Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Servicios climáticos y el Paradigma del Ginkgo Biloba

Crédito de la imagen: Jardín Botánico Nacional, Viña del Mar, Chile

SciDev.Net en acción

Blog con el detrás de escena de eventos clave

Location Map

20/03/14

Shares
[MONTEVIDEO] Hasta hace poco regía en la ciencia climática el Paradigma de Noé. La historia del patriarca bíblico representaba cómo una persona que contaba con información climática precisa —la posibilidad de un diluvio universal, anunciado directamente por Dios— podía tomar mejores decisiones, como construir el arca, y obtener un resultado exitoso: salvar la biodiversidad del planeta.

Sin embargo, en el tercer día de la Conferencia del WRCP para América Latina y el Caribe que se realiza en Montevideo (17-21 de marzo), Walter Baethgen, experto uruguayo del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI), de la Universidad de Columbia (Nueva York) y copresidente del evento, relató a los participantes cómo ahora en la ciencia del clima prima otro axioma.

El nuevo modelo, señaló Baethgen, es el Paradigma del Ginkgo Biloba, inspirado en un ejemplar de este árbol sagrado de Japón y China, que el 6 de agosto de 1945 fue el único sobreviviente natural del ataque nuclear a Hiroshima.

Ubicado a solo un kilómetro del epicentro de la explosión, un ginkgo biloba soportó la radiación, logró sobreponerse e incluso al poco tiempo brotó nuevamente.

“El  nuevo paradigma es adaptarnos con flexibilidad”, dijo Baethgen. “Ya no tenemos información perfecta —como Noé—, sino que debemos adaptarnos a un rango de condiciones plausibles. Y tenemos que empezar a adaptarnos a las condiciones de hoy”, agregó el experto, en una charla que fue aplaudida y muy destacada por la gran mayoría de los asistentes al congreso.

Sobre esta base, Baethgen habló luego de los servicios climáticos, un concepto que estuvo muy presente en las demás jornadas del evento.

“Ya no tenemos información perfecta —como Noé—, sino que debemos adaptarnos a un rango de condiciones plausibles. Y tenemos que empezar a adaptarnos a las condiciones de hoy”.

Walter Baethgen

Entendidos como aquellos que involucran la producción del conocimiento climático, su traducción, su transferencia y su uso, en un contexto que permita tomar decisiones y diseñar políticas y planes, los servicios climáticos involucran a diferentes actores de la sociedad, científicos y políticos.

En la reunión en Uruguay esta semana, uno de los objetivos del encuentro es, precisamente, definir una agenda científica para contribuir a la provisión de servicios climáticos para la región.

En su conferencia, Baethgen se enfocó en detallar cómo se pueden mejorar estos servicios, considerando todas las áreas de aplicación: producción, traducción, transferencia y uso del conocimiento climático.

El experto alentó, por ejemplo, a brindar entrenamiento y financiamiento a los investigadores para generar conocimiento; capacitar en la operación y en la interpretación de la información científica a políticos y tomadores de decisiones; entrenar en cómo comunicar esa información e, incluso, alentar la investigación para mejorar esa comunicación

En cuanto a los potenciales usuarios del conocimiento climático, Baethgen señaló que hay que darles educación para que efectivamente transformen esa información en decisiones o políticas.

Y así, en el punto donde la información se torna acción, el círculo se cierra, y la clave es tomar decisiones sobre la base, ya no del Paradigma de Noé, sino inspirados en la flexibilidad del ginkgo biloba.


Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.