Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Finalizan texto borrador de compromisos de Río+20

[RIO DE JANEIRO] Un borrador del texto de Río+20 fue finalizado antes de la inauguración formal de la cumbre, en el día de hoy. Éste enfatiza el papel crucial que juega la transferencia tecnológica para el logro del desarrollo sostenible.

A primera hora de esta mañana las delegaciones nacionales alcanzaron un compromiso de acuerdo sobre el documento de 49 páginas y 283 párrafos. Estos aluden a varios temas polémicos, tales como derechos de propiedad intelectual  (DPI), para agencias externas como la Organización Mundial de Propiedad Intelectual y la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El texto no alude a fondos comprometidos para ayudar a los países en desarrollo a realizar la transición hacia un desarrollo sostenible.

El documento se presentará hoy a los jefes de Estado que asisten a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), quienes tienen la tarea de desarrollar un plan de acción para el desarrollo sostenible.

Este artículo es parte de nuestra cobertura sobre los preparativos de Río+20, la Conferencia de ONU sobre Desarrollo Sostenible, que se realizará entre el 20 y 22 de junio de 2012. Más artículos en Ciencia en Río+20

El plan se enfocará principalmente en la implementación de objetivos establecidos en la cumbre original de Río, en 1992, los que todavía falta alcanzar 20 años más tarde.

El Grupo de los 77 (G-77) —una coalición libre de países en vía de desarrollo— además de China, reprocharon ayer el texto, diciendo que “ha pasado por alto” importantes retos que enfrentan los países en desarrollo.

“No tiene ninguna profundidad, ninguna sustancia”, dijo a la prensa Quamrul Chowdhury, negociador líder del G-77+China.

Chowdhury dijo que el texto era más un “documento político” que un anteproyecto creíble para la acción, y que la sección sobre financiamiento “era como una cáscara vacía”.

El borrador del texto asigna particular importancia a la transferencia tecnológica hacia los países en desarrollo y a la necesidad de cerrar la brecha tecnológica entre las naciones desarrolladas y en desarrollo.

También subraya la necesidad de cooperación internacional para promover la inversión en ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo sostenible, para evaluar las necesidades de tecnología y fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas a nivel nacional en los países en desarrollo.

Pero soslaya los mecanismos exactos para lograr la transferencia tecnológica y proteger los DPI, enfocándose en cambio en el rol de las inversiones extranjeras directas, el comercio internacional y la cooperación internacional para el fomento de tecnologías ambientales sólidas.

Los países ricos habían insistido en que los temas de transferencia tecnológica tales como el deseo de los países en desarrollo de más dinero, más transferencia tecnológica y mayor apertura en los regímenes de DPI deberían discutirse en otra instancia, dijo Alejandra Torres, directora de asuntos internacionales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia.

Y contrario a las expectativas del Grupo Africano de Naciones Unidas, la Unión Europea y el G-77 más China, la categoría del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) no será elevada a la de agencia especializada de la ONU, como si lo es la OMC.

En cambio, el texto invita a “la Asamblea General de Naciones Unidas, en su Sesión 67, a adoptar una resolución que fortalezca y potencie al PNUMA”.

Al comentar el borrador del texto, Henri Djombo, ministro de Desarrollo Sostenible, Economía Forestal y Ambiente de la República Democrática del Congo, dijo: “Es posible que no obtengamos todo lo que queremos, pero es importante reconocer que se han incluido expectativas comunes. Podemos construir sobre eso”.

“Hemos avanzado. Hace cinco años no estábamos ni siquiera a medio camino de la etapa a la que hemos llegado hoy en relación al tema del PNUMA”, agregó.

Los países en desarrollo tuvieron que ejercer una fuerte presión para asegurar que el principio de la ‘responsabilidad común pero diferenciada’ fuese incorporado. Este principio asegura que aunque los países comparten una responsabilidad común para proteger el planeta, los países desarrollados —que contribuyen más a la degradación ambiental debido a sus altos niveles de industrialización— deben soportar la mayor carga.

Con reporteo adicional de Pablo Correa.

Este artículo es parte de nuestra cobertura de Ciencia en Río+20. Lea más en nuestro blog en vivo.



Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.