Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Chile abrirá datos del terremoto a la comunidad mundial

Shares

[SANTIAGO] Sismólogos chilenos que estudian el fuerte terremoto que azotó al país la semana pasada (27 de febrero), han decidido compartir sus datos con científicos de todo el mundo para contribuir a la mitigación de desastres naturales. 

Equipos de geólogos, sismólogos, ingenieros y otros expertos de Canadá, Europa, Japón y los Estados Unidos llegarán a Chile en los próximos días para recolectar y analizar valiosa información del quinto terremoto más grande del que se tenga registro. 

El sismo de magnitud 8,8 — que fue seguido de un tsunami — se produjo a lo largo de una fractura de 500 kilómetros de extensión donde la placa tectónica de Nazca se desliza bajo la placa continental Sudamericana. 
En esta área habita el 80 por ciento de los 16 millones de chilenos. A cinco días del terremoto, se estima que los fallecidos alcanzan casi a 800 personas. 

“Lo que aprendamos [de este terremoto] será útil no sólo para Chile, sino para todo el mundo”, dijo a SciDev.Net Jaime Campos, sismólogo del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile. “Por eso, hemos decidido poner a disposición de toda la comunidad científica mundial los datos que estamos recolectando”. 

Agregó que se trata de un terremoto que se estaba esperando — pese a que su magnitud fue mayor a la prevista — y que había instrumentos monitoreando el área. 

En una publicación de 2008, Campos advirtió que “en el peor de los escenarios” existía la posibilidad de un terremoto de magnitud 8 a 8,5 en el área cercana al epicentro del sismo de la semana pasada, lo que se debía a que en esa zona de la falla se estaba acumulando presión desde el último gran terremoto, ocurrido en 1835. 

Sobre el riesgo de que usando datos recolectados por los científicos chilenos otros grupos de investigadores publiquen antes que ellos, Campos destacó que si esto ocurre, “va a ser la ciencia la que gane. Con esto queremos enviar una señal, mostrando a la comunidad científica que hay tiempos nuevos en los que la investigación en desastres naturales requiere actitudes [abiertas] como ésta”. 

Los equipos de investigadores trabajarán en conjunto para instalar instrumentos de última generación destinados a realizar mediciones como la velocidad a la que se está moviendo y deformando el suelo en la zona afectada. 

“Esta información permitirá diseñar planes de contingencia y mitigación de desastres en todo el mundo”, destacó Campos. 

Ingenieros examinarán por qué la mayoría de los edificios en las áreas afectadas permanecieron en pie, dijo Rodolfo Saragoni, ingeniero experto en sismología del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile. 

“Los expertos extranjeros están interesados en estudiar edificios donde teníamos instrumentos como acelerógrafos, para medir la fuerza causada en estas construcciones por el terremoto. Esta es la primera vez que pudimos registrar datos del movimiento del suelo no sólo a nivel del suelo, sino en lo más alto de edificios que cumplen con la norma de construcción antisísmica”. 

Agregó que “esta información será útil para comparar las normas de distintos países, mejorar las normativas y recomendaciones sísmicas y minimizar daños a futuro, tanto en la infraestructura de edificios como en los bienes que están dentro de ellos”. 

Con el terremoto se puso de relieve la escasez de sismólogos e infraestructura sismológica en el país, dijo Campos. El investigador destacó que crear un programa fuerte destinado a formar expertos en ciencias de la Tierra tomará “una o dos décadas”, lo que “requiere un apoyo y visión de país”. Pero es optimista. “En la Universidad de Chile tenemos un laboratorio de investigación internacional destinado al estudio de terremotos que esperamos se convierta dentro de los próximos años en un polo de atracción para que jóvenes de otros países vengan a estudiar acá”.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.