Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Panel de biodiversidad global celebra primera plenaria

La Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES por sus siglas en inglés) celebró su primera reunión plenaria la semana pasada (21 al 26 de enero), durante la cual se nombró al panel científico que asesorará sobre las últimas investigaciones y la información clave.

El IPBES fue creado en abril de 2012como una entidad intergubernamental independiente, diseñada al estilo del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), para evaluar el estado de la biodiversidad y los ecosistemas del planeta. Sus miembros se reunieron en Bonn, Alemania, en un encuentro considerado como su primera sesión plenaria. 

DE UN VISTAZO

  • Delegados anuncian panel de biodiversidad ‘dinámico y trabajador’
  • En primera sesión plenaria se nombró a presidente y panel de asesoramiento científico
  • Presupuesto de US$3.1 millones para 2013, con enfoque central en restauración de ecosistemas

Achim Steiner, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), dijo en la reunión que “la formulación de políticas basadas en evidencias requieren de más datos confiables sobre el estado del ambiente”, y que “mejorar el acceso a la información es esencial”.

Señaló que la tarea de los delegados era “poner en marcha las funciones administrativas, de personal y liderazgo —los detalles esenciales si se quiere— que garanticen que el IPBES sea una plataforma dinámica, que trabaje bien, eficiente, eficaz y respetada”.

Zakri Abdul Hamid, asesor científico del Primer Ministro Najib Razak de Malasia, fue nombrado por los delegados como el primer presidente de IPBES.

La presidencia se alternará cada tres años entre los países desarrollados y en desarrollo, y Robert Watson, ex presidente del IPCC y profesor de ciencias ambientales de la Universidad de East Anglia, Reino Unido, la asumirá después de Zakri.

No obstante, hubo arduas negociaciones sobre la candidatura de los 25 miembros del panel de asesoramiento científico, conocido como el Panel Multidisciplinario de Expertos (MEP por sus siglas en inglés), que informará a la Mesa del IPBES.

Cinco expertos de cada una de las regiones de la ONU fueron seleccionados para integrar el MEP, en principio por un periodo de dos años. Pero los delegados indicaron que el grupo de candidatos presentados por los gobiernos no fue tan amplio como se esperaba y que las nominaciones estuvieron sesgadas hacia ciertas regiones.

Por ejemplo, los países occidentales tuvieron 32 candidatos compitiendo por solo cinco asientos en el MEP, mientras que otras regiones tuvieron dificultades para encontrar suficientes candidatos y así completar su asignación regional.

Anne Larigauderie, directora ejecutiva del programa DIVERSITAS de investigación en biodiversidad con sede en París, y jefa de la delegación del Consejo Internacional de Ciencias (ICSU por sus siglas en inglés) ante el IPBES, señala a SciDev.Net que a la comunidad científica también le preocupa el balance de las disciplinas.

El MEP incluye varios economistas pero ciertos científicos, como los científicos conductuales, no están bien representados, comenta Larigauderie. “Los países y las partes interesadas son conscientes de este problema”, añade. “Tendrá que ponerse en marcha un mecanismo que asegure un equilibrio adecuado”.

“Hubo demasiado énfasis en la composición regional en lugar de asegurar que el panel fuera multidisciplinario”, dijo Anantha Kumar Duraiappah, director ejecutivo del Programa Internacional Dimensiones Humanas (IHDP por sus siglas en inglés) de la Universidad de la ONU, en Bonn.

Sin embargo, “el panel en sí mismo no será el que realice el trabajo científico en sí mismo”, aclara, pero usará sus conocimientos y contactos para “movilizar a la gente y atraerla”.

Aunque los temas específicos serán decididos durante la segunda sesión plenaria a realizarse en diciembre, el MEP comenzará a trabajar de inmediato. “Entre las primeras actividades se incluye invitar a nuestros miembros a enviar solicitudes para informes científicos, a las que se les dará prioridad”, dijo Larigauderie.

Las áreas de urgente prioridad incluyen evaluaciones temáticas sobre las consecuencias de la acidificación de los océanos, restauración de ecosistemas, o los Objetivos Aichi de Biodiversidad de la Convención de Diversidad Biológica.

IPBES también cuantificará el daño causado a los ecosistemas que preservan la vida, desde el agotamiento de las napas freáticas y el desarraigo (eliminación) de los manglares, hasta la contaminación del agua y del aire.

Los delegados acordaron un presupuesto de US$3.1 millones para 2013, con compromisos por valor de US$2.54 millones que ya fueron aportados por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y Suiza. Otros países —entre los que se incluye a Chile, China, Corea del Sur, Finlandia, Japón, Noruega, Sudáfrica y Suecia— se comprometieron a aportar fondos a IPBES, pero sin especificar cantidades.