Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

Biotecnología necesita a políticos y agricultores
  • Biotecnología necesita a políticos y agricultores

Crédito de la imagen: ILRI/Charlie Pye-Smith

De un vistazo

  • Informe FAO describe 19 estudios de caso de ayuda biotecnológica a agricultura de pequeña escala

  • Orientación política e inclusión de agricultores en decisiones de investigación parece ser crucial

  • Pero los impactos precisos de muchas innovaciones siguen sin estar claros

Shares
La voluntad política y la participación de los agricultores son cruciales para la investigación e innovación en biotecnologías que podrían reducir la pobreza en las áreas rurales de los países en desarrollo, dice el editor de un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO).
 
El informe ‘Funciona la biotecnología para los pequeños agricultores’, publicado el 29 de octubre, describe 19 ejemplos de estudios realizados en el mundo en desarrollo donde se está usando la biotecnología para mejorar los rendimientos y bajar los costos de producción en fincas de cultivo, ganaderas y pesqueras de pequeña escala.
 
Andrea Sonnino, jefe de la Unidad de Investigación y Extensión de la FAO y uno de los editores del informe, señala a SciDev.Net que la determinación política para dirigir los esfuerzos biotecnológicos, incluyendo la investigación y la innovación para ayudar a los pequeños agricultores es crucial. Pero, añade, también lo es la participación de los agricultores.
 
“Esta publicación proporciona evidencia de que, cuando existe el compromiso político y la voluntad de aplicar la investigación y la extensión directa para satisfacer las necesidades de los pequeños agricultores, y cuando hay plena participación de estos, se pueden lograr importantes resultados”, precisa. Incluir a los agricultores en los proyectos de innovación desde el inicio ayuda a garantizar su éxito, remarca Sonnino.
 
“Al incluírseles, participan en la selección de los objetivos y en el desarrollo de las actividades de investigación e innovación”, indica. “Esto trae como resultado una innovación que es dirigida hacia las verdaderas necesidades de los pequeños productores, con un proceso de adopción que es mucho más rápido debido a la apropiación de parte de los agricultores”, afirma.

Cuando existe el compromiso político y la voluntad de aplicar la investigación y extensión directa para satisfacer las necesidades de los pequeños agricultores, y cuando hay plena participación de estos, se pueden lograr importantes resultados”.

Andrea Sonnino, FAO


El informe destaca que los nuevos productos y procesos agrícolas con base científica ofrecen vías para ayudar a eliminar el hambre y la desnutrición, pero la necesidad de que se reconozca el papel de la producción de los pequeños productores y de mejorar las vidas de las personas “es ahora más urgente que nunca”.
 
Sonnino comenta a SciDev.Net que “en los países en desarrollo, la mayor producción de alimentos proviene de parcelas pequeñas o medianas: la finca familiar. Por lo tanto, para satisfacer la demanda creciente de alimentos, necesitamos enfocarnos en los pequeños agricultores”.
 
Los ejemplos citados en el informe son de Argentina, Bangladesh, Brasil, Camerún, China, Colombia, Cuba, Ghana, India, Nigeria, Sudáfrica, Sri Lanka, Tanzania y Tailandia.
 
Se trata de varias aplicaciones biotecnológicas de pequeña escala, aunque los proyectos que incluían organismos genéticamente modificados fueron excluidos para evitar que el debate sobre este controvertido tema distrajera la atención de otras biotecnologías valiosas, explica Sonnino.
 
El informe describe tecnologías basadas en ADN, como la selección asistida por marcadores, que usa marcadores genéticos para seleccionar variedades de cultivos o animales con características particulares para mejoramiento, y la reacción en cadena de la polimerasa, una técnica que se usó el año pasado para detectar el brote de una enfermedad viral en las cabras y ovejas de Camerún.
 
Sin embargo, la evidencia de los impactos económicos, sanitarios y ambientales —si bien obvios en unos pocos estudios— fue escasa en la mayoría de casos. Asimismo, faltó información sobre el número de agricultores que participan en las innovaciones, advierte el informe.
 
Se encontró que las biotecnologías que muestran los mayores impactos y adopciones tenían un sólido apoyo a través de políticas gubernamentales nacionales y estatales, y también estaban respaldadas por financiamiento internacional.
 
Al respecto, se incluyeron ejemplos del desarrollo en la India de híbridos mejorados de mijo perla que aumentaron en US$13.5 millones los ingresos de los agricultores en dos estados en 2011, y de un arroz tolerante a inundaciones que fue usado por tres millones de agricultores en 2012. Ambos fueron apoyados por programas gubernamentales destinados al mejoramiento de cultivos, alivio de la pobreza y cambio climático, y fueron financiados por entidades como el Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional y la Fundación Bill & Melinda Gates, señala el informe.
 
La FAO está pidiendo compromisos políticos para mejorar la productividad de los pequeños agricultores e inversiones internacionales en ciencia y tecnología para fortalecer las instituciones débiles y las competencias en el campo de la biotecnología.
 
“Para ayudar a que un mayor número de pequeños productores se beneficien de la biotecnología, necesitamos invertir más en bienes públicos, investigación e innovación, servicios de extensión y asistencia técnica a los agricultores”, puntualiza Sonnino a SciDev.Net.
 
“Se ha demostrado que los retornos en este tipo de inversión son mucho más altos que los de la inversión en otros sectores”, añade.
 
Joanna Chataway, codirectora del Instituto Innogen, un centro de investigación del Reino Unido que estudia el impacto económico y social de la innovación genómica, expresa a SciDev.Net que “esta investigación es una contribución más a los importantes estudios que indican que las biotecnologías tienen impactos positivos para los pequeños agricultores. Los estudios de caso brindan perspectivas sobre las barreras y las oportunidades técnicas, institucionales y operativas que se pueden superar y explotar mejor”.
 
Enlace al informe de la FAO (en inglés)
 
La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net
Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.