Acercar la ciencia al desarrollo mediante noticias y análisis

  • Decisiones comunitarias hacen más eficiente la pesquería

[BOGOTÁ] Una administración compartida, donde la propia comunidad ha tenido ingerencia en las reglas del juego, podría ser el secreto para que pesquerías de pequeña escala y artesanales sean exitosas, eficientes y, sobre todo, sustentables.

Así lo demuestra un estudio publicado en Nature (5 de enero), que analizó 130 pesquerías de 44 países desarrollados y en vías de desarrollo, en diferentes ecosistemas y sectores pesqueros, con variados niveles de desarrollo y de recursos utilizados, pero cuyo manejo es compartido por la comunidad.

En este sistema de manejo, los pescadores son capaces de autoorganizarse, mantener el recurso pesquero y lograr pesquerías sustentables, según Omar Defeo, de la Universidad de la República, en Uruguay y coautor de la investigación.

Los indicadores medidos por el estudio fueron el fortalecimiento y el potencial de la comunidad, el nivel de explotación de la pesquería, las capturas sostenibles, los beneficios asociados de conservación, y el aumento del bienestar social, de la abundancia del recurso, del precio unitario del recurso y de la captura por unidad de esfuerzo.

“Mostramos que más del 40 por ciento de estas pesquerías co-manejadas mostró signos positivos en seis, siete y ocho de los ocho indicadores de éxito social, económico y ecológico”, dijo a SciDev.Net Nicolás Gutiérrez, de la Universidad de Washington, Estados Unidos, líder de la investigación.

El estudio demuestra que un liderazgo fuerte por parte de los miembros de la comunidad es el atributo más importante para el éxito de la pesquería, así como la decidida colaboración de cada comunitario.

Las cifras hablan por sí solas, continuó Gutiérrez. “El co-manejo basado en la comunidad es una herramienta promisoria para el manejo sostenible y exitoso de los recursos acuáticos, independientemente de las características del sistema social-ecológico”.

Y es además la única opción realista que podría solucionar muchos de los problemas que enfrentan la mayoría de las pesquerías del mundo, como las limitaciones en los recursos económicos y humanos.

Juan Camilo Cárdenas, de la Universidad de los Andes, en Colombia, quien ha realizado experimentos económicos con pescadores en las dos costas colombianas, ha encontrado relaciones similares.

En diálogo con SciDev.Net, Cárdenas señaló que “el autogobierno y los acuerdos no vinculantes entre los pescadores pueden resultar, al menos en el laboratorio experimental, con incentivos monetarios reales, en mejoramientos de los ingresos y del estado del ecosistema mismo. Incluso tenemos experimentos en donde las regulaciones formales y las sanciones monetarias tienen efectos nulos”.

Mil millones de personas dependen del pescado como su principal fuente de proteína y el 25 por ciento del total de proteína animal en el mundo proviene de la pesquería. Sin embargo la tercera parte de la población de peces está sobreexplotada o agotada, según el estudio.

Enlace al estudio en Nature

Referencias

Nature (2011) DOI: doi:10.1038/nature09689

Republicar
Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.