Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Comunicados de prensa pueden hacer perder la perspectiva

Si se depende de la información proveniente de los comunicados de prensa se perderán reportajes científicos más complicados, pero cruciales.

Cuando me senté a escribir este artículo, tenía en el buzón de entrada de mi correo electrónico más de 100 comunicados de prensa de revistas científicas, universidades, organismos de investigación y ONG, la mayoría de países desarrollados.

Todas las notas (o boletines) de prensa compiten por la atención de los editores, buscando ser publicadas lo más ampliamente posible para mejorar la visibilidad y el impacto de las organizaciones de donde provienen.

DE UN VISTAZO

  • Los comunicados de prensa ofrecen a los ocupados editores y periodistas científicos ideas para noticias fáciles
  • Pero depender de ellos puede conducir a ignorar voces poco representadas o historias más complejas
  • Siempre que sea posible, los periodistas deben abordar historias originales y detalladas

Si bien esto ha sido una realidad para los periodistas científicos y editores desde hace algún tiempo, el debate sobre si los comunicados de prensa son o no beneficiosos ha resurgido recientemente y continuará en los próximos meses.

Hay sesiones programadas para discutir este tema durante la próxima Conferencia Mundial de Periodistas Científicos 2013 a realizarse en Finlandia. Y el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido anunció recientemente el lanzamiento de un programa para apoyar la capacidad de los decisores de políticas y los medios para evaluar los resultados de las investigaciones.

Las notas de prensa son convenientes porque están escritas teniendo en mente a la prensa: si un periodista quiere publicar artículos basándose en la información que contienen, por lo general solo tiene que reacomodarlo para su medio.

Además, muchas de las historias noticiosas que contienen están bajo embargo, dando a los editores la oportunidad de analizarlas unos días y horas antes de que lleguen a los titulares, y con un tiempo valioso para adjudicarlas a los reporteros para que las vayan trabajando.

En resumen, las notas de prensa hacen que mi vida sea más fácil. Pero también pueden ser una perdición, y es un punto de fricción entre los periodistas científicos.

La opción fácil

Debido a que las notas de prensa están listas para publicarse, los críticos dicen que muchos periodistas científicos se están volviendo demasiado flojos para buscar historias originales que vayan más allá de la superficie. O están demasiado ocupados reescribiendo comunicados de prensa como para hacer un trabajo investigativo de trascendencia.

Este tipo de investigación podría explorar historias sobre mala conducta; problemas que afectan las políticas; la falta de investigación sobre temas importantes para las comunidades vulnerables; investigaciones que no se publican, por ejemplo, un medicamento prometedor que resulta ser un fracaso; y los desacuerdos entre científicos. Estos temas raramente son objeto de una nota de prensa.

Cada día, los editores y periodistas científicos deciden qué noticias de las notas de prensa cubrir en sus artículos, y cuáles no, dándoles una falsa sensación de elección. De hecho, sus opciones son limitadas y guiadas por las organizaciones que deciden la nota de prensa.

Como escribió Aisling Irwin, ex editora de noticias de SciDev.Net en un artículo para la Asociación de Escritores Científicos Británicos (ABSW por sus siglas en inglés): “con estas notas de prensa que cargan nuestras vidas… nos sentamos en jaulas doradas alimentados por las golosinas que asoman entre los barrotes cuando nuestro verdadero trabajo debería estar afuera, cavando en busca de los gusanos”.

“Gusanos: aquellas historias por las que nadie paga a un comunicador para que les haga alarde; historias que nadie quiere publicitar; historias de personas que no tienen voz”. [1]

Sin embargo, para obtener esas historias, los científicos del mundo en desarrollo “deben ser encontrados, acorralados y entrevistados a veces contra su voluntad”, señala Irwin. Esto podría incluir visitar a los científicos e informar desde sus espacios y desde las conferenciaspara descubrir las historias no contadas.

‘Saturación de información’

El mes pasado, Connie St Louis, presidenta de la ABSW y directora de la maestría en periodismo científico de la Ciudad Universitaria de Londres, reabrió el debate. [2]

Se refirió a la “sobrecarga de información” debido a una “avalancha de notas de prensa” y dijo que los periodistas están demasiado ocupados “separando el grano de la paja” en un momento en que las relaciones para la publicación científica están aumentado y los periodistas científicos independientes, disminuyendo.

Gran parte de la cobertura científica son publirreportajes que se hacen pasar como informaciones, dijo St Louis. Y gran parte de esta información consiste en traducir los hallazgos de los investigadores usando un lenguaje simplista y sensacionalista sin revelar las ambigüedades subyacentes, las tensiones y políticas.

Toma tiempo y esfuerzo investigar historias locales y encontrar opiniones que puedan estar poco representadas en la ciencia convencional, que en gran parte sigue procediendo de las instituciones occidentales.  

Aquí es donde las organizaciones de prensa independientes dedicadas al periodismo científico crítico pueden desempeñar un papel cada vez más importante. Ellas van más allá de la historia que las grandes corporaciones y los actores institucionales quieren decir e investigan en busca de historias más profundas enriquecidas con los puntos de vista de las voces locales, por ejemplo de quienes viven en los países en desarrollo.

Sesgos del mundo desarrollado

Mientras a los periodistas los inundan con información procedente de las principales instituciones científicas del mundo occidental, ese potencial de noticias a menudo es difícil de alcanzar —o inexistente— en los países en desarrollo.

Un informe publicado por la Comisión Nacional del Reino Unido para la UNESCO el año pasado, identificó la necesidad de un servicio de noticias científicas para África, que explorara y promoviera la investigación africana importante para los medios locales y globales. [3]

Se podría concebir fácilmente un servicio de notas de prensa etiquetado a una de las grandes bases de datos de revistas regionales de ciencia como African Journals Online, que podría centrar parte de la atención de los medios sobre la ciencia que se está haciendo en el mundo en desarrollo.

Pero en nuestros esfuerzos por llevar a la palestra más de la ciencia localmente relevante y producida en el mundo en desarrollo, no debemos ir solo por las historias más fáciles.

Las notas de prensa no deben sustituir los informes en profundidad y los esfuerzos por desafiar el status quo de la ciencia establecida, y no deben dar lugar a periodistas que descuiden los temas difíciles.

En su búsqueda de cubrir más ciencia producida localmente, los periodistas científicos del mundo en desarrollo —que parecen estar prosperando—deberían evitar los escollos que los comunicados de prensa han presentado a sus colegas occidentales.

Como escribió Irwin: “Haber sido alimentados con cuchara nos ha cambiado. Nos hemos vuelto indolentes. Excavar en busca de los gusanos parece un trabajo demasiado duro”.

Los editores y periodistas deben dejar de correr para cubrir las mismas historias que los demás y empezar a pasar más tiempo en el desarrollo de ideas para historias originales, incluyendo las que varios grupos de interés preferirían que no se cuenten. En lugar de que sean nuestro pan de cada día, las notas de prensa deberían ser un bocadillo ocasional que tomemos entre las comidas más deliciosas que son realmente importantes para la salud de nuestra profesión.

Mićo Tatalović

Editor de noticias SciDev.Net

Referencias

[1] Irwin, A. Do science journalists now rely too much on press releases to do their jobs? (Association of British Science Writers, 4 May 2009)

[2] St Louis, C. Don't let the PR industry annex science journalism (Research Fortnight, 16 January 2013)

[3] Clayton, J. and Jouber, M. The Need for an African Science News Service (UK National Commission for UNESCO, May 2012)