Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

El cambio climático no puede ser un solo ODS

Crédito de la imagen: Christian Als / Panos

De un vistazo

  • ODS en salud, energía y otros afectan y se ven afectados por el cambio climático

  • Metas de desarrollo relacionadas con el clima deberían enfocarse en las causas de la sostenibilidad

  • Esto minimizará el riesgo de que los objetivos interfieran entre sí

Shares
La mejor manera de lidiar con el cambio climático es integrarlo con otras metas de desarrollo, dice Ilan Kelman.

El cambio climático es un gran reto –y se incluye en muchos otros desafíos identificados por los objetivos de desarrollo post-2015. Biodiversidad, salud, educación, energía y otros influyen y son influidos por el cambio climático. Así que las metas en estos temas significan también acciones en cambio climático.

Los objetivos de desarrollo que se enfocan en las raíces profundas de los retos de la sostenibilidad unen a las personas; además, minimizan el riesgo de que estas metas interfieran unas con otras. Pero destacar un único factor determinante ambiental, como lo es el cambio climático, podría ser contraproducente.

La acción sobre el cambio climático usualmente se separa en dos categorías, a pesar de los constantes llamados para unirlas. La primera es ‘mitigación’, la cual se refiere a reducir las emisiones e incrementar la eliminación de los gases de efecto invernadero. La segunda es ‘adaptación’, y abarca la reducción de los impactos adversos del cambio climático y potenciar sus impactos positivos.

Varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos hasta el momento, a excepción del Objetivo 13 sobre cambio climático, ya abordan la mitigación y la adaptación.

Conexiones de la mitigación

Por su diseño, la mitigación se aborda a través de las metas número 7 en energía, 12 y 14 en recursos, y 15 en uso del suelo, entre otras. Lograr la gestión sostenible de los recursos y prevenir la contaminación, necesariamente significa reducir la dependencia de los combustibles fósiles mientras se aumenta la eficiencia energética. Y una meta para reducir toda la contaminación, por definición, ataca los gases de efecto invernadero.

En el marco de los objetivos para prevenir la contaminación (como el 6 y el 14), podrían ser desarrolladas metas cuantitativas para una larga lista de emisiones específicas, incluyendo aquellas asociadas con el cambio climático. Tener una meta que selecciona solo una, como el dióxido de carbono o un equivalente, excluye muchos contaminantes orgánicos persistentes y contribuyentes al humo.

De modo similar, cultivar y proteger árboles es importante para la mitigación. Pero considerando todos los ecosistemas juntos –como se ha hecho con las metas sobre el agua, recursos y uso del suelo– es más efectivo porque le otorga a las personas medios de vida sostenibles basados en el uso de los recursos naturales sin dañar los ecosistemas. Esto hace frente a las causas más profundas de los problemas de sostenibilidad y debe necesariamente lograr la mitigación sin excluir a las personas ni sacrificar otros ecosistemas.

La adaptación es anterior a la preocupación climática

La adaptación involucra acciones como la gestión de los cursos de agua para evitar inundaciones extremas y sequías; la protección de sitios construidos históricamente para contrarrestar los ciclos de hielo y deshielo, y la colaboración a las personas que no pueden costear el control de la temperatura en sus hogares para sobrevivir a períodos de calor y frío. Estas acciones se requieren independientemente del cambio climático.

Y estas acciones fueron en efecto implementadas –como parte de la reducción del riesgo de desastres para todos los peligros– mucho antes de que el cambio climático se convirtiera en una preocupación importante. Si los objetivos pretenden reducir el riesgo de desastres para todos los peligros, incluyendo aquellos relacionados con el clima, entonces la adaptación se incorpora por definición.

“Si los objetivos de desarrollo tienen como fin únicamente la adaptación, sin apuntar a la reducción del riesgo de desastres a través de todos los peligros, entonces la resiliencia no se puede lograr”.

Ilan Kelman

Por ejemplo, en lugar de que el propuesto Objetivo 13.1 diga “fortalecer la resiliencia y capacidad de adaptación a los riesgos inducidos por el clima y los desastres naturales en todos los países”, podría decir “fortalecer la reducción del riesgo de desastres en todos los países”. Si los objetivos de desarrollo tienen como fin únicamente la adaptación, sin apuntar a la reducción del riesgo de desastres a través de todos los peligros, entonces la resiliencia no se puede lograr.

¿Qué significa esto, en términos prácticos? Los hospitales no deben ser construidos sobre llanuras inundables que son propensas a expandirse debido al cambio climático. Pero aun así podrían colapsar en un terremoto –así que deberían ser flexibles ante múltiples peligros, no solo adaptados al cambio climático. Esto requiere de objetivos que abarquen la adaptación pero que también vayan más allá.

Fracaso en Haití

¿Son estas preocupaciones realmente visibles? En una próxima publicación, Godfrey Baldacchino y yo usamos Haití como ejemplo de un enfoque en el cambio climático –nacional e internacional– que fracasó en abordar preocupaciones de sostenibilidad subyacentes. 

Antes del terremoto del 2010, Haití había preparado un Programa Nacional de Acción en Adaptación para las Naciones Unidas y creó una división para el cambio climático en el Ministerio de Ambiente. No podremos saber nunca si este enfoque en el cambio climático distrajo la preparación frente a otros peligros, tales como terremotos.

Pero lo que sí sabemos es que el subdesarrollo de Haití y la explotación de su gente y de sus recursos naturales por poderes externos, desembocó en un riesgo de desastres sistémico y arraigado –lo que incluyó desde peligros relacionados con el clima hasta impulsores de riesgo. Una gobernanza débil, pobreza, inequidad y la falta de opciones de medios de supervivencia contribuyeron a ese riesgo.

También sabemos que resolver los problemas políticos crónicos del intercambio de recursos, relaciones de poder y corrupción podría apoyar la reducción del riesgo de desastres, incluyendo la adaptación.

¿Cómo puede suceder esto? Cuando las personas tienen el poder y los recursos para colaborar en el marco de su comunidad, involucrarse en políticas y procesos de toma de decisiones, y tomar sus propias decisiones de vida y supervivencia, a menudo ellas mismas empiezan a exigir y a implementar medidas de reducción de riesgos de desastres. Haití nunca ha tenido esta oportunidad.

Inversamente, la mitigación y la adaptación pueden contribuir al desarrollo y a la sostenibilidad, pero nunca ofrecen el panorama completo. Estas no tienen que hacer frente a toda la gama de motores que impulsan la pobreza, tales como las relaciones de poder y la inequidad. De la misma manera, sería contraproducente esperar que Haití se vuelva resistente a los terremotos sin considerar el cambio climático.

Integración, no aislamiento

Podríamos escribir objetivos de desarrollo por cada peligro e impulsor de peligro. Pero esto le resta a los objetivos el apoyo a la sostenibilidad, independientemente de los peligros o sus impulsores.

Aislar el cambio climático, convertirlo en un campo por sí solo con sus propios objetivos, podría ser contraproducente al ignorar temas de sostenibilidad más amplios.

Poner al cambio climático en el marco de un contexto más amplio de desastres, desarrollo y sostenibilidad, podría atacar la adaptación y la mitigación, pero no a expensas de otras preocupaciones. Ningún sector debería desconocer el cambio climático, y ningún sector debería ser dominado por él.

Ilan Kelman es profesor en riesgo, resiliencia y salud mundial del Instituto para la Reducción de Riesgos y Desastres, así como en el Instituto de Salud Global de la Universidad College de Londres, Reino Unido. Puede ser contactado a través de http://www.ilankelman.org/contact.html y @IlanKelman

La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net



Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.