Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • ¿Podrá el GEM volver más manejable el riesgo sísmico?

Shares

Imagínese ingresar su localidad por Internet para averiguar, no sólo la probabilidad de un terremoto o tsunami, sino también los daños que éstos podrían causar y su probable repercusión social y económica donde usted vive.

El Modelo Sísmico Mundial (GEM, por sus siglas en inglés) es el primer esfuerzo mundial para mapear no sólo la probabilidad de terremotos, sino también los riesgos basados en la población local, la calidad de la construcción y otra cantidad de factores. 

Es un esfuerzo mundial enfocado a establecer estándares uniformes y abiertos, de manera que los riesgos puedan calcularse y comunicarse a todo el mundo. 

El comité del GEM comenzó a trabajar en 2009 y presentó los resultados de su fase piloto este verano (3 y 4 de junio) en una reunión en Washington, Estados Unidos, y luego en línea el mes pasado. La ambición es presentar una primera versión del Modelo Global de Terremotos en 2013. 

SciDev.Net habló con Rui Pino, secretario general del GEM, con sede en Italia, para saber qué hará y cómo espera que beneficie al mundo en desarrollo. 

¿Qué es lo novedoso del GEM en comparación con intentos previos de mapear terremotos? 

Este es el primer esfuerzo mundial dirigido a evaluar el riesgo sísmico. Éste permitirá que las personas aporten datos e intercambien información entre sí. Observará los peligros, riesgos (tanto la vulnerabilidad como la exposición a ellos) y también los factores socioeconómicos, lo que significa que los usuarios podrán analizar las posibles consecuencias de los terremotos en la sociedad y la economía. 

Las regiones proclives a los terremotos están contribuyendo a construir el modelo, que es consensual, transparente y de código abierto, lo que marca una gran diferencia respecto del pasado: las personas pueden ver cómo se hace el modelo y pueden cuestionarlo y mejorarlo. 

El GEM se basa en conocer las reales necesidades de la gente. No estamos proporcionando solo resultados científicos difíciles de asimilar: estamos involucrando a quienes son responsables de traducir los resultados científicos en acciones.

¿Qué tipo de riesgos considera el modelo? 

La gente podrá averiguar la probabilidad de que en su región ocurra un terremoto y la posible magnitud, por ejemplo, 7,5 en la escala de Richter, pero ese no es el riesgo, es el peligro. Finalmente, queremos mostrar las consecuencias. 

El GEM está trabajando para estimar el número de víctimas, heridos y pérdidas económicas. Para lograrlo, el GEM necesita hacer mapas de peligro y considerar el impacto socioeconómico, las consecuencias para la pobreza, el bienestar, el acceso a hospitales, educación y todas aquellas consecuencias indirectas de los terremotos. 

¿Los países en desarrollo participarán en la construcción del modelo? 

Sí. Y esa es una de las principales diferencias respecto de iniciativas similares en el pasado. Desafortunadamente aquellas fracasaron porque las instituciones en regiones en desarrollo sólo proporcionaban datos, pero no estaban involucradas en todo el proceso. Cuando salieron los resultados, estas regiones simplemente dijeron “no estamos involucrados en el proceso, así que no creemos en esos resultados y no los vamos a usar”. 

¿Quién decide lo que va en el modelo, especialmente si hay una diferencia de opinión? 

El consejo directivo siempre apoyará a las instituciones y a los investigadores regionales relevantes. Pero la principal actividad del GEM es construir consenso. 

Si los investigadores en Occidente no están de acuerdo con decisiones que se tomen en los países en desarrollo, podría ocurrir que las grandes empresas aseguradoras establecidas en Occidente escuchen a sus propios científicos nacionales y no utilicen el GEM. Y si eso sucede, el GEM no habrá tenido éxito. Por lo tanto, es fundamental lograr consensos. 

¿Es más fácil convencer a los países desarrollados o a los que están en vía de desarrollo para que se sumen? 

El año pasado participé en una reunión inicial en la región del África Subsahariana en Nairobi y para mí fue verdaderamente sorprendente ver cómo los 40 o 50 representantes de estos países — una vez que superaron su suspicacia inicial — se incorporaron por completo. 

Y en realidad es más fácil involucrarlos a ellos que a los países industrializados, porque ellos realmente sienten la necesidad de hacer algo. Si miras un mapa, es claro que muchas de las regiones densamente pobladas con alto riesgo de terremoto están en países en desarrollo. 

¿Cómo va la recolección de datos? 

Para que todas las regiones involucradas en el programa comiencen a proporcionar los datos se necesitará tiempo. 

Se están desarrollando los estándares para la evaluación de los datos y las primeras bases de datos mundiales se comenzarán a llenar en los próximos años. Durante esos años, programas regionales proveerán retroalimentación y agregarán datos en la medida de lo posible.

Tenemos programas regionales en África, América Latina y el Sudeste Asiático y estamos trabajando con todas las regiones, de manera que éstas proporcionarán datos necesarios para echar a andar este modelo a escala global. Pero se necesita tener la infraestructura de software en todas las regiones para que las instituciones puedan suministrar los datos. Así, lo que necesitamos ahora es desarrollar una infraestructura de datos espacial.

¿Cuándo podrá la gente usar el GEM? 

El GEM todavía requiere entre tres y cuatro años para poder crear un primer modelo que funcione al evaluar el riesgo de terremoto, y desarrollar la infraestructura es parte de eso. En el intertanto ya habrá algunos ‘productos’ útiles. Pero, lo que es más importante, la plataforma para la evaluación de riesgo (el ‘motor’) será de código abierto de manera de apoyar más desarrollos por parte de la comunidad. A principios del próximo año los programadores y usuarios expertos de todo el mundo podrán empezar a contribuir para construir el mejor motor para el cálculo, estimación y comunicación de riesgos. 

¿Qué pasa si las naciones no quieren que sus datos sean públicos? 

Necesitamos una red geográfica que permita a las organizaciones de todo el mundo cargar datos con distintos niveles de restricción. Podría suceder, por ejemplo, que el gobierno indio permita que el modelo considere algunos datos clasificados de su territorio, pero no compartirlos con el resto del mundo. De esta forma, los resultados de riesgo para India, y sólo los resultados, no los datos que alimentaron el sistema, quedan disponibles para el resto del mundo. 

¿Cómo involucrarán a los generadores de políticas? 

Estamos presentando casos de estudio para la mitigación del riesgo sísmico en los programas regionales, cada uno de los cuales tiene que involucrar a los políticos locales, escuelas y otros. También estamos trabajando con varias ONG preguntándoles “¿que es lo que necesitamos proporcionarle a una organización como ustedes?”

¿Qué tipo de aplicaciones ven las ONG y quienes diseñan las políticas? 

Uno de los ejemplos es cómo mejorar la construcción. No a los estándares de Japón o Estados Unidos — sólo un pequeño peldaño mejor — sino a uno que realmente pueda reducir la vulnerabilidad considerablemente. Para hacer esto, agentes socioeconómicos y ONG requieren ofrecer a las personas consejos comprensibles. Si van donde el dueño de casa o donde el constructor, deben ser capaces de demostrar de una forma muy simple, que el área tiene un riesgo mayor y cómo se puede mitigar ese riesgo. 

Los estudios de caso se han organizado a nivel regional y local por parte de expertos locales en representación del GEM. El objetivo es doble: demostrar que los resultados del GEM pueden ayudar a mitigar el riesgo y obtener retroalimentación de las partes interesadas a nivel local y de expertos involucrados en estudios de caso para asegurar que ellos pueden entender los resultados del modelo. 

Una noticia reciente criticó al GEM por descuidar a los usuarios finales… 

Eso no fue una crítica sino un llamado de atención sobre la necesidad de incluir a distintos usuarios. Todavía no ha sucedido, porque comenzamos el año pasado y todavía estamos implementando estos programas regionales, sumando a los países, y ha sido un proceso largo. Ahora estamos llegando a una etapa donde podemos comenzar a implementar algunas de estas actividades, involucrando a individuos y agencias locales. 

¿Cree que el GEM reducirá los costos relacionados con los terremotos en los países en desarrollo? 

Vamos a demostrar que realmente hay un beneficio: invertir es tremendamente rentable cinco, diez, quince años más tarde. 

El modelo de impacto socieconómico apunta exactamente a este tipo de cosas y realiza análisis de costo-beneficio, por ejemplo, comparando el costo inicial de reducir tu vulnerabilidad y los ahorros a largo plazo de evitar pérdidas económicas y víctimas relacionadas con un terremoto. 

Y hay otra forma en que el GEM beneficiará financieramente a los países en desarrollo. Proporcionará una situación más segura para los potenciales inversionistas. En muchos casos ellos tendrán mucha más confianza porque enfrentarán un nivel de riesgo cuantificado que pueden manejar, quizás contratando pólizas de seguro que protejan sus inversiones.

Este es un enorme problema en los países en desarrollo en este momento. Cuando una gran corporación quiere ir a África o al Sudeste Asiático e instalar ahí una planta industrial, suele no haber nadie que les diga cuál es el nivel de riesgo y qué tipo de seguro necesitan tener. Entonces, ellos simplemente no van. El GEM podría transformar eso. 

¿Podrían incorporar en algún momento otros desastres naturales? 

Quizás dentro de dos o tres años, cuando sintamos que todo está yendo bien en términos de movimientos telúricos, seguiremos con tsunamis y aludes. En cuanto a los volcanes, inundaciones, tormentas de viento… eso sería en el largo plazo. Ahora necesitamos concentrarnos en los terremotos.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.