Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Acción conjunta por el cambio climático: hechos y cifras
  • Especial: Acción conjunta por el cambio climático
  • Acción conjunta por el cambio climático: hechos y cifras

Crédito de la imagen: G.M.B. Akash / Panos

De un vistazo

  • No hay integración entre el cambio climático global, el desarrollo y la política de desastres

  • Pero la ciencia dice que los problemas, y las maneras de afrontarlos, generalmente están interrelacionados

  • Darle un contexto más amplio a la política del cambio climático podría estimular más acción

Shares
Ilan Kelman examina la historia, coincidencias y conflictos entre cambio climático, desarrollo y desastres.

A finales del 2015, tres procesos de políticas globales habrán sentado las bases para que el mundo responda a los mayores desafíos de la humanidad en los años venideros. Un acuerdo voluntario para afrontar desastres se logró en Sendai, Japón, en marzo pasado; los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) voluntarios terminaron en Nueva York, Estados Unidos, en setiembre; y ahora, el mundo se mueve hacia las negociaciones decembrinas sobre el cambio climático, en espera de alcanzar un tratado internacional en París, Francia. [1,2]

Desde hace tiempo la ciencia ha demostrado que estas tres materias están conectadas. Separarlas puede ser innnecesario e incluso contraproducente. Sin embargo, la separación de las políticas se mantiene para un futuro previsible.

Pero esto no imposibilita identificar, con evidencia científica, acciones comunes a las tres, lo que significaría conservar los recursos, evitar un proceso que cause o incremente las dificultades de una de ellas, y promover medidas que se alineen con dos o más objetivos.

La idea de incluir al cambio climático en temas más amplios de desarrollo ha estado presente desde que el cambio climático emergió como una preocupación global [3]. Aún así, científicos y políticos a veces ponen el cambio climático como prioridad o tema más importante, aduciendo que los desafíos son tan amplios, rápidos y devastadores que debemos enfocarnos en los recursos y prestarles atención.

A veces, el cambio climático es en efecto la principal amenaza (Ver Recuadro 1). Pero examinarlo en el contexto más amplio del desarrollo no minimiza su importancia. Más bien, destaca cómo el cambio climático se conecta con otras preocupaciones del desarrollo y las influencia.
Recuadro 1. Dónde domina el cambio climático
Algunas counidades se ven forzadas a moverse debido únicamente al cambio climático. Residentes de Takku y las Islas Carteret en Papúa Nueva Guinea están planeando su reubicación, así como los aldeanos de Newtok y Shishmaref en el estado de Alaska, Estados Unidos. En Papúa Nueva Guinea, los niveles crecientes del mar han provocado inundaciones, contaminado cultivos y provisiones de agua con agua salada. Y en Alaska, tormentas cada vez más intensas están erosionando la costa, llevando los edificios hacia el mar. Otros lugares de baja altitud, tales como la costa de Bangladesh, Tuvalu y Kiribati en el Pacífico, y las Maldivas en el Océano Índico, también enfrentan un potencial levantamiento de masas.
 
Pero el cuadro va más allá que ‘islas y costas que se ahogan’ o ‘refugiados del cambio climático’. Por ejemplo, muchas de las personas amenazadas con la reubicación no quieren ser etiquetadas como ‘refugiados’ [4].En cambio, piden recursos externos para determinar por sí mismos si, cómo, cuándo y dónde trasladarse [5]. Los impactos del aumento en el nivel del mar en atolones y costas no siempre son claros: algunas localidades pueden erosionarse pero otras pueden incluso crecer con el nivel del mar; o impactos del cambio climático tales como la acidificación del océano o la contaminación del agua fresca, pueden volver inhabitables estos lugares para organismos vivientes antes de que el nivel del mar crezca significativamente [6].

Del pasado al presente

La sugerencia de que las emisiones de gases de efecto invernadero influyen en la atmósfera, alterando el clima (Ver Recuadro 2), se remonta al menos al siglo XIX [7]. Los informes científicos importantes, publicados en la década de los años setenta, proveyeron luego la base para los procesos de políticas, incluyendo la UNFCCC (Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) [08-11]. También estimularon evaluaciones científicas adicionales, incluyendo el mecanismo de las Naciones Unidas a través del cual los gobiernos evalúan el estado del cambio climático, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés). (Ver la Figura 1 para los principales hitos.)
Recuadro 2: ¿Qué es el cambio climático?
Las actividades humanas liberan dióxido de carbono y otros ‘gases de efecto invernadero’, al quemar carbón, petróleo y gas natural para generar electricidad, al usar gasolina para encender los vehículos, y al aumentar los hatos ganaderos. Estos gases se acumulan y retienen el calor en la atmósfera, elevando la temperatura media del planeta y afectando así el sistema climático de la Tierra.

Los cambios inducidos por el ser humano que reducen la capacidad del planeta para absorber estos gases de efecto invernadero refuerzan su impacto. Por ejemplo, la deforestación generalizada significa menos árboles que absorben el dióxido de carbono a medida que crecen.

Los oceános también absorben dióxido de carbono, el cual reacciona con el agua para hacer un ácido. La acidificación del océano es uno de los impactos del cambio climático: más dióxido de carbono en el aire significa océanos más ácidos, perjudicando potencialmente los ecosistemas marinos y costeros.

Hay muchos ‘ciclos de retroalimentación’ –algunos de los cuales contribuyen al cambio climático y otros que lo disminuyen-, lo que hace que la comprensión del cambio climático sea más compleja. El calentamiento de los mares los hace más o menos capaces de absorber el dióxido de carbono, dependiendo de la ubicación [12]. Las grandes erupciones volcánicas bloquean la luz del sol cuando expulsan el polvo hacia la atmósfera, pero los efectos son temporales. El efecto de las nubes es difícil de modelar, mientras que la pérdida de los glaciares y capas de hielo por derretimiento reduce la cantidad de luz solar reflejada desde la Tierra. Y el permafrost que se derrite libera gases naturales de efecto invernadero que mantenía atrapados.
 
Sin embargo, a pesar de las complejidades e incertidumbres, en general, la ciencia es clara: el planeta está experimentando un rápido calentamiento, y la actividad humana ha sido una contribución importante.


Impactos del cambio climático

El cambio climático influye en los patrones del clima y sus extremos. El aire más cálido contiene más agua, lo que promueve intensos aguaceros. Esto significa que las tormentas pueden llegar a ser más intensas en muchas partes del mundo debido al cambio climático, pero también menos frecuentes en algunos casos. Esto incluye los ciclones tropicales [13,14].


Timeline 2.jpg
Figure 1. Climate change policy milestones

Se prevé que el cambio climático aumente la acidez del océano y eleve los niveles del mar. Un aumento promedio del nivel del mar global de más o menos un metro al 2100 ya parece probable porque el agua se expande cuando se calienta. Si grandes capas de hielo sobre la tierra en Groenlandia y en la Antártida se derriten, entonces el nivel del mar podría aumentar en varios metros, inundando las principales ciudades.

Climas más cálidos cambiarán radicalmente los ecosistemas, propagando posiblemente enfermedades humanas, animales y de plantas en nuevos lugares. Los cambios en las precipitaciones afectarán los suministros de agua dulce, con algunos lugares que tendrán mas lluvias que otros, afectando a su vez los suministros de alimentos. Algunos lugares obtendrán mejoras sustanciales en la agricultura, mientras que otros podrían ver suprimidas sus fuentes locales de alimento (Figura 2) [15].


Figure 2. Impacts attributed to climate change with high confidence

  • ... in Africa
  • Africa.jpg
  • ... in Asia
  • Asia.jpg
  • ... in Australasia
  • Australasia.jpg
  • ... in Central & South America
  • Central&South-America.jpg
  • ... in Europe
  • Europe.jpg
  • ... in North America
  • North-America.jpg
  • ... in the Polar Regions
  • Polar-Regions.jpg
  • ... in the Small Islands
  • Small-Islands.jpg

Los impactos del cambio climático también variarán dependiendo de factores relacionados con el desarrollo. Una amenaza, como una tormenta, no es suficiente para causar un desastre –la vulnerabilidad también es parte de la ecuación. Un evento relacionado con el clima puede convertirse en un desastre cuando afecta a personas, propiedades o relaciones sociales, usualmente debido a procesos políticos y de desarrollo que no han ayudado a la gente a reducir su vulnerabilidad. El cambio climático por sí solo no puede causar desastres.

Dejándolo a un lado

A pesar de estas conexiones, los entes financiadores, instituciones y estructuras gubernamentales frecuentemente apartan el cambio climático y lo tratan de modo independiente. Esto es en parte por la manera como la ciencia y la política del cambio climático han evolucionado. Muchos científicos solo investigan una dimensión particular de cambio climático, y muchos negociadores de tratados se especializan en un único tema para asegurar acuerdos detallados y robustos.


En términos de política, esta separación también se refleja en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El Objetivo 13 hace un llamado para “adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”, y distingue a la UNFCCC como “el principal foro intergubernamental internacional para la negociación de la respuesta global al cambio climático”.

Los procesos del IPCC y de la UNFCCC también han separado el cambio climático de otros temas de desarrollo. Y también han separado la mitigación del cambio climático (reduciendo emisiones o ‘capturando’ carbono) de la adaptación (enfrentar los impactos del cambio climático, lo cual es parte de la reducción del riesgo de desastres).

Traslapes claros

A pesar de la separación entre las poíticas internacionales para el cambio climático, la reducción del riesgo de desastres y los objetivos de desarrollo, la ciencia apoya su integración completa para que se puedan complementar y apoyar entre sí.

Una razón para este apoyo es que tratar con los impactos del cambio climático no es realmente diferente a la reducción de riesgo de desastres y procesos de desarrollo sostebible. De hecho, toda la adaptación al cambio climático se asienta en objetivos de desarrollo más amplios. Proteger arrecifes coralinos y restaurar manglares costeros, por ejemplo, puede reducir el riesgo de desastre: la vegetación costera a veces absorbe el poder de las olas, así que la infraestructura podría sufrir menos daños. Actualizar los sistemas de alcantarillado y planear un mejor drenaje urbano también puede contar como adaptación –pero son necesarios independientemente del cambio climático.

De modo similar, toda la mitigación se basa en objetivos ambientales más amplios. Los esfuerzos por disminuir la dependencia de combustibles fósiles, al utilizar fuentes de energías renovables y reducir la demanda energética, preceden la agenda de cambio climático. La salud era la principal razón: reducir los contaminantes del aire y el agua, así como promover estilos de vida más saludables, son aproximaciones básicas para mejorar el bienestar. El Embargo del Petróleo de 1973-1974 y otros eventos políticos también estimularon estos esfuerzos, los cuales fracasaron al tiempo que las políticas y el precio del petróleo cambiaron.

Muchos científicos han apoyado por mucho tiempo la acción conjunta entre la mitigación y la adaptación [16-19] para ayudar a evitar que se agravaran los problemas de desarrollo existentes. Por ejemplo, proteger un bosque como un ‘sumidero de carbono’ (para la mitigación) al prohibir su acceso significa que usuarios de los bosques locales pierden alimentos y oportunidades de ingresos, haciéndolos más dependientes de suministros externos más costosos y menos confiables a sus comunidades [20]. Los proyectos de Reducción de Emisiones de Carbono causadas por la Deforestación y la Degradación de los Bosques (REDD) puede involucrar este costo oculto.

La energía hidroeléctrica también muestra los riesgos de separar el cambio climático de preocupaciones de desarrollo más amplias. Construir grandes represas puede reducir el consumo de combustibles fósiles al proveer energía renovable. Pero en Egipto, China y muchos otros países, crear grandes reservorios ha forzado a las personas a trasladarse, pues sus hogares están siendo sumergidos [21]. Incrementar el control sobre el flujo del agua también conduce a una falsa sensación de seguridad, haciendo a las personas menos propensas a tomar medidas que reduzcan su vulnerabilidad a sufrir sequías e inundaciones. Los impactos de una gran inundación o sequía son incluso peores que si las personas se hubieran enfrentado continuamente a amenazas más frecuentes y pequeñas [22].

Una lección clave es que los desastres no son usualmente extremos, pero también representan las vulnerabilidades crónicas y subyacentes en las vidas de muchas personas. En otras palabras, a largo plazo, muchos desastres emergen de un desarrollo pobre o subdesarrollo, influenciados por políticas y prácticas que conducen a la vulnerabilidad. La discrimanción, el poder, las estructuras financieras y la cultura son algunas de las razones por las cuales las personas no siempre actúan con el conocimiento a la hora de reducir la vulnerabilidad.

Las oportunidades para hacer estas conexiones se vuelven más claras cuando el cambio climático se ve como un potenciador de daños entre muchos otros, en lugar de verlo como un sector totalmente aparte.

Oportunidades para las acciones conjuntas

Aún con una separación política tan arraigada que parece poco probable la integración al menos hasta el 2030 (cuando los ODS y los acuerdos de reducción del riesgo de desastres hayan expirado), las intervenciones actuales podrían sobreponerse más en la práctica al construirse sobre la ciencia existente (Cuadro 1).
Cuadro 1
Enlaces politicos entre la reducción del riesgo de desastres,
el cambio climático y los objetivos de desarrollo
Acción
Conexión
Construir viviendas resistentes a tifones e inundaciones en Vietnam al emplear tecnología apropiada en el diseño de refugios [23] El trabajo es necesario como parte de la reducción de riesgo de desastres, independientemente de la necesidad de adaptación a riesgos crecientes debido al cambio climático.
Enseñar a nadar a las mujeres de castas bajas en el sur de India [24] Une la adaptación al cambio climático, la reducción del riesgo de inundaciones y la equidad social en una misma actividad.
Usar el conocimiento de los pescadores para hacer frente a los cambios ambientales y sociales en Barbados [25] Posiciona el cambio climático en un amplio marco de desarrollo y de cambio que permite enfrentarlos simultáneamente.
Abordar la erosión costeras en Seychelles, al emplear gestión costera y planificación de uso de suelos [26] Aborda la adaptación al cambio climático y la reducción del riesgo de desastres al mismo tiempo, y promueve el espíritu de comunidad al crear espacios públicos.
Conflictos ocasionales

Algunas acciones de mitigación y adaptación pueden enfrentarse con objetivos más amplios del desarrollo.

Para la mitigación, técnicas para capturar gases de efecto invernadero, llamadas captura y almacenamiento de carbono (CAC), atrapan las emisiones en plantas de energía para su almacenamiento bajo tierra o bajo el agua (Ver Figura 3).

Objeciones a la técnica incluyen la posibilidad de que los gases se fuguen de vuelta a la atmósfera, los costos de capital para construir plantas de energía con CAC incluida, y el uso de energía para capturar y bombear los gases [27].

Más fundamentalmente, la CAC contradice el principio de largo plazo de la prevención de la contaminación, el cual sostiene que la manera más efectiva y barata de enfrentar la contaminación es evitando crearla, en primer lugar. Aplicar este principio, que fue desarrollado para enfrentar problemas ambientales como la lluvia ácida, sugiere que cambiar hacia energías limpias y frenar las emisiones al reducir la energía es preferible que usar técnicas como la CAC.
En la primera sección de una entrevista de dos partes, Saleemul Huq, miembro senior del Instituto Internacional para el Ambiente y Desarrollo en el Reino Unido, dialoga con Anita Makri sobre cómo las políticas en cambio climático, desarrollo y reducción de desastres están separadas a nivel global pero se conectan cada vez más a medida que se aplican a nivel local. Él además discute el papel de la evidencia científica y cómo puede ayudar a comunidades vulnerables a mejorar su participación en las discusiones que les afectan.
Si no se consideran estas preocupaciones más amplias sobre el desarrollo, las medidas de adaptación pueden promover a veces una ‘mala adaptación’. Por ejemplo, si las olas de calor en las grandes ciudades se vuelven más frecuentes y extremas, la adaptación podría implicar usar más aire acondicionado y ventiladores, que son intensivos en energía, contribuyendo a las causas raíz del cambio climático. En cambio, un diseño apropiado de edificios y materiales, incluyendo técnicas de ventilación naturales, pueden ser más baratas y flexibles.

C02-graphic 2
Figure 3. Carbon capture and storage (CCS)

Creando un futuro

Los escenarios de clima y emisiones se basan en modelos. La gran cantidad de datos por la observación de la Tierra se recopilan para ayudar continuamente a depurar y calibrar los modelos de cambio climático, pero nuestro procesamiento limitado y habilidades de análisis significan que la incertidumbre continúa. Adicionalmente, intereses creados a veces se aprovechan de debates saludables en el marco de la ciencia del cambio climático para socavar los esfuerzos en mitigación y adaptación. Poner el cambio climático en contextos más amplios de desarrollo puede ayudar a superar ambas barreras de acción.

El Sexto Informe de Evaluación del IPCC está a punto de iniciar, con un presidente recientemente elegido, y reportes relevantes serán posiblemente liberados para el 2022. A pesar de que los procesos del IPCC siguen viendo el cambio climático como una disciplina científica independiente, muchas otras iniciativas investigan documentando áreas que se traslapan con preocupaciones más amplias [28].

Estas publicaciones podrían utilizarse para mover la ciencia del cambio climático y las políticas hacia un contexto más amplio. Este es un desafío y una oportunidad para el informe de la Sexta Evaluación y el nuevo líder del IPCC. Una manera sólida de ser más interdisciplinarios podría ser al añadir un mecanismo para incorporar conocimiento local, indígena y tradicional sobre los impactos del cambio climático y ofrecer respuestas a los reportes del IPCC.

Sin embargo, el mayor hito inmediato de la política se trata de las negociaciones en la COP 21, que tendrán lugar en París, Francia, este diciembre. El futuro de las acciones intergubernamentales para el cambio climático, dentro o fuera del desarrollo y la reducción de riesgo de desastres, depende de cualquier acuerdo alcanzado en París y su subsecuente ratificación.
En la segunda sección de una entrevista de dos partes, Saleemul Huq, miembro senior del Instituto Internacional para el Ambiente y Desarrollo en el Reino Unido, dialoga con Anita Makri acerca de la intensificación de las ambiciones por la mitgación en la cumbre sobre el clima en París de la ONU –y más allá. Él discute la necesidad de apoyar a países vulnerables a la adaptación, y cómo un país pobre como Bangladesh ya está trabajando en las principales políticas de cambio climático en todos los sectores.

No obstante, muchas iniciativas en ciencia, política y práctica del cambio climático ocurren más allá de la UNFCCC y del IPCC. En setiembre de 2014, la ONU organizó una cumbre sobre el clima en Nueva York, Estados Unidos, donde las organizaciones de sectores públicos, sin fines de lucro y privados prometieron acciones en ocho áreas: agricultura, ciudades, energía, financiamiento, bosques, industria, resiliencia y transporte [29]. Hizo énfasis en cuánto puede suceder más allá de la ONU y del IPCC para hacer frente de modo conjunto con acciones para el cambio climático y el desarrollo que ayuden al día a día de las personas.

Ilan Kelman trabaja en riesgo, resiliencia y salud global en el Instituto para la Reducción del Riesgo y Desastre y el Instituto para la Salud Global, en el University College en Londres, Reino Unido. Puede ser contactado mediante http://www.ilankelman.org/contact.html y a través de Twitter @IlanKelman

La versión original de esta historia se publicó en la edición global de SciDev.Net y forma parte del Especial Acción conjunta por el cambio climático.


 
Glosario
Adaptación al cambio climático El proceso de ajuste al cambio climático al reducir los impactos dañinos (por ejemplo, al quitar infraestructura de terrenos inundables) y mejorar cualquier beneficio (al cambiar cultivos que prefieran el nuevo clima que incluiría una estación de crecimiento diferente). La adaptación puede ser técnica, tal como un control de clima mejorado en las edificaciones; social, tal como aceptar ropa de trabajo acorde con el rango de temperaturas; o una combinación, tal como promover un control de clima interno pero activándolo solamente durante frío o calor extremos.
Cambio climático De acuerdo con la definición científica dada por el IPCC, el cambio climático es un cambio en las propiedades o parámetros del clima de la Tierra, medido estadísticamente y atribuido a cualquier fuente, natural o humana. La definición poítica, dada por la UNFCCC, es la misma pero atribuye el cambio solo a actividades humanas.
Captura y almacenamiento de carbon (CAC) Un proceso para atrapar y almacenar las emisiones de dióxido de carbono, también conocido como secuestro. Las ubicaciones sugeridas para el almacenamiento son a menudo bajo tierra, en la profundidad de las montañas o bajo el suelo oceánico. El almacenamiento en el océano ya no es aceptable porque podría contribuir a la acidificación de sus aguas. El dióxido de carbono se almacenacenaría como un gas, como un fluido supercrítico (ni gas ni líquido) o de forma mineral. La absorción biológica, tal como se presenta a medida que crecen los árboles, es en teoría CAC, pero el término usualmente hace referencia a procesos no biológicos.
Conferencia de las Partes (COP) Es el cuerpo de toma de decisiones para la UNFCCC que se ha reunido casi todos los años desde 1995. Sus miembros son principalmente estados que son parte de la UNFCCC y negocian acuerdos sobre adaptación y mitigación del cambio climático, tal como el Protocolo de Kyoto.
Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) Un importante tratado internacional sobre cambio climático firmado en 1992, que entró en vigor en 1994. En la actualidad, hay 196 miembros de la Convención que comprenden principalmente los estados soberanos, pero también la Unión Europea y territorios autónomos, incluyendo las Islas Cook. Palestina y la Santa Sede son observadores.
Desastre Una situación en la que el peligro se combina con la vulnerabilidad, causando daños que las personas no pueden manejar sin apoyo externo. La escala de la situación puede ser local, nacional o internacional.
Gases de efecto invernadero Gases atmosféricos que pueden conducir al calentamiento global al permitir que la radiación del sol llegue a la Tierra, pero absorbiendo las longitudes de onda más largas que de otro modo se reflejarían desde la superficie de la Tierra, de tal modo que atrapen el calor en la atmósfera. Los principales gases de efecto invernadero enumerados por el IPCC incluyen dióxido de carbono, óxido nitroso, metano y ozono. Otros mencionados por el IPCC son halocarbonos y moléculas relacionadas, hexafluoruro de azufre, hidrofluorocarbonos y perfluorocarbonos.
Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) Un panel de la ONU para los gobiernos miembros que evalúa el estado de la ciencia del cambio climático. Los informes son acordados por los gobiernos miembros, produciendo un consenso gubernamental sobre el conocimiento del cambio climático.
Marco de Acción de Hyogo Un acuerdo voluntario coordinado por la UNISDR (Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres) y firmado en 2005 con el lema ‘Construyendo la resiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastres’. Fue el principal acuerdo internacional para la reducción del riesgo de desastres hasta que expiró en el 2015.
Marco de la Reducción del Riesgo de Desastres de Sendai Un acuerdo voluntario coordinado por la UNISDR (Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres) y en funcionamiento desde 2015 hasta 2030, en reemplazo del Marco de Acción de Hyogo.
Mitigación del cambio climático El proceso de reducir las emisiones de cambio climático disminuyendo el uso de combustibles fósiles, ayudando a que los bosques retengan más carbono, o incluso capturando y almacenando carbono. La mitigación puede ser técnica, cuando se desarrollan y usan vehículos con uso más eficiente del combustible; social, tal como viajar menos; o una combinación, tal como promover el acceso a internet y aceptar videoconferencias en lugar de encuentros cara a cara.
Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) Ocho objetivos con metas e indicadores fundamentalmente cuantitativos que aplican desde el año 2000 hasta el 2015, y que cubren pobreza, educación primaria, igualdad de género, mortalidad infantil, salud materna, enfermedades infecciosas, sostenibilidad del medio ambiente y asociaciones para el desarrollo.
Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) Como sucesores de los ODM, los 17 ODS se ejecutan desde el 2015 al 2030, tienen 169 metas y 304 indicadores provisionales que se dirigen a los aspectos ambientales, sociales y económicos del desarrollo.
Protocolo de Kyoto El acuerdo internacional ligado a la UNFCCC y jurídicamente vinculante para establecer algunos límites a las emisiones de gases de efecto invernadero. El Protocolo de Kyoto fue adoptado en 1997, pero no entró en vigor hasta el año 2005 cuando suficientes países lo ratificaron. Muchos de los países más ricos se comprometieron a la reducción de gases de efecto invernadero desde el 2008 al 2012 con otro período de compromiso desde el 2013 al 2020.
Reducción de Emisiones de Carbono causadas por la Deforestación y la Degradación de los Bosques (REDD) Un mecanismo para proteger los bosques contra la tala y para sembrar árboles en lugares donde ya se han arruinado los bosques.
Reducción del riesgo de desastres Políticas y acciones que apuntan a las causas raíz de los desastres, para reducir daños actuales y potenciales. La reducción del riesgo de desastre puede: atacar una amenaza, por ejemplo al construir murallas fuera de un pueblo para repeler avalanchas; enfocarse en vulnerabilidad, por ejemplo al darle a niños y niñas igual acceso a la educación; o enfocarse tanto en amenaza como vulnerabilidad, por ejemplo al ayudarle a una comunidad a seleccionar su propio proceso de planificación para nuevos desarrollos.

Referencias

[1] Sendai framework for disaster risk reduction 2015-2030 (UNISDR, 2015)
[2] https://sustainabledevelopment.un.org [Insert formal citation when they are published.]
[3] Jessica Mercer Disaster risk reduction or climate change adaptation: Are we reinventing the wheel? (Journal of International Development, 2010)
[4] Karen McNamara and Chris Gibson ‘We do not want to leave our land’: Pacific ambassadors at the United Nations resist the category of ‘climate refugees’ (Geoforum, 2009)
[5] IIan Kelman Difficult decisions: migration from small island developing states under climate change (Earth’s Future, 2015)
[6] Roger McLean and Paul Kench Destruction or persistence of coral atoll islands in the face of 20th and 21st century sea‐level rise? (Climate Change, 2015)
[7] John Tyndall The Bakerian Lecture: on the absorption and radiation of heat by gases and vapours, and on the physical connexion of radiation, absorption, and conduction (Philosophical Transactions of the Royal Society of London, 1861)
[8] Study of Critical Environmental Problems Man’s impact on the global environment (Massachusetts Institute of Technology Press, 1970)
[9] Study of Man’s Impact on Climate Inadvertent climate modification (Massachusetts Institute of Technology Press, 1971)
[10] Klaus Beltzner Living with climatic change: proceedings from the Toronto conference workshop, 17-22 November 1975 (Science Council of Canada, 1976)
[11] Edwin Keitz and Dorothy Berks Living with climatic change phase II: a summary report from a symposium and workshop held by the MITRE Corporation, McLean, Virginia, 9-11 November 1976 (Mitre Corporation, 1977)
[12] Adam C. Martiny and others Strong latitudinal patterns in the elemental ratios of marine plankton and organic matter (Nature Geoscience, 2013)
[13] Thomas Knutson and others Tropical cyclones and climate change (Nature Geoscience, 2010)
[14] Matthias Zahn and Hans von Storch Decreased frequency of North Atlantic polar lows associated with future climate warming (Nature, 2010)
[15] Fifth assessment report (Intergovernmental Panel on Climate Change, 2013-14)
[16] Hanha Dang and others Synergy of adaptation and mitigation strategies in the context of sustainable development: the case of Vietnam (Climate Policy, 2003)
[17] Sally Kane and Jason Shogren Linking adaptation and mitigation in climate change policy (Climatic Change, 2000)
[18] Evan Mills Synergisms between climate change mitigation and adaptation: an insurance perspective (Mitigation and Adaptation Strategies for Global Change, 2007)
[19] A. Nyong and others The value of indigenous knowledge in climate change mitigation and adaptation strategies in the African Sahel (Mitigation and Adaptation Strategies for Global Change, 2007)
[20] Jaboury Ghazoul and others REDD: a reckoning of environment and development implications (Trends in Ecology & Evolution, 2010)
[21] World Commission on Dams Dams and development: a new framework for decision-making (Earthscan, 2000)
[22] David Etkin Risk transference and related trends: driving forces towards more mega-disasters (Environmental Hazards, 1999)
[23] Vietnam — 2009 — Typhoons Ketsana and Mirinae (Sheltercasestudies.org, accessed 17 September 2015)
[24] Max Martin A tale of two rivers (Kalvi Kendra, 2011) [link to PDF]
[25] Jonathan Pugh Speaking without voice: participatory planning, acknowledgment, and latent subjectivity in Barbados (Annals of the Association of American Geographers, 2013)
[26] Managing coastal erosion in the Seychelles (YouTube, video published 11 April 2013)
[27] Matthew Boot-Handford and others Carbon capture and storage update (Energy & Environmental Science, 2014)
[28] Jeff Waage and Chris Yap (eds.) Thinking beyond sectors for sustainable development (Ubiquity Press, 2015)
 
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.