Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

IPCC: seguridad alimentaria e hídrica en riesgo
  • IPCC: seguridad alimentaria e hídrica en riesgo

Crédito de la imagen: F.Fiondella/IRI/CCAFS

De un vistazo

  • Eventos extremos como inundaciones y olas de calor impactarán en recursos humanos clave

  • Es posible que el cambio climático aumente desplazamientos humanos y conflictos

  • El reto consiste en manejar los riesgos climáticos especialmente en costas e islas

Shares
[NUEVA DELHI] Los riesgos extremos asociados al cambio climático como las inundaciones y las olas de calor aumentarán aún más con el calentamiento global, agravando la inseguridad alimentaria e hídrica, especialmente en las comunidades más pobres, señala la segunda entrega del último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC).
 
El reporte del segundo grupo de trabajo del V Informe de Evaluación (AR5 por sus siglas en inglés) del IPCC, que aborda impactos, adaptación y vulnerabilidad, y ofrece nuevas perspectivas sobre los principales riesgos derivados del cambio climático, fue dado a conocer esta semana (31 de marzo) en Yokohama, Japón.
 
“Ninguna persona en el planeta permanecerá indemne a los impactos del cambio climático”, advirtió Rajendra Pachauri, presidente del IPCC.
 
Christopher Field, copresidente del segundo grupo de trabajo, añadió: “No estamos en la era en que el cambio climático supone una especie de futuro hipotético. Vivimos en un mundo donde los impactos del cambio climático ya se han producido, se están generalizando y  en consecuencia… no hay duda de que vivimos en un mundo que ya está alterado por el cambio climático”.
 
El informe resalta muchas alteraciones globales causadas por el cambio climático. Dice que la variación de las lluvias y el derretimiento de la nieve y el hielo están afectando los recursos hídricos en muchas regiones. Los glaciares continúan disminuyendo, afectando la escorrentía y los recursos hídricos agua abajo. El permafrost se está deshielando. Y los rendimientos del trigo y el maíz han caído en muchas regiones.
 
El informe también repite las advertencias sobre los cambios en los rangos de las especies migratorias y las amenazas que ello puede suponer para la seguridad alimentaria. Y plantea sus preocupaciones sobre el aumento de los desplazamientos humanos y los conflictos resultantes.
 
Impactos en América Latina y el Caribe

El informe detalla varios impactos para América Latina y el Caribe debidos al cambio climático y su variabilidad. En el caso de la agricultura, éstos serán tanto positivos como negativos sobre su agricultura. Por ejemplo, menciona aumentos de productividad hacia mediados de este siglo en el sudeste de Sudamérica, mientras que para Centroamérica consigna probables bajas en la producción hacia 2030, lo que amenazaría la seguridad alimentaria de las poblaciones más pobres.

Otros efectos incluirán menores precipitaciones en regiones semiáridas, mayor riesgo de escasez de agua —lo que afectará a ciudades, centrales hidroeléctricas y la agricultura—, mientras que en los sistemas marinos y costeros “el aumento del nivel del mar y estresores humanos incrementarán los riesgos para la pesquería, corales, manglares, recreación y turismo y control de enfermedades”.

Sobre las energías renovables basadas en biomasa, advierte que “la expansión de la caña de azúcar, soya y aceite de palma podrían tener algunos efectos sobre el uso del suelo, conduciendo a deforestación en partes de la Amazonía y Centroamérica, entre otras subregiones, y la pérdida de empleos en algunos países”.

Zonas rurales en alto riesgo
 
Purnamita Dasgupta, coordinadora y autora principal del capítulo sobre zonas rurales del informe, y profesora del Instituto de Crecimiento Económico en Delhi, comenta a SciDev.Net que los impactos del cambio climático “se sumarán a las vulnerabilidades ya existentes que confronta la población de las áreas rurales, como la falta de acceso al agua e infraestructura”.
 
“Podríamos tener más crisis de pobreza debido a que los pobres ya están en desventaja”,  admite y añade que el cambio climático actúa como un “multiplicador de las amenazas”.
 
Con el 70 por ciento de la población de los países en desarrollo viviendo en zonas rurales, los “pobres del campo serían golpeados por el acceso reducido al agua” y “porque podrían perder cualquier activo que posean” con el aumento de los eventos extremos como las sequías y las inundaciones.
 
El informe ofrece evidencia científica de cómo la adaptación podría reducir el riesgo que plantea el cambio climático y sobre cómo manejar estos riesgos, subraya Dasgupta. “Ahora tenemos suficientes pruebas que muestran que la adaptación es importante”, dice.
 
Pero Pachauri precisa que es difícil en este momento estimar los costos de las medidas de adaptación, pues pocos países la han puesto en práctica. No obstante está de acuerdo que el informe pone de manifiesto la urgente necesidad de la adaptación y “esperamos que restablezca el balance entre la necesidad de medidas de mitigación y adaptación” de los países, expresa.
 
Agrega que hay una gran escasez de conocimientos locales sobre los tipos de adaptación que se requiere en determinados lugares, y sobre qué instituciones locales podrían comprometerse plenamente con las políticas, prácticas y costos estimados correspondientes a la adaptación. “Esta es una brecha real” en el conocimiento que los expertos necesitan trabajar, manifiesta a SciDev.Net.
 
Algunos mensajes positivos
 
Sin embargo el informe dice que la “adaptación ya se está dando” hasta cierto punto, en la medida que algunos gobiernos están comenzando a introducirla en algunos procesos de planificación.

En el caso de Centroamérica y Sudamérica el documento subraya que se han realizado prácticas de adaptación tales como “manejo y establecimiento de áreas protegidas, acuerdos de conservación y administración de áreas naturales por parte de las comunidades”.
 
“Una cosa que hemos propuesto es la importancia de las opciones de adaptación y mitigación porque es la única forma en la que podríamos ser capaces de reducir los riesgos del cambio climático”, señaló Pachauri en una rueda de prensa.
 
Camilla Toulmin, directora del Instituto Internacional de Ambiente y Desarrollo, organización de investigación con sede en el Reino Unido, dijo en un comunicado: “algunos de los países menos desarrollados del mundo ya están avanzando. Etiopía se ha comprometido con el desarrollo sin emisiones de carbono. Bangladesh ha invertido US$10 mil millones de su propio erario para adaptarse a los eventos climáticos extremos. Nepal es el primer país en desarrollar planes de adaptación a nivel de la comunidad”.
 
Enlace al resumen técnico del AR5 (en inglés)

Enlace a capítulo sobre América Latina y el Caribe en el IPCC WGII AR5 (PDF, en inglés)

Este artículo es una adaptación de la versión original, publicada en la edición global de SciDev.Net


Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.