Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Río+20 debe impulsar políticas con objetivos alcanzables

Los representantes oficiales que se reunirán en la Conferencia de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (Río+20) el mes próximo deben tomar decisiones que ayuden a conseguir la sosteniblidad y eliminen las políticas que puedan poner en riesgo las propuestas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), afirmó Claire Melamed, jefa de Crecimiento, Pobreza y Desigualdad del Instituto de Desarrollo de Ultramar.

De los 420 párrafos del ‘Documento Final’ —terminado la semana pasada en Nueva York por el comité preparatorio de Naciones Unidas—, 400 aún deben ser acordados.

“El nivel de ambición de aquellos fuera del proceso de Río no se corresponde con los que están dentro de él”, destacó Melamed, y los acuerdos concretos parecen improbables.

La sostenibilidad y el desarrollo son objetivos necesarios pero difíciles de reconciliar, dijo la experta, y aunque los negociadores han entendido que los ODS son la solución, están encontrando que los políticos se interponen en el camino.

Este artículo es parte de nuestra cobertura de los preparativos para Río+20, la Conferencia sobre Desarrollo Sostenible de la ONU (20 a 22 de junio 2012). Para otros artículos, ingrese a Ciencia en Río+20

Algunos países están preocupados porque los ODS sean intentos solapados para imponer límites en el uso y el desarrollo de los recursos; otros dicen que enfocarse en la sostenibilidad menguará el interés en los compromisos para la reducción de la pobreza; y un tercer grupo dice que los compromisos harán que los países “gasten dinero que no tienen”.

Las negociaciones de Río+20 no resolverán este problema, argumenta Melamed, pero podrían enviar señales y ayudar a crear objetivos que puedan impulsar el desarrollo sostenible en la dirección correcta.

La experta sugirió que serían importantes los compromisos de financiación para el clima, pues los países pueden usar esos fondos para invertir en energía limpia, transporte y agricultura, una estrategia que contribuyó a los planes de Etiopía de alcanzar el estatus de país de nivel de ingreso medio en 2025 mientras mantiene bajas las emisiones de carbono.

También ayudaría a mejorar la información sobre los recursos ambientales de los países, lo que permitiría incidir en las decisiones de gobierno.

Finalmente, los objetivos sostenibles “deben ser correctos”, dijo Melamed, y el Panel de Alto Nivel de Personas Eminentes de Naciones Unidas, que se hará cargo de los negociadores de Río, debería tener eso en mente. Melamed destacó que los ODS deben estar bien definidos, tener peso político y estar enfocados en menos problemas y objetivos alcanzables.

Enlace al artículo completo en Post2015.org 

Este artículo es parte de nuestra cobertura sobre Ciencia en Río+20