Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Atlas detalla el vínculo entre cambio climático y dengue

La combinación de factores como la prevalencia de la enfermedad y las alteraciones climáticas producidas por el calentamiento global, hacen de América Latina una región particularmente vulnerable a la proliferación de dengue, según se desprende del Atlas de la Salud y el Clima, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Meteorológica Mundial.

El atlas, presentado en Ginebra (29 de octubre), busca mostrar cómo la evidencia científica y la información meteorológica, interconectadas en forma de mapas, pueden servir como herramientas para minimizar el impacto del cambio climático en la salud humana.

El documento señala que el clima “tiene una fuerte influencia” en la prevalencia de enfermedades infecciosas, y en el caso del dengue, “lluvias abundantes pueden causar el estancamiento del agua, mientras que la sequía hace que la gente acumule más agua alrededor de sus casas, generando, en ambos casos, sitios para la reproducción de mosquitos del género Aedes”, entre los que se incluye la especie Aedes aegypti, que transmite la enfermedad.

Mientras que el Atlas muestra que la incidencia de dengue en América Latina es “completa” y uniforme desde el norte de México hasta el extremo sur de Brasil, un segundo mapa expone la forma desigual en la que se distribuyen las áreas más propensas a la enfermedad, a partir de una combinación de datos de monitorización de casos y predicciones basadas en factores climáticos y medioambientales.

“En general, diría que el Atlas es una buena iniciativa”, dijo a SciDev.Net Lars Eisen, investigador de la Universidad Estatal de Colorado y coautor de un estudio hecho en México que demostró la presencia de Aedes aegypti a más de 2.000 m de altura, donde se creía que la temperatura lo impedía.

“Sitios para el desarrollo potencial de larvas [de Aedes aegypti] eran abundantes en la ciudad de Puebla [2.100 m] y otras comunidades localizadas a altas elevaciones, lo que sugiere que el Aedes aegypti podría proliferar si el clima se vuelve más cálido”, concluyen los autores en The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene (noviembre).

“Aplaudo la representación [en el Atlas] del riesgo de dengue a una escala espacial mucho más detallada que a nivel de país”, dijo Eisen. “México es un ejemplo de los muchos países que tienen una mezcla de áreas con una transmisión intensa de dengue y áreas en las que la transmisión es escasa o nula. Esta información se pierde cuando se presenta de manera uniforme dentro de un mismo país”.

Aparte de la información sobre enfermedades infecciosas como dengue, malaria y meningitis, el atlas también presenta mapas que muestran la relación entre clima y salud humana en situaciones de emergencia como sequías e inundaciones, y cuando ocurren alteraciones medioambientales como calor extremo, polen, radiación y contaminación.

Enlace a la versión completa del Atlas of Health and Climate [PDF 18 Mb, en inglés]

Enlace al resumen del estudio en The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene