan ciertas historias o que se adopten ciertas tecnologías. La posibilidad de que esto pueda suceder no define ninguna de las dos profesiones.

Veo dos profesiones definidas en primer lugar por su compromiso con la ciencia. En las notas de la maestría en comunicación de la ciencia en el Imperial College de Londres, escritas por la directora del curso Felicity Mellor, encontramos lo siguiente: “El periodismo científico es, en primer lugar y ante todo, una forma de periodismo”.

¿Es esta una afirmación válida?

Necesitamos un pequeño recordatorio de que el objetivo del periodismo es escribir artículos que la gente lea. Se sabe muy bien que los lectores son atraídos por la sensación: quieren ser sorprendidos e incluso escandalizados. Las malas prácticas por parte de los gobiernos, las corporaciones y los individuos es un blanco atractivo para los periodistas. Pero los ‘hechos’ que develan no son necesariamente sistemáticos o de valor práctico.

El periodismo científico, por otro lado, normalmente se diferencia de este tipo de escritura, buscando establecer el estado del conocimiento en un campo científico determinado en un momento determinado. Al igual que la propia ciencia, el periodismo científico no asume que hay hechos categóricos, pero admite que solo hay un proceso continuo de construcción de entendimiento.

Cuando al referirse a los periodistas científicos de investigación Gosh señaló en su discurso: “En Dios confiamos; a todos los demás los chequeamos”, fácilmente podría haber dicho: “Todo lo demás lo chequeamos”.

Una asociación ideal

El periodismo y la comunicación científica pueden ser vistos como una pareja cuya unión y funciones complementarias son necesarias para producir una mejor comprensión pública de la ciencia. No es una cuestión de cuál debería ser financiada, ambos son vitales.

Una alianza entre las dos profesiones podría ayudar a millones de personas comunes a evaluar los detalles y las implicaciones de los nuevos conocimientos y tecnologías.

Una encuesta de 2011 en el Reino Unido destacó la brecha entre el conocimiento científico y el hombre o la mujer de la calle: halló que 75 por ciento de la población no entiende el proceso de revisión científica por pares, una piedra angular de la investigación científica [2]. Sin duda, ahí se necesita ayuda —tanto de periodistas científicos como de comunicadores de la ciencia— para informar al público mediante el trabajo conjunto con toda la comunidad científica.

Para ir un poco más allá con una analogía genealógica, el periodismo científico y la comunicación de la ciencia pueden verse como los hijos de la actividad científica en sí misma. Esto hace que una unión entre ellos sea como la que hay entre primos hermanos: descienden de los mismos ancestros y crecen juntos. Esta puede y debería ser una unión feliz y productiva.

Este es un buen augurio para una conversación productiva en la conferencia de Helsinki, mientras mantengamos la mirada firmemente fija en la ciencia como el lazo que mantiene a la comunicación científica y el periodismo científico unidos.

Kaz Janowski
Editor, SciDev.Net

 

Referencias

[1] BBC Trust BBC Trust review of impartiality and accuracy of the BBC's coverage of science (BBC, julio 2011)
[2] Ipsos MORI Public Attitudes to Science 2011 (Ipsos MORI, mayo 2011)

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.