Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Prueba con maíz transgénico provoca debate en México

Shares

[CIUDAD DE MÉXICO] México ha autorizado por primera vez un experimento a campo abierto de maíz genéticamente modificado (GM) que pone al cultivo a un paso de ser comercializado, lo que ha desatado un debate sobre los efectos en la biodiversidad del maíz en el país, el más importante centro de origen del grano.

Aunque México ya produce a nivel comercial algunos cultivos GM como el algodón, el caso del maíz transgénico es controversial, porque el país alberga miles de variedades de maíz que se originaron únicamente allí.

La multinacional Monsanto probará una variedad de maíz resistente al herbicida glifosato, en un terreno de menos de una hectárea en el norte de México, antes de que pueda comercializar los cultivos GM. A diferencia de los ensayos experimentales, los proyectos piloto como este no requieren medidas de contención para evitar la propagación de los cultivos GM.

La Secretaría de Agricultura de México (Sagarpa), dijo que el proyecto, aprobado el mes pasado (8 de marzo), se realizará "siguiendo las más estrictas medidas de bioseguridad para garantizar la prevención de la dispersión involuntaria de polen del maíz GM".

Pero Elena Álvarez-Buylla, presidenta de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), dijo que "esto abre la puerta a la contaminación de especies nativas en el más importante centro de origen [del maíz] en el mundo entero".

La UCCS declaró el mes pasado (25 de marzo) que la coexistencia de transgénicos y las variedades no transgénicas en los campos —que puede ocurrir si la aprobación comercial se da— podría contaminar las variedades únicas que no han sido genéticamente modificadas.

"Hay tecnologías alternativas a los cultivos GM para abordar la escasez de maíz y la pérdida de cosechas debido a fenómenos climáticos. Los [cultivos] GM no son más resistentes a sequías y plagas, y amenazan la soberanía alimentaria", dice la declaración, refiriéndose a las empresas multinacionales propietarias de tecnologías de modificación genética.

Los cultivos transgénicos estuvieron prohibidos en México hasta 2005, pero desde entonces el gobierno ha otorgado 67 permisos para maíz transgénico que se cultiva experimentalmente en más de 70 hectáreas. Este sería el primer paso que podría conducir a la comercialización si tiene éxito.

En el Tercer Congreso Mexicano de Ecología, celebrado este mes (3 a 7 abril) en Veracruz, los científicos se mostraron cautelosos sobre el cultivo de maíz genéticamente modificado.

Andrew Stephenson, profesor de ecología en la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos, dijo que los efectos indirectos de la mezcla de variedades modificadas genéticamente y no modificadas son en gran parte desconocidos, especialmente en las complejas condiciones ambientales de México.

Y Mauricio Quesada, del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Universidad Nacional, dijo que México debe dar prioridad a la investigación sobre la diversidad natural de los cultivos locales en lugar de "saltar" a los organismos GM.

Sin embargo, Luis Herrera Estrella, director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, dijo se debe confiar en el marco jurídico de bioseguridad del país.

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.